6318161899?profile=RESIZE_180x180

Más allá de la obligación que tiene el Estado mexicano de cumplir con las resoluciones que emita la CIDH en sus diversos expedientes, no sólo los que se tramitan directamente contra México, sino en relación a todos los Estados que han adoptado el Sistema Interamericano de los Derechos Humanos, son tres puntos a destacar en las disposiciones que contienen las sentencias de la CIDH:

1. La reparación del daño a las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos por parte del Estado, mismo que varía de caso en caso, que van desde una indemnización pecuniaria, pago del daño moral, hasta la asistencia profesional, psiquiátrica, psicológica y jurídica. En los Tratados Internacionales de la materia no se especifica la manera de reparar el daño, pero sí la podemos observar a través de las distintas resoluciones que ha emitido la Corte Interamericana, para ello propongo que se lea un documento, basado en sentencias, que se puede encontrar en http://www.corteidh.or.cr/tablas/R22050.pdf .

2. La no repetición de casos. Aun cuando suena fácil, esta tiene como objetivo evitar sistematizar las violaciones de los Derechos Humanos por parte del Estado y esto se logra, principalmente, sancionando a la autoridad que no haya cumplido con su deber de respetar los Derechos Humanos. Sin embargo, si se mantiene la impunidad en esta materia, como sucede frecuentemente en nuestro país, se seguirán realizando las mismas prácticas que vulneran los Derechos Humanos, primordialmente los de mayor gravedad como la tortura, desaparición forzada y ejecuciones extrajudiciales.

3. Armonización de las normas secundarias al Derecho Internacional de los Derechos Humanos y a la misma Constitución Política. Ya en el caso Rosendo Radilla vs México, cuya resolución se emitió en el 2009, se obligó al Estado mexicano a armonizar el derecho interno con el internacional, en materia de Derechos Humanos, surgiendo el control de convencionalidad. Dicha armonización se puede lograr a través del proceso legislativo, aprobando reformas a la legislación secundaria o, en todo caso, por vía jurisdiccional, por medio de la interpretación conforme o declarando la inconstitucionalidad de los actos legislativos o administrativos.

De aquí se desprende que los abogados/as debemos de preparar cada uno de los casos que se nos presenten, con perspectiva de Derechos Humanos y no haciendo interpretaciones literales a la Ley, como lo propone el artículo 14 constitucional, en su último párrafo, el cual se encuentra totalmente en desuso.

Es Cuánto. 

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

Enviarme un correo electrónico cuando me contesten –

Respuestas

  • Cesar Alberto Merchant, tienes razón en tu comentario, de que la comunidad jurídica, debe de litigar siempre haciendo uso de los Instrumentos Internacionales en Derechos Humanos,. No hay que pasar desapercibido que el Juez debe hacer uso del control de convencionalidad, para beneficiar a la persona enjuiciada, con lo qué más le favorezca; en un juicio justo.

  • Es bueno enterarse que hasta la fecha no se conocen rumores de corrupción a esta ilustre Corte. Ha logrado hacer su trabajo y siempre resulta ser una institución creíble, por encima de la OEA, OMS y la misma ONU. 

This reply was deleted.
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201