ÚLTIMAS NOTICIAS / PRENSAMÉRICA EN ESPAÑOL

9544391477?profile=RESIZE_710x

POR ROBERTO GONZÁLEZ SHORT

Cabos sueltos...

ANTIAGO CHILE.- Este sábado 11 de septiembre se cumplirán 20 años desde aquél fatídico martes, cuando más de 7.000 millones de personas suspendieron sus actividades cotidianas para ver, interpretar y digerir los ataques perpetrados contra varios edificios gubernamentales de Estados Unidos, según la versión oficial, estos atentados fueron planeados y ejecutados por una agrupación extremista llamada Al Qaeda (La Base), organización terrorista, paramilitar y yihadista.

Tras el reordenamiento mundial que sobrevino después de esos estallidos en suelo estadounidense, miles de leyendas urbanas, teorías de conspiraciones y detenciones sin procesos judiciales por parte de Estados Unidos a nivel mundial fueron tema de nunca acabar, aun así, alejándonos de esos tonos grises y buscando conocer cómo impactaron estos a un diplomático costarricense que ese día estaba en el lugar de los hechos, o sea, en New York City, gestionamos por parte de Prensamérica Internacional© ubicar al cónsul general de Costa Rica en Chile, Eduardo Salgado Retana, quien concedió a nuestra Agencia de Noticias una especial entrevista, nos centraremos a continuación a examinar esos atentados desde el punto de vista de un Testigo presencial de los brutales ataques, con este diplomático no hablaremos de conspiraciones ni cosas ocultas, él nos conversa hoy de cómo lo vivió, cómo afecto en su carrera laboral y en su vida íntima, lo emocional y psicológico. Hoy, 20 años después del infartante episodio para él y millones de personas.

9544395263?profile=RESIZE_710x

Cónsul general de Costa Rica en Chile, Eduardo Salgado Retana, quien concedió a nuestra Agencia de Noticias esta especial entrevista.

LA ENTREVISTA

- Por favor, háblenos sobre los países en que ha estado, ciudades y capitales, y un poco sobre su experiencia internacional.

- En mi caso soy diplomático de carrera de la Cancillería de Costa Rica desde el 1° de mayo del 2001. Mi primer destino fue Nueva York EE.UU. Desde del 2001 al 2005 fui Vicecónsul y posteriormente Cónsul, el segundo país fue Colombia donde fui Cónsul General en 2006, el tercer destino fue India (Nueva Delhi) donde estuve desde 2017 al 2019, y desde esa fecha hasta la actualidad, he sido el Cónsul General y Ministro Consejero de Costa Rica en Chile.

9544396269?profile=RESIZE_710x

EL MUNDO POR TESTIGO.- Así se registró el segundo impacto de este avión con esta Torre, ocurrido esto, ya el mundo sabía que se trataba de un atentado intencional.

- Señor cónsul, ¿nos podría usted explicar y ampliar sobre las circunstancias laborales y profesionales que lo llevaron a estar instalado en la ciudad de Nueva York en 2001?, ¿podría conversarnos sobre su formación profesional académica y derrotero internacional?

- Con mucho gusto, soy abogado y Notario Público de la Universidad de Costa Rica (UCR) y Máster en Derecho Económico de la Universidad Externado de Colombia, y también estoy por terminar la Maestría en Derecho Público de la UCR (la dejé suspendida por mi nombramiento en India). Siendo ya abogado, participé en el concurso público que hizo el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica (MREC) en noviembre del 2000, para ingresar a la carrera diplomática; luego de un proceso de selección de diez duras pruebas académicas en diversas áreas y de unas entrevistas con funcionarios del MREC, me dieron la agradable noticia de que había ingresado a la Carrera del Servicio Exterior, lo cual data oficialmente a partir del 2 de mayo del 2001.

9544407261?profile=RESIZE_710x

EN EL LUGAR.- En esta oficina laboraba el Cónsul de Costa Rica en la ciudad de New York, hoy es un tristemente célebre episodio en la vida de este diplomático centroamericano, quien actualmente es el Cónsul General de su país en Chile.

Así, renuncié al trabajo que tenía como abogado en una empresa estadounidense e inmediatamente empecé a laborar en el Departamento Consular de la Dirección del Servicio Exterior; para mi sorpresa, con tan sólo tres meses, me dijeron que terminaría de cursar mi año de prueba en el exterior, por lo que me ofrecieron las opciones de irme como Cónsul a Chile o como Vicecónsul a Nueva York. Escogí ir a Nueva York, pues ya había vivido en Ohio, EE.UU. con una beca cuando era estudiante de décimo año de colegio (allá por 1990 donde me tocó vivir como estudiante extranjero, los pormenores de la operación Desert Storm de EE.UU. en Kuwait), por lo que no quería experimentar en mi primer año como diplomático en un país al cual no conocía del todo, por lo que me fui a lo seguro y escogí Nueva York; como cosas de la vida, casi 20 años después, se me vuelve a brindar la oportunidad de ir a Chile y aquí estoy, pero esta vez con mucha mayor experiencia y con mi esposa e hija. 9544412686?profile=RESIZE_584x

HUYEN POR SUS VIDAS.- Millones pueden ser las imágenes disponibles para retratar los momentos de terror vividos por estas personas, entre ellas nuestro entrevistado de hoy Eduardo Salgado Retana.

- Por favor, relátenos en primera persona, en palabras propias, ¿cómo fue ese día martes 11 de septiembre de 2001?, desde que usted se levantó, desarróllese hasta que ocurrieron los ataques.

- Era un soleado martes, yo vivía en la ciudad de Nueva York, (NYC) en el borough de Staten Island, justo en St. George (60 Hamilton Avenue), que es la comuna donde atraca el ferry que comunica a Staten Island con Manhattan.  Realizaba ese trayecto cinco días a la semana el cual, cosa que en lo personal disfrutaba mucho, pues ese barco cruza siempre cerca la Estatua de La Libertad en Liberty Island, lo que resultaba muy relajante y distinto; el vivir en Staten Island era muy conveniente para mí, porque el Consulado de Costa Rica estaba ubicado en 80 Wall Street, por lo que lo único que tenía que hacer era caminar desde mi apartamento hasta el muelle, abordar el ferry, atracar en Manhattan (cerca de Battery Park) caminar otras seis cuadras y ya estaba en mi trabajo.

9544413272?profile=RESIZE_710x

DÍA DE MUERTE.- Hoy, tras 20 años de ese fatídico martes 11 de septiembre de 2001, compartimos este relato de vida con nuestros lectores.

El consulado abría a las 10:00 de la mañana, yo estaba programado para tomar el ferry de las 9:30 como siempre, con lo que llegaría unos 8 minutos antes de la hora de entrada; era soltero y vivía sólo para ese entonces. Calculo que eran las 8:55 a.m. cuando estaba en mi habitación terminando de vestirme en el momento en que sonó el teléfono, -cosa que me extrañó mucho pues, nadie acostumbraba a llamarme tan temprano-, el teléfono era de línea fija y estaba en la sala de estar, por lo que tuve que salir de mi dormitorio para contestar. Una vez tomé el teléfono, me exaltó el escuchar la voz de mi madre al otro lado, quien me preguntó angustiadamente: ¿Eduar usted está bien?, a lo que respondí extrañado: -claro que sí, ¿por qué?, ¡no ve que un avión se estrelló en una de las torres gemelas en estos momentos y se está incendiando y hay mucho caos en las calles! Recuerdo que quedé en silencio, tratando de procesar lo que acababa de escuchar -¿cómo, en las torres, ahorita?- fue lo que le contesté cuando salí de mi asombro, sin esperar respuesta, quise comprobar la noticia con mis propios ojos por lo que me dirigí precipitadamente al balcón de mi departamento.

9544426101?profile=RESIZE_710x

DE RODILLAS.- Miles de voluntarios de Bomberos no pudieron dar más ese día, pues el desafío para todos fue superior a cualquier entrenamiento. / MARIO TAMA/GETTY IMAGES

Yo vivía en un noveno piso, por lo que tenía una vista despejada hasta el inicio de la isla de Manhattan, podía ver desde mi balcón la Estatua de La Libertad y detrás de ésta, el World Trade Center del bajo Manhattan. El teléfono que tenía no era inalámbrico, por lo que en mi precisa por corroborar lo que decía mi mamá, estiré el cable a todo lo que pude hasta salir a mi balcón; tiré tanto del teléfono que éste se desconectó del aparato de la base, perdiendo la conexión; fue hasta ese momento en que quedé solo con mis pensamientos, que me di cuenta de la magnitud de lo que sucedía. No lo podía creer…, una inmensa estela de humo negro salía de una de las torres hacia el cielo (desde mi ángulo, para mí, era la torre de la izquierda la que ardía), regresé al interior a enchufar nuevamente el teléfono el cual timbró inmediatamente, pues mi madre había quedado sumamente asustada por lo abrupto de la conclusión de nuestra conversación previa, al mismo tiempo que me apresuraba a encender el televisor -pensé ilusamente-, para ver si algún canal estaba transmitiendo algo del incidente: ¡estaba en todos los canales del cable!, en absolutamente todos (hasta los Cartoons habían quitado para repetir la señal de un noticiero local) con lo que tuve ahora sí, certeza de lo que estaba ocurriendo.

9544486677?profile=RESIZE_710x

HACE 20 AÑOS.- El mundo entero, la prensa global dio cuenta de la horrorosa noticia, el símbolo de la libertad comercial ya no existía...

- ¿Cómo interpretaste ese escenario, cómo te sentiste?

- Tratando de encontrar una explicación lógica a lo que estaba pasando, (pues en ese momento nadie comentaba nada sobre un atentado, sino que se hablaba de un terrible accidente), pensé que se trataba de una avioneta la que había impactado la torre, pues era común ver en el paisaje de Manhattan muchos helicópteros y una que otra avioneta desplazándose sobre la ciudad, jamás pensé que se trataba de un avión jet comercial, ¡eso era inaudito! El televisor lo tenía en la esquina que limita con el balcón, por lo que a simple ojo, podía ver la columna de humo negro saliendo de la torre y con desviar la mirada levemente hacia el televisor, podía ver en detalle lo que sucedía, lo cual se trataba de la torre en llamas en su parte alta, con mucho humo saliendo de su costado; escuchando a los periodistas es que me enteré que se trataba de un avión tipo Boeing, que la destrucción era monumental y que varios bomberos estaban prestando su asistencia en ese preciso momento; los reporteros insistían en que se alejara la gente de la zona de las torres y pedían a todos los que debían desplazarse a esa zona que por favor, por su seguridad y para facilitar las maniobras de rescate, no lo hicieran.

9544488465?profile=RESIZE_710x

DE INFARTO.- Nadie podrá negar que esta imagen sacudió nuestro corazón, sin distingo de nacionalidad, al menos en Occidente y Europa, países amigos.

- ¿Qué miraron sus ojos ese día mientras llegaba el segundo ataque y pasaban los minutos hasta el derrumbe de las Torres Gemelas?

- Sinceramente, me di cuenta que el segundo avión había impactado por los gritos de los periodistas en la televisión, no puedo decir que distinguí el segundo avión estrellarse (aparentemente no tenía el ángulo para verlo) pero lo que sí atestigüe fue cómo en segundos, una segunda columna de humo negro se levantaba hacia el cielo, ahora, lo que había era una enorme mancha negra que se difundía en el cielo azul de esa caliente mañana de verano. Después de unos minutos, y sin quitar la mirada de las torres, terminé de hablar con mi madre luego de hacerle ver que yo no estaba bajo ningún peligro inminente; seguía inmóvil en el balcón, sin poder dar crédito a lo que veían mis ojos, miré hacia abajo y había gente afuera de los edificios a todo lo largo de Avenida Hamilton, todos mirando incrédulos hacia la orilla. Seguí mirando hacia el frente, hacia las torres, ahora una sensación de angustia me abarcaba de ver que no se extinguía el fuego y, por el contrario, los periodistas estaban cada vez más exacerbados con el desarrollo del acontecimiento. Debo confesar que nunca, nunca, preví lo que sucedió a continuación…, la caída de la primera torre, ya que para mí eran demasiado grandes, fuertes y sólidas como para colapsar, pero tristemente sucedió.

Vídeo Cortesía de Antena 3 España

Seguí observando con la mirada fija hacia Manhattan cuando de pronto, una inmensa nube de polvo café empezó muy lentamente a desplazarse de la base de la torre hacia arriba, no distinguí bien qué era eso, por lo que miré la TV para discernir aquello: ¡fue pasmoso darme cuenta de que, lo que estaba atestiguando era cómo la torre se estaba hundiendo lentamente justo en frente de mis ojos! En ese momento recuerdo como si fuera ayer, que mi pensamiento fue ¿cuánta gente está muriendo en estos instantes?, esto es terrible, me sentí infinitamente triste, una tristeza difícil de explicar, me sentí abatido, desconsolado, al punto que una silenciosa lágrima me resbaló por la mejilla mientras seguía absorto ante tan dantesca imagen.

9544598689?profile=RESIZE_710x

Foto Cortesía de: AP PHOTO/FILE/SUZANNE PLUNKETT

- ¿Cómo lograste salir de ese estado emocional?

- Inmediatamente me repuse, y como una corriente eléctrica que me atravesó, sentí mi deber y obligación de apersonarme ante las autoridades locales para ofrecer mi colaboración en lo que pudiera. Así que, decididamente, ¡terminé de alistarme y me dirigí a la estación de Policía de St. George para prestar mi ayuda como diplomático al que lo necesitara, -al menos como traductor- pensé! La estación de Policía quedaba a unos 250 metros del puerto del Ferry, justo al frente de la calle principal, cuando llegué, rápidamente me identifiqué con el primer oficial que encontré, quien dijo que estaba bien, que me quedara ahí en el lobby por si sucedía algo y si necesitaban a alguien que tradujera de español a inglés les sería útil. El ambiente en la comisaría era caótico, policías corrían de un lado para otro, bomberos llegaban de todas direcciones, ambulancias se desplazaban frenéticamente hacia el puerto; frente a la estación de Policía, vi cómo automóviles llegaban a toda velocidad y frenaban abruptamente, de ellos salían policías de civil terminando de ajustarse las fundas de sus armas al pecho, al mismo tiempo que trataban de colocarse el saco; en otro sector de la calle, habían maestras tratando de consolar a varios niños de escasos 5 años de edad que lloraban asustados por el ambiente caótico de gritos, sirenas, chillidos de llantas, voces en altoparlantes, en fin, una locura total.

9544502453?profile=RESIZE_710x

«CAYÓ A MIS ESPALDAS Y NO ME DI CUENTA»

Pasaron algunos minutos en exactamente la misma condición de descontrol y caos, cuando distinguí en el extremo del muelle, gente bajando de pequeñas embarcaciones, estas personas estaban todas cubiertas desde el cabello hasta los zapatos de ceniza blanca: ¡eran los primeros evacuados que rescataban desde Manhattan!, algunos de ellos tenían sangre seca pegada a sus trajes. Mientras tanto, traté de llamar a mis colegas del Consulado, pero no tenía seña mi celular, me sentí abrumado, terriblemente angustiado por no poder ser más útil en esos instantes, los gritos y las sirenas nunca paraban, la confusión era total y sentía como mis fuerzas simplemente me estaban abandonando, para ese entonces ya se gritaba en la comisaría que se trataba de un ataque hacia Estados Unidos. Recuerdo con toda claridad, que un oficial se salió a fumar un cigarro mientras veía junto a mí, el caótico paisaje de la gente corriendo por todo lado y cómo atendían a los que iban llegando de Manhattan, ese policía me hizo un breve comentario mientras aspiraba su cigarro mirando hacia las torres: «Quien quiera que haya hecho esto lo va a pagar muy caro, esto es como Pearl Harbor». Consideré que no estaba prestando ninguna ayuda y que probablemente yo era el que iba a terminar requiriendo asistencia médica, pues me sentía descompuesto del estómago, además debía llamar a mis compañeros de oficina desde una línea fija para saber cómo estaban, por lo que me dirigí hacia el mismo oficial con el que hablé al inicio y le expliqué que vivía a la vuelta de la cuadra y le dije que si me necesitaban para algo, que me llamaran y le anoté mi número móvil por detrás de mi tarjeta de presentación.

De esta forma, sintiéndome mal físicamente y preocupado, inicié el regreso a mi departamento, durante ese trayecto para mí todo fue igual, es decir, gente en las aceras de los edificios y vehículos pasando con sirenas a toda velocidad, no obstante, algo enorme había sucedido. Cuando llegué a mi edificio e ingresé al apartamento, lo primero que hice fue prender las noticias, fue hasta ese entonces que me enteré de que había colapsado la segunda torre, lo cual sucedió mientras caminaba y no me percaté de ello; sin embargo, pensando con detenimiento, recuerdo que alguno que otro vecino en ese momento gritaron un nuevo: ¡Oh my Gosh!, asumo que iba demasiado aturdido y conmocionado como para permitir que esas exclamaciones me sacaran de mi mundo, en otras palabras, la segunda torre se derrumbó a mis espaldas y no me di cuenta de ello.

9544504892?profile=RESIZE_584x

LA CAÍDA.- Así se registró la caída del gran edificio, había que alejarde lo más rápidamente posible del lugar. 

EL PRIMER CONTACTO

Seguidamente, lo que se me ocurrió fue llamar a Capital, a mis superiores del Departamento Consular del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, para reportarme y para pedir instrucciones sobre cómo proceder, cuando lo hice, estaban sumamente contentos de escucharme, pues me explicaron que no habían tenido éxito llamando a todos los demás compañeros del Consulado y que yo era el primero con el cual habían tenido contacto. Sobre mis compañeros, todos ellos venían desde New Jersey, por lo que nadie sabía dónde estaban en el momento en que se dirigían al Consulado, posteriormente supimos que estaban bien pero no lograron llegar más abajo de Canal Street, pues habían cerrado el acceso a la ciudad y los habían sacado de los metros con órdenes de regresar de donde vinieran. Las indicaciones recibidas de parte del Jefe de Consular, fue que me quedara dentro de mi apartamento y que estuviera pendiente del teléfono, pues necesitaban que me convirtiera en punto de contacto y medio de comunicación de los acontecimientos, ya que las líneas celulares estaban caídas y de momento sólo mi número de habitación era lo que permitía la comunicación con San José, sobre todo lo volátil e incierto que estaba pasando en N.Y. Lamentablemente como a la hora, se cayó también el sistema telefónico de línea fija. 

- ¿Presintió o temió usted esa mañana que iba a morir?

- Sinceramente en la mañana no, pero en la noche si, de hecho, esa noche pasé en vela no pude dormir nada. Como ya comenté, en determinado momento, ya no teníamos comunicación telefónica de ningún tipo con San José Costa Rica, lo que se sabía gracias a las noticias de televisión, era que se trataba de un ataque terrorista en suelo estadounidense, porque ya había sucedido el ataque al Pentágono y ya se sabía del avión que se había estrellado en Pennsylvania; para seguir informado lo que quedaba era estar pegado al televisor dándose cuenta del avance de los acontecimientos a la vez que esperaba a ver en qué momento, volvían a funcionar los teléfonos. Recuerdo que me impactó el hecho de que, en cuestión de pocas horas, había dos soldados de la Marina de EE.UU. en todos y cada uno de los edificios a los que tenía alcance mi vista desde el balcón. Eran marines que no sé de dónde llegaron, pero fue impresionante ver cómo en momentos, estaban dos por edificio, uno en la azotea con un tremendo rifle de francotirador y otro en el primer piso, en el lobby de los edificios, también con un arma automática, aunque distinta a la que portaban los que estaban en los techos de los edificios. Y así transcurrió durante todo el día y la noche, resguardados (o controlados) por esos dos soldados por edificio, además, durante la tarde, escuché por primera vez en mi vida el rugir de un F-16 (o algún avión de forma similar, no puedo precisar qué tipo de Caza de combate era) pero fue impresionante escuchar el estruendo que hacían, tanto así que pensé que estaban volando a muy baja altura, pero al salir al balcón para verlos, me percaté que estaban altísimo, apenas si se les distinguía su figura, volaban de dos en dos.

Esta zozobra de no saber qué es lo que está pasando, de ver presencia militar en tu propio edificio y en todos los demás edificios de tu vecindario, de saber que habían cerrado el espacio aéreo de EE.UU. y aun así escuchar aviones de guerra desplazándose con cierta regularidad, hizo que no pudiera conciliar el sueño durante esa noche del 11 de setiembre, creo que el nivel de ansiedad y estrés era tal que no lo permitía, además que los noticieros no descartaban de anunciar que se podía dar un ataque aéreo en cualquier momento, por lo que cuando escuchaba un avión en la noche, no sabía si era amigo o enemigo, por lo que la sensación de que arrojarían bombas desde el cielo fue lo que me hizo temer por mi vida durante ese momento tan trágico, de verdad que fue una noche espantosa. Obviamente después de eso, la ciudad de Manhattan estuvo cerrada creo desde que calle 32 hasta Battery Park, además el servicio del Ferry se descontinuó, así como el metro, también los accesos por las autopistas del puente Washington y el Túnel Lincoln estuvieron cerrados por varios días; los integrantes del Consulado conseguimos llegar al edificio del Consulado (80 Wall St.) el día viernes 14 de septiembre o sábado 15 (no preciso exactamente), y aprovechamos para ver de primera mano el ‘ground zero’, el lugar donde a escasos días el WTC existía, y de donde aún salía humo de entre los escombros, además de un olor muy particular a mortandad (el olor era una mezcla entre caucho quemado y pescado podrido), ya las telecomunicaciones se habían restablecido y empezamos a tener reportes de la comunidad costarricense, donde algunos se acercaron para detallar sus experiencias. A pesar de tantas muertes, no hubo ningún costarricenses que pereciera en las Torres ese día, lo más que se nos reportó fue el lamentable fallecimiento un estadounidense hijo de una señora costarricense, recuerdo que mi colega el Cónsul Luis Gerardo Ramos fue en representación del Consulado y el Gobierno de Costa Rica al funeral del señor, el cual fue en Brooklyn, N.Y.

 

UNA GRAN LECCIÓN

- A título personal, ¿qué enseñanza le deja a usted esta dura experiencia de haber sobrevivido de un ataque de esta envergadura?

- Creo que el comprender que nada es para siempre, me refiero a ver las torres tan majestuosas e imponentes un día y al día siguiente verlas caer y quedar en escombros humeantes, por lo que considero que se debe de valorar lo que tenemos día a día y no dar las cosas por sentado.

Es la primera vez que tengo la oportunidad de expresar mi vivencia ante un medio de comunicación y creo que lo valioso del momento, fue ver cómo la humanidad es resiliente y solidaria, recuerdo que al día siguiente, el 12 de septiembre, habían filas de unos 200 metros de personas apuntándose en centros improvisados en el muelle para ir a levantar escombros y ordenar alimentos y ropa (recuerdo incluso que posteriormente dijeron a la teleaudiencia que dejaran de mandar alimentos, pues ese no era el caso, y más bien estaba complicando las tareas que se tenían que hacer, ya que la ayuda que se necesitaba era de personal calificado en trabajos de construcción básicamente), yo hice la fila, pero al llegar a registrarme como voluntario, no me quisieron inscribir, porque lamentablemente no tenía destrezas en construcción ni en ramas de medicina, por lo que comprendí que no calificaba para la ayuda que se necesitaba en ese entonces.

9544524700?profile=RESIZE_710x

LOS AÑOS PASARON.- Aquí vemos al joven Cónsul de Costa Rica en New York en esos años, Eduardo Salgado Retana, acompañados de militares de EE.UU. tras los ataques. 

TODOS EN ALERTA

- ¿Psicológicamente, cómo manejó usted durante los ataques y en los días o semanas siguientes su estrés, entró en algún estado de ansiedad que le impidiera seguir trabajando con normalidad? 

- Tenía alguna depresión, sólo que en aquellos tiempos no se hablaba de depresión tan fácilmente como ahora, recuerdo que los días posteriores al ataque, estaba con una tristeza o melancolía extraña, creo que contribuyó mucho a ese estado el que los medios de comunicación transmitían noticias de los avances de las pesquisas sobre los perpetradores de los ataques, así como los planes de respuesta militar que EE.UU. daría, lo cual favorecía a aumentar ese estado de inseguridad, se vivía con mucha ansiedad en general; en los servicios de transporte público, como el metro, habían soldados con perros adiestrados para detectar bombas.

En lo personal me era difícil ver cómo había cambiado la normalidad de la ciudad, ahora habían soldados con perros a lo largo de Manhattan cada 200 metros, habían tanquetas (o ‘Guanacos’ como le dicen en Chile) en las calles alrededor de la Zona Cero, en los servicios del Ferry ahora era normal ver de vez en cuando, una lancha rápida con dos soldados escoltando el Ferry, uno iba sentado piloteando y el otro de pie empuñando una enorme ametralladora calibre M60 apoyada en un trípode en la punta de la lancha; se repartían volantes de la Cruz Roja de N.Y. ofreciendo servicios de apoyo para los que estuvieran estresados o hubieran sufrido una pérdida durante los ataques, paramédicos regalaban mascarillas (como las N95 de ahora) a los transeúntes de las calles de Bajo Manhattan, pues se decía que había asbestos en el ambiente producto del colapso de las torres y de otros edificios contiguos que por seguridad, debieron de ser derribados también. Todo lo anterior creaba un ambiente pesado el cual se debió de combinar con la atención al público costarricense en el Consulado, quienes, precisamente por temor a lo que pudiera suceder, buscaban ahora contar con sus documentos de viaje listos ,tales como su pasaporte, cédula o salvoconducto, por si tenían que regresar de forma repentina al país. Fueron días tensos y cansados física como emocionalmente. 9544530255?profile=RESIZE_710x

VOLVIENDO A CASA

- ¿Cuándo dejó de ser cónsul en Nueva York?

- Terminé mi nombramiento en mayo del 2005, regresé con mi esposa Gabriela Barquero a Costa Rica, (costarricense, nos casamos en 2003 y se mudó conmigo a Nueva York), era mi novia para el momento de los ataques y también me llamó esa misma mañana, recuerdo que me llamó llorando asustada, porque para ese entonces los medios indicaban que era un ataque a Estados Unidos y que no se sabía qué se podía esperar. Estuve un año exacto en Costa Rica porque para mayo del 2006 fui nombrado como Cónsul General en Colombia.

- Cuanto ocurrieron estos Ataques, ¿era usted soltero en ese momento o ya tenía familia, hijos, esposa?

- Me adelanté a esta pregunta, como dije, para los ataques era soltero, pero ya era mi novia mi actual esposa Gabriela Barquero, no tuvimos hijos en Nueva York, pues fue hasta el 2010 que nació nuestra única hija Raquel, quien está aquí en Chile y estudia en el Santiago College. Estuve soltero hasta enero del 2003.

9544541686?profile=RESIZE_710x

Foto Cortesía de: JOSE JIMENEZ/PRIMERA HORA/GETTY IMAGES

RECUERDO IMBORRABLE

- Más allá del éxito, de la satisfacción de ayudar, de trabajar, de proyección internacional que un cónsul como usted pueda experimentar, ¿qué ha sido lo más grato que ha vivido como cónsul? ¿En qué país, en qué año, y también qué ha sido lo más doloroso?

- Bueno, es una pregunta muy difícil, pues en cada uno de los países en que he estado he logrado recabar experiencias bonitas, efectivamente la labor consular es satisfactoria en sí misma, pues se ve de primera mano, la ayuda a los compatriotas que lo necesitan y eso llena mucho, por eso siempre trato de trabajar con ahínco y procuro brindar la mejor atención posible a los usuarios; algo que he aprendido es que a un consulado es como una sala de emergencias (ER), ahí se va porque se requiere de algo importante para el desarrollo de la vida, no se trata de cualquier oficina gubernamental, siempre hay un estado de necesidad de mayor o menor grado de urgencia entre las personas que acuden a las sedes Consulares, por lo que la actitud debe ser siempre positiva hacia los que lleguen a solicitar alguna gestión o más aún, los que lleguen exponiendo una situación delicada. No puedo precisar una experiencia particularmente grata en un país o momento determinado, pero sí puedo asegurar que el ataque a las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001 ha sido el más doloroso y traumático que he vivido. Por unos años me sentía mal emocionalmente con sólo ver los programas de TV que han hecho sobre los atentados del 9/11, al día de hoy, al verlos me generan ansiedad y una lluvia de recuerdos. 

DEL 911 AL CORONAVIRUS

- Diríjase por favor a nuestros miles de lectores, denos un Mensaje de Esperanza, de enseñanza, de trascendencia sobre los obstáculos que a diario tenemos que enfrentar todos los seres humanos que estamos vivos, especialmente durante esta dura Pandemia que ya nos lleva casi dos años golpeando a la humanidad.

- Quizá lo más importante que pueda transmitir es que por más difícil que se vean las circunstancias, no hay que perder la fe, hay que hacer el bien siempre y mirar con optimismo el futuro (un pasado negativo no puede predeterminar tu futuro), no hay que dejarse abatir por los problemas que llegan pues son parte de la vida, lo que hay que hacer es estar preparados para que éstos cuando lleguen, no te derriben y tengas la paz, serenidad y confianza de poder afrontarlos de la mejor manera. Estando en India, lo mejor que me pasó fue que aprendí a meditar con gurús verdaderos y esta práctica es cambiadora de vidas, se la recomiendo a cualquiera, es una pena que en Occidente no se enseñe de una manera más sistemática.

Votos 0
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

PLUMA EN DERECHO

MEDIOS CONFIABLES

ÚLTIMA ACTIVIDAD

Roberto González Short compartió su publicación de blog en Facebook
Hace 12 minutos
A Roberto González Short le gustó la Noticia Profesores de Las Cabras de Santa María despiden a legendarios educadores de Aconcagua / CHILE de Roberto González Short
Hace 12 minutos
Roberto González Short’s blog post was featured
Hace 12 minutos
Roberto González Short posted a blog post
Hace 20 minutos
Roberto González Short han compartido sus vídeo en Facebook
Hace 3 horas
Al Roberto González Short le gustó el vídeo de Guss Quiróz
Hace 3 horas
vídeo de Guss Quiróz ha sido presentado
Hace 13 horas
Guss Quiróz ha posteado un vídeo
Hace 13 horas
Alondra Gutiérrez Vargas ahora es contacto(a) de César Tellería Oliva y Guss Quiróz
Hace 14 horas
Alondra Gutiérrez Vargas compartió un perfil en Facebook
Hace 14 horas
Guss Quiróz ha posteado un vídeo
Hace 14 horas
Alondra Gutiérrez Vargas han compartido sus vídeo en Facebook
Hace 14 horas
Guss Quiróz ha posteado un vídeo
Hace 14 horas
Alondra Gutiérrez Vargas ha posteado un vídeo
Hace 14 horas
Guss Quiróz ahora es miembro de PRENSAMERICA.COM
Hace 14 horas
Roberto González Short compartió su publicación de blog en Facebook
Hace 14 horas
WALTER GONZALEZ ALVAREZ’s blog post was featured
Hace 14 horas
Roberto González Short compartió su discusión en Facebook
Hace 14 horas
Víctor Daniel Nateras Espinoza’s discussion was featured in Pluma en Derecho
Hace 14 horas
Roberto González Short compartió su publicación de blog en Facebook
Hace 20 horas
vídeo de Alondra Gutiérrez Vargas ha sido presentado
Hace 21 horas
Roberto González Short compartió su publicación de blog en Facebook
Hace 22 horas
WALTER GONZALEZ ALVAREZ’s blog post was featured
Hace 22 horas
Roberto González Short compartió su publicación de blog en Facebook
Hace 23 horas
Ángel Rafael Martínez Alarcón’s blog post was featured
Hace 23 horas
vídeo de Roberto González Short ha sido presentado
ayer
vídeo de Enrico Diaz Bernuy ha sido presentado
ayer
Roberto González Short han compartido sus vídeo en Facebook
ayer
Al Roberto González Short le gustó el vídeo de Enrico Diaz Bernuy
ayer
Se destacó a william Rodrigo hernandez
ayer
Más...

ÚLTIMAS NOTICIAS

El diputado que regaña a las mujeres

José María Sánchez, de Vox, protagonista de la mayor tangana parlamentaria en años, se ha especializado en chocar con las diputadas. Los incidentes de esta semana siembran la desazón en el Congreso

La palabra ojalá

El azar no tiene ideas, no tiene moral, no tiene sacerdotes, no pretende decirnos qué debemos hacer.

9610810489?profile=RESIZE_710x SANTA MARÍA VALPARAÍSO- Con un suculento almuerzo ofrecido a dos importantes docentes del Valle de Aconcagua la directora y profesores de la Escuela Aurora Velasco Pérez de Las Cabras, rindieron un íntimo homenaje a los profesores Helmut Kauffmann Chivano y Carlos Montenegro González, tras acogerse ambos a su merecido…

Leer más…
Comentarios: 0

9606321259?profile=RESIZE_180x180

Ángel Rafael Martínez Alarcón. 

Estamos en la celebración del 200 aniversario del nacimiento del Estado Mexicano, hace dos siglos, el 28 de septiembre de 1821;con la  entrada triunfante del ejército de las tres garantías a la ciudad de México, capital del virreinato de la Nueva España desde 1535. El joven ejército fundado en febrero,…

Leer más…
Comentarios: 0

9608623864?profile=RESIZE_710x Por ANTONIO MOLINA

Es muy cierto que los periodistas –en todo el mundo-- gozan de ciertos privilegios que, usualmente, los convierte en testigos y protagonistas de hechos, aparentemente baladíes o fútiles, que entrelazados van construyendo la gran historia del país. Eso es un honor, aunque les duela a los acomplejados borregos…

Leer más…
Comentarios: 0

 9595589871?profile=RESIZE_710x

Por ANTONIO MOLINA

A inicios de los años 70 del Siglo anterior el país vivía abrazado a la convulsión social y los periodistas, casi siempre, estábamos en ese espacio que es de todos y la vez de nadie, entre los manifestantes y la fuerza pública, que parecía una rayuela destinada a las bombas lacrimógenas, a la sangre de los heridos o…

Leer más…
Comentarios: 0
Roberto González Short compartió su publicación de blog en Facebook
Hace 12 minutos
A Roberto González Short le gustó la Noticia Profesores de Las Cabras de Santa María despiden a legendarios educadores de Aconcagua / CHILE de Roberto González Short
Hace 12 minutos
Roberto González Short’s blog post was featured
Hace 12 minutos
Roberto González Short posted a blog post
Hace 20 minutos
Roberto González Short han compartido sus vídeo en Facebook
Hace 3 horas
Al Roberto González Short le gustó el vídeo de Guss Quiróz
Hace 3 horas
vídeo de Guss Quiróz ha sido presentado
Hace 13 horas
Guss Quiróz ha posteado un vídeo
Hace 14 horas
Alondra Gutiérrez Vargas ahora es contacto(a) de César Tellería Oliva y Guss Quiróz
Hace 14 horas
Alondra Gutiérrez Vargas compartió un perfil en Facebook
Hace 14 horas
Guss Quiróz ha posteado un vídeo
Hace 14 horas
Alondra Gutiérrez Vargas han compartido sus vídeo en Facebook
Hace 14 horas
Guss Quiróz ha posteado un vídeo
Hace 14 horas
Alondra Gutiérrez Vargas ha posteado un vídeo
Hace 14 horas
Guss Quiróz ahora es miembro de PRENSAMERICA.COM
Hace 14 horas
Roberto González Short compartió su publicación de blog en Facebook
Hace 14 horas
WALTER GONZALEZ ALVAREZ’s blog post was featured
Hace 14 horas
Roberto González Short compartió su discusión en Facebook
Hace 14 horas
Víctor Daniel Nateras Espinoza’s discussion was featured in Pluma en Derecho
Hace 14 horas
Roberto González Short compartió su publicación de blog en Facebook
Hace 20 horas
Más...

135949615?profile=RESIZE_710x

SANTIAGO CHILE .- Para este mes de diciembre los lectores de Prensamérica© podrán conocer cómo se desarrollaron los Trabajos periodísticos de nuestra Agencia en Guayaquil Ecuador, durante la jornada que dio como resultado la Entrega del Premio Latinoamericano Dr. Zenobio Saldivia 2018. El Galardón…

Leer más…

 35661224?profile=RESIZE_710x

SANTIAGO CHILE.- Tarde pero seguro. Lo que nos pertenece por mérito, nadie nos lo arrebata, así pareciera corresponder el anuncio hecho por el director general de Prensamérica, en Chile, Roberto González Short, en relación a que esta agencia internacional de noticias y respaldado por el Colegio de Periodistas del…

Leer más…

50402130?profile=RESIZE_710x

SANTIAGO CHILE.- ‘Pisadas de Animal Grande’ son las que se sienten en Ecuador, luego que el directivo general de Prensamérica Chile hiciera público hace pocas horas, en Santiago, que para el connotado periodista ecuatoriano Carlos Luis Armanza Astudillo fue designado el Premio Latinoamericano…

Leer más…
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201