DERECHOS HUMANOS EN LA CULTURA

7185330067?profile=RESIZE_400x

DOCTORANDO JOSÉ RAFAEL ROJAS CALVILLO

                Debemos entender por cultura, al conjunto de bienes materiales e inmateriales de un grupo social transmitido de generación en generación a fin de orientar las prácticas individuales y colectivas. Incluye lengua, procesos, modos de vida, costumbres, tradiciones, hábitos, valores, patrones, herramientas y conocimiento. Y de acuerdo al artículo 3° de la Ley General de Cultura y Derechos Culturales se entiende como manifestaciones culturales a aquellos los elementos materiales e inmateriales pretéritos y actuales, inherentes a la historia, arte, tradiciones, prácticas y conocimientos que identifican a grupos, pueblos y comunidades que integran la nación, elementos que las personas, de manera individual o colectiva, reconocen como propios por el valor y significado que les aporta en términos de su identidad, formación, integridad y dignidad cultural,

El Derecho a la Cultura ha sido poco estudiado en nuestro país, lo que en principio suena contradictorio, debido a la gran diversidad cultural que existe motivada por muchos factores como son: la extensión geográfica, la diversidad de clima, nuestro origen multirracial, los diferentes climas, lo que genera una gran variedad de comidas, vestidos, bailes, pintura, artesanías, etcétera en fin una amplia gama de expresiones culturales.

                A pesar de lo anterior la Genesis del derecho a la cultura en nuestro país ha comenzado hace muy poco tiempo, y tiene como antecedente la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. Sin embargo en nuestro país es has la reforma constitucional del 2009 cuando se eleva a la categoría de Derecho Humano, en su artículo 4° reformándose también el articulo 73 de la Carta Magna e introduciéndose los conceptos de “derecho de acceso a la cultura” y de “derechos culturales”, con estas reformas se cimento la creación de la Secretaria de cultura, sin embargo, no existía una ley que hiciera posible el acceso a el ejercicio del derecho que se reconocía y es hasta el año 2017 que se promulga la Ley General de Cultura y Derechos Culturales.

Para evitar confusiones cabe precisar que el articulo 4 reconoce como derecho humano a la cultura, y como tal debe entenderse como todos los derechos humanos indivisible y transversal, en consecuencia cada derecho humano está íntimamente ligado a los demás y es de considerar entonces que existen otros derechos humanos ligados a este y que existen otros reconocidos en el mismo ordenamiento legal que hablan de ella como el artículo 3° Constitucional fracción segunda inciso a) que dice “Será democrático, considerando a la democracia no solamente como una estructura jurídica y un régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo”, este mismo artículo en su fracción V establece que el estado alentara el fortalecimiento y difusión de nuestra cultura; los artículos 6°, 7°, 28 párrafo noveno que nos refieren a  de la protección a la propiedad intelectual, a la libre manifestación de las ideas y a que los derechos de autor no constituyen monopolio; el articulo 73 dispone en su fracción XXV faculta al Legislativo para legislar en materia de vestigios o restos fósiles y sobre  monumentos arqueológicos, artísticos e históricos; cabe señalar que cada articulo mencionado cuenta con su ley reglamentaria; derechos que se mencionan a manera de ejemplo.

                 En consecuencia, de lo anteriormente manifestado se desprende que el Derecho a la Cultura no debe entenderse unívocamente y es apropiado hablar de DERECHOS HUMANOS CULTURALES, el articulo 11 de la Ley General de Cultura y Derechos Culturales, reconoce como tales los siguientes:

I.- Acceder a la cultura y al disfrute de los bienes y servicios que presta el Estado en la materia; II. Procurar el acceso al conocimiento y a la información del patrimonio material e inmaterial de las culturas que se han desarrollado y desarrollan en el territorio nacional y de la cultura de otras comunidades, pueblos y naciones; III. Elegir libremente una o más identidades culturales; IV. Pertenecer a una o más comunidades culturales; V. Participar de manera activa y creativa en la cultura; VI. Disfrutar de las manifestaciones culturales de su preferencia; VII. Comunicarse y expresar sus ideas en la lengua o idioma de su elección; VIII. Disfrutar de la protección por parte del Estado mexicano de los intereses morales y patrimoniales que les correspondan por razón de sus derechos de propiedad intelectual, así como de las producciones artísticas, literarias o culturales de las que sean autores, de conformidad con la legislación aplicable en la materia; la obra plástica y escultórica de los creadores, estará protegida y reconocida exclusivamente en los términos de la Ley Federal del Derecho de Autor. IX. Utilizar las tecnologías de la información y las comunicaciones para el ejercicio de los derechos culturales, y X. Los demás que en la materia se establezcan en la Constitución, en los tratados internacionales de los que el Estado mexicano sea parte y en otras leyes.

Estos Derechos Humanos Culturales establece a cargo del Estado Obligaciones las cuales están establecidas en el articulo 12 de la Ley en comento y son las siguientes:

  1. La cohesión social, la paz y la convivencia armónica de sus habitantes; II. El acceso libre a las bibliotecas públicas; III. La lectura y la divulgación relacionados con la cultura de la Nación Mexicana y de otras naciones; IV. La celebración de los convenios que sean necesarios con instituciones privadas para la obtención de descuentos en el acceso y disfrute de los bienes y servicios culturales; así como permitir la entrada a museos y zonas arqueológicas abiertas al público, principalmente a personas de escasos recursos, estudiantes, profesores, adultos mayores y personas con discapacidad; V. La realización de eventos artísticos y culturales gratuitos en escenarios y plazas públicas; VI. El fomento de las expresiones y creaciones artísticas y culturales de México; VII. La promoción de la cultura nacional en el extranjero; VIII. La educación, la formación de audiencias y la investigación artística y cultural; IX. El aprovechamiento de la infraestructura cultural, con espacios y servicios adecuados para hacer un uso intensivo de la misma; X. El acceso universal a la cultura para aprovechar los recursos de las tecnologías de la información y las comunicaciones, conforme a la Ley aplicable en la materia, y XI. La inclusión de personas y grupos en situación de discapacidad, en condiciones de vulnerabilidad o violencia en cualquiera de sus manifestaciones.

Como vemos la función del estado en materia de derecho a la cultura o derechos culturales, está limitada a fomentar el acceso, proteger y preservar la actividad cultural, esta ultima característica por ser un derecho humano de tercera generación, siendo que no es función del estado limitar o reglamentar cuales deben ser las actividades culturales y solo debe asegurar que los gobernados tengan acceso a ella respetando, en el sentido más amplio su dignidad humana.

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

Enviarme un correo electrónico cuando me contesten –
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201