LOS ALBAÑILES

Por: Roberto Godínez Soto

Mirad cuán bueno y delicioso es trabajar los albañiles en armonía...

Anoche, a unas horas de celebrar el CCXII del Natalicio del Lic.  Benito Pablo Juárez García.

Nos reunimos los Albañiles, de tres Ritos diferentes en un ambiente de júbilo y armonía, ya que el Gremio es Universal y no existe rencores ni envidias, cada grupo con su propia soberanía. Pero coincidiendo en que la fraternidad se da para aquellos que saben tocar la puerta.

Estuvieron presentes en esta celebración:

El Dr. Rodolfo Gallardo Rosales.  MRGM de la Benemérita, Leal, Constante y Sesquicentenaria Muy Respetable Gran Logia del Estado de Jalisco “Juan N. Cumplido” del Rito Nacional Mexicano. Quién hizo la presentación del libro El Juarismo en Colima del aprendiz de escritor Roberto Godinez Soto.

La C. Adela Ramírez Ruiz, MRGM de la Gran Logia Femenil del Estado de Colima. Quien nos Deleitó con un mensaje sobre el aniversario del Natalicio de Juárez.

Por parte de la Gran Logia York del Pacifico Mexicano, el Dr. Armando Herrera Rodríguez, representante personal del MRGM. Quien dio el mensaje oficial de esta Gran Logia. 

Y lo más importante de todo,  el público presente (alrededor de 70), que salieron contentos y satisfecho de este acto cultural e intelectual. 

Que mejor manera de celebrar a Juárez, preponderando los principios filosóficos del Gremio, cuya premisa es: abatir la miseria de los pueblos a través de la educación.

Viva Juárez

Es cuánto.

Enviarme un correo electrónico cuando reciba comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

Comentarios

  • El más fraternal y cálido Triple Abrazo para nuestros queridos Hermanos Albañiles de México, desde la Alta Dirección de Prensamérica Chile, nuestros parabienes. - Roberto González Short / Director:.General
This reply was deleted.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.