DESAFÍOS DEL FEDERALISMO FISCAL MEXICANO

7946951269?profile=RESIZE_180x180

DOCTORANDO JOSÉ RAFAEL ROJAS CALVILLO / PRENSAMÉRICA MÉXICO

Lo primero que debemos de hacer para entender al Federalismo Fiscal Mexicano, es definir qué es Federalismo; para quien escribe, Federalismo es la forma de gobierno mediante la cual un grupo de estados independientes pactan unirse, y a través de este pacto, crean un Nuevo Estado al que le otorgan parte de su Soberanía, sin renunciar a su Autonomía, para que este Nuevo Estado los proteja y realice una función de unificación de los federados.

                Por Fiscal: Debemos de entender, aquella parte del Derecho Financiero que regula los tributos e impuestos que el gobernado debe aportar al Estado, para el ejercicio de sus funciones en especial las que se refieren a los fines del mismo y al Bien Común. 

                Ahora bien, por Federalismo Fiscal Mexicano: Debemos entender, aquella actividad financiera del Estado, por medio de la cual el Gobierno se allega de recursos financieros que posteriormente le permitirán sufragar las erogaciones necesarias para desarrollar su actividad, y para cumplir con los fines del Estado, el Bien Común, a través de la prestación de servicios y programas sociales.

                En México, tiene antecedentes en la Constitución de 1824, y es en la Constitución de 1917, en el artículo (entonces) 4°, donde se consagra que México será un Estado Federal, y es el articulo 73 de la misma Carta Magna, en el que se fijan las atribuciones en Materia Fiscal, que tendrá a cargo el Ejecutivo Federal, mencionando que las no reservadas a éste, serán a cargo de los estados, sin dejar de menciona que es el articulo 31, que impone a los gobernados la obligación de cooperar en los gastos del Estado, es decir, pagar impuestos y contribuciones, en el Estado Mexicano existen Impuestos Federales y Estatales, además de otro tipo de ingresos, como son, tasas, aprovechamientos, emisión de deuda, empréstitos, los que se mencionan de manera enunciativa mas no limitativa.

                Para ahondar un poco en el tema de la actividad financiera del Estado, consta de tres fases, a saber: Obtención de los recursos, Administración de éstos, y el Empleo que se les dé, del mismo modo esta actividad se desarrolla en cuatro ámbitos que son: Económico, Político, Jurídico, y el Sociológico.

DESAFÍOS DEL FEDERALISMO FISCAL MEXICANO

                Bien, durante el desarrollo del federalismo Fiscal Mexicano se han creado muchos instrumentos para evitar las dobles o múltiples tributacionnes, y ha sido difícil lograr una adecuada participación de los federados en los ingresos originados por la federación.

                Como ya se dijo, la actividad financiera del Estado tiene tres momentos, que son la obtención, que necesariamente debe partir de una Ley, es decir, en ejercicio del poder tributario del Estado el Legislativo debe de crear la norma que ha de regir el impuesto, esta norma ha de contener los siguientes elementos: Sujetos: a quien se dirige la norma; objeto: es decir, el hecho imponible que genera la contribución; cuota y/o base: la expectativa de cobro: forma y fecha de pago: es decir la periodicidad en que se debe pagar la contribución; y la infracción: es decir  la sanción que sufrirá el que incumpla con la norma: toda contribución o impuesto esta basada en el principio de legalidad “Nullum Tributum Sine Lege”. Posteriormente viene la función recaudadora del Estado, que ésta se ejerce a través de la Autoridad Hacendaria, que se encarga de realizar el cobro, revisiones, y sancionar, además, esta autoridad se encarga de la administración y uso de los recursos, es decir, el tercer momento, las erogaciones, a partir de un presupuesto y estas se deben  contener en la Ley de egresos, y es aquí en donde para el que escribe se da el verdadero desafío, si bien no es fiscal y es más bien presupuestario, es decir, en al adecuado uso de las aportaciones que deben ser destinadas al bien común, como explicare más adelante..

                Cabe señalar, que no todos los ingresos del Estado provienen de contribución o impuestos, esos primeros son las llamadas 'contribuciones forzadas' (exacciones), pero también existen las contribuciones voluntarias, las que se den ya sea por una manifestación unilateral de la voluntad como pueden ser donaciones o herencias, o aquellas de manifestación bilateral de la voluntad, por ejemplo, los contratos de arrendamiento, que se celebran por uso de bienes propiedad del Estado.

                De lo anterior se desprende que, los impuestos derivan de la Potestad Tributaria del Estado, que es el poder jurídico de éste, para establecer contribuciones forzadas, recaudarlas y destinarlas a expensar los gastos públicos. Loa anterior corresponde a la actividad financiera del Estado, que consiste en obtener, administrar y erogar recursos. Esta actividad se desenvuelve en tres aspectos o ámbitos; el Económico: obtención de recursos; el Político: toda vez que surge como un acto Potestativo de la Soberanía; Jurídico; porque está regulado por una norma creada por el Legislativo; y el Sociológico: porque impacta sobre los grupos sociales que operan dentro del Estado. Cabe señalar que en nuestro país (México), esta actividad financiera es de corte político finalista con contenido económico.

                Como ya se dijo, los tributos e ingresos no tributarios del Estado deben tener como fin, el Gasto Publico, y cubrir las necesidades comunes, por lo que se hace necesario distinguir los tipos de necesidades que son: Individuales: alimentación, vestido, albergue, etc.; Sociales: Educación, Salud, etc.; y Colectivas, Orden interior a través de la Policía; Defensa exterior por el Ejército, y Justicia, a través de tribunales.

                Esta precisión se hace porque existen dos corrientes que explican la actividad financiera del Estado: El Liberalismo Individualista, que pregona que el Estado debe tener la mínima intervención en la actividad económica de los particulares; y el Socialismo Estatista, que dice que el Estado debe de cubrir la mayoría de las necesidades de los gobernados, incluso algunas de carácter individual; como ambas corrientes no son del todo correctas, y ejército la actividad financiera del Estado, debe de regirse por los principios de solidaridad, que es la cooperación para la obtención del fin común y subsidiaridad, que es toda acción de la sociedad debe de auxiliar a los miembros del cuerpo social.

                En su encíclica 45, el Papa Juan XXIII decía que “los poderes públicos han de mirar por que en este bien tengan parte todos los ciudadanos sin dar preferencia a alguno en particular”, y nos refiere a una encíclica del Papa León XIII, que dice "de ninguna manera se ha de caer en el error de que el poder civil sirva al interés de uno o de pocos habiendo sido establecido para procurar el bien común”.

                La actividad financiera del Estado se complementa toda vez que si no existieran servicios públicos ,los particulares tendrían que erogar gastos para procurarse los bienes y servicios que presta el Estado, y el Estado necesita de la riqueza de los particulares para procurarse ingresos.

                Ahora, es necesario precisar que el federalismo Fiscal del Estado Mexicano ha atravesado por diversos momentos y problemas, que consisten en la justa distribución de los ingresos, toda vez que muchas veces las prioridades de los federados no coinciden con las del Poder Central, y surgen problemas en cuanto a la distribución de los ingresos, ya que hay estados que aportan más que otros, lo que ha causado diversas controversias y ha dado pie a que las entidades federativas renuncien a parte de su potestad contributiva a favor del Estado, para resolver esto y en consecuencia se han creado diversas leyes y programas, como son el Plan de Desarrollo Económico; el Programa de Apoyos para el Fortalecimiento de las Entidades Federales para redistribuir los recursos, en base a las necesidades de desarrollo de algunos estados, en los que reciben más recursos los estados más necesitados, lo que no ha sido de todo satisfactorio, de lo que se desprende que el Federalismo Fiscal Mexicano es de carácter resarcitorio y compensatorio, teniendo elementos de equidad como el Sistema de Coordinación Fiscal y los programas mencionados anteriormente, creando los llamados ¿Ramos 33 y 39', que prescriben participaciones y transferencias de recursos federales para los Estado.

                Podemos concluir que, el desafío del Federalismo Fiscal Mexicano consiste en tener una adecuada recaudación, que no consiste en aumentar el numero de impuestos ni los porcentajes, toda vez que ésto pueda resultar contraproducente al ahogar al contribuyente, y las cargas impuestas deben considerar la capacidad contributiva del gobernado, ya que de otra forma, en lugar de obtener más recursos, pueden estos decrecer y criminalizar al contribuyente, pero sobretodo, estos recursos deben ser erogados en los hechos imponibles para los que fueron creados, y no ser erogados ni desviados en beneficio del interés de los grupos en el Poder, y recordar lo que León XIII dijo y se mencionó líneas arriba, y se transcribe nuevamente aquí:

"DE NINGUNA MANERA SE HA DE CAER EN EL ERROR DE QUE EL PODER CIVIL SIRVA

AL INTERÉS DE UNO, O DE POCOS, HABIENDO SIDO ESTABLECIDO PARA PROCURAR EL BIEN COMÚN".

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

Enviarme un correo electrónico cuando me contesten –

Respuestas

  • Sobrio, contundente y muy bien documentado, con copia para esos 'Países Bananeritos'...

This reply was deleted.
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201