LOS ALBAÑILES

 “Mirad Cuan bueno es, convivir los hermanos en armonía”. 

Como el ave fénix, renace la masonería en el Estado de Colima, después de 9 meses de ser una Logia Salvaje.

Y este gran resurgimiento es por la Puerta Grande, ya que además de obtener una Carta Patente de la Gran Logia Plena de California – USA. Firma Tratados de Alianza, Paz y Amistad, con:

  1. El Gran Oriente del Norte Argentino.
  2. Gran Logia Soberana del Valle de Los Ángeles.
  3. Gran Logia Oriental del Perú.
  4. Gran Logia del Sur de Perú.
  5. La Gran Logia Simbólica de Colombia.
  6. La Gran Logia Regular de California –USA.
  7. La Gran Logia Plena de California – USA.

Nueve y Siete, números cabalísticos, algo para analizar, así como la forma en triangulo del Estado de Colima, en donde la base es agua (el Océano Pacifico) y el vértice es el Volcán de Colima (Fuego, Aire y Tierra).

Estos reconocimientos dan realce a la Masonería Americana, ya que el inicio de la era de Acuario, nos dice que se abre el conocimiento, la hermandad y el amor.

Pero la cereza del Pastel, fue la creación en Manzanillo, Colima, de un Consejo Territorial en los Estados Unidos Mexicanos, Jurisdicionado al Supremo Consejo del Grado 33° para la Jurisdicción del Estado de California – USA.

Ahora corresponde a los fraternos de Colima, seguir desbastando su Piedra en Bruto, bajo los principios de Libertad-Igualdad-Fraternidad.

Larga Vida a la,

Gran Logia York del Pacifico Mexicano

 

Es Cuánto.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

CONTENIDOS...