De Ésto trata nuestro Trabajo...

 8770090257?profile=RESIZE_710x

Casi un año ha transcurrido ya desde que entramos a una realidad nueva y propia de alguna película de ciencia ficción. De la noche a la mañana, el entorno de vida cambió, aparecieron nuevas reglas para guiar nuestra existencia, nos sentimos bajo una constante amenaza y siendo asechados por un mal invisible y, sin embargo, terriblemente presente y capaz de golpearnos y de cambiar nuestros planes trazados.

Nos vimos condicionados en nuestra movilidad por razón de las órdenes sanitarias emitidas, mismas que también nos han mantenido en casa y pudiendo salir de manera excepcional o por razones imperiosas, al amparo de un documento justificativo de nuestros desplazamientos. De igual manera el contacto físico se nos ha visto limitado, así como el celebrar reuniones familiares, debiendo mantener en todo momento una distancia reglamentaria entre las personas. 

Tuvimos que entender que, siendo un virus nunca visto, el SARS CoV-2 se convirtió en el símbolo de los miedos más descabellados, anunciador de una merma numérica sustancial en la raza humana. Todo eso estuvo fomentado por la ignorancia a un virus nuevo y en donde la prensa y los medios de comunicación en general, posicionaban el tema las 24 horas del día, anunciando el peligro de contaminación, de expansión descontrolada y de miedo generalizado.

 Sin ánimo de disminuir el nivel de peligrosidad de este virus, he observado como el catastrofismo ambiental fue dado a saciedad. Cada día se presentaba una nueva cuota de sospecha, de miedos, de información que generaba temores y males asociados a este virus. Como si no hubiéramos tenido ya suficiente, ahora se sospecha que la pandemia no ha presentado su última manifestación, y que se nos avecina una segunda o tercera ola, tal vez peor que la actual. Se suma a lo anterior, el hecho de que el virus muta y puede llegar a ser resistente o hasta inmune a las vacunas hasta ahora conocidas. 

Pese a lo anterior, el temor y la incertidumbre en ciernes, no lo oculto, me asusta. Pienso, que como humanidad ya hemos vivido los efectos de la propaganda sobre el comportamiento humano, ya sea a favor de ciertas ideas o con el fin de modelar la conducta. Puede pedírsele casi cualquier cosa a un pueblo sumiso y encadenado por el miedo, por eso debemos mantenernos informados, con una visión crítica, contextualizada y racional de los hechos. 

No dejemos que el miedo gane más terreno, no nos dejemos dominar por los sentimientos que genera la incertidumbre, ni por la impotencia de no poder controlar nuestro entorno en su totalidad. El virus que enfrentamos podría agravar aún más la crisis económica que vivimos, por lo cual debemos actuar con consciencia, y es fundamental que nuestros gobernantes sepan encontrar el equilibro necesario para que la sociedad no se detenga, para que las familias puedan producir y llevar alimento y seguridad a sus hogares.

A los gobernantes, les pido sabiduría, mesura, respeto y consideración ante lo que puede representar una nueva ola del virus; pues está en sus manos la coherente conducción de la vida social, en la cual hay que seguir generando bienestar, enfrentando las no pocas responsabilidades que se tienen y pensando en que la crisis afecte lo menos posible al pueblo.

8770100097?profile=RESIZE_180x180Cordialmente,

Philippe Quesada Jassoud /

Gran Maestro Gran Logia de Costa Rica.

 

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

Comentarios

  • Me uno al sentimiento del Presentismo Absoluto al que nos remiten estas observaciones emitidas por el M:.R:.G:.M:. Philippe Quesada, por la dicha de estar hoy aún con vida es para agradecer cada día, la gallardía del autor para reconocer que se siente con temor, que este vapor oscuro d emuerte nos acorrala todos los días, es algo también digno de dimensionar con seriedad, muchos amigos, algunos familiares y vecinos se han ido, una experiencia y reseteo mundial que se vive, la vida no es para juzgarla, de juicios se encargan los historiadores, nosotros sólo debemos enfrentar el Golpe.
    Gracias Philippe, por hacer este recuento y compartirlo con nosotros, quienes al igual que tú, seguiremos adelante con el mejor deseo de seguir respirando en este desafío diario llamado Vida.
    • Miles de gracias por tu comentario, recordemos siempre que la vida es ADELANTE. Un fuerte abrazo.
  • Excelente artículo, la pandemia a causado destrozos en todas las familias con la perdida de los seres queridos, los gobiernos no estaban y no están preparados para enfrentar y solucionar las pandemias, porque siempre han dejado al sector salud en segundo término, sumando el temor que ha causado la pandemia entre la humanidad que se encuentra sumergida en una paranoia que es mas agresiva que el covid-19, porque el miedo baja las defensas, por ende se debilita el sistema inmunológico logrando que el cuerpo sea atacado con mayor severidad por cualquier virus. Los libre pensadores debemos promover e invitar a la humanidad a la calma y tranquilidad, para evitar mayor número de contagios, sin olvidar las medidas de salud.
    Felicidades Gran Maestro Philippe Quesada Jassoud.
    Es cuanto.
    • Si, como bien lo dices debemos llamar a la población a la calma. El miedo es el peor enemigo del ser humano y siempre viene disfrazado con la mascara de la ignorancia.
This reply was deleted.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201