De Ésto trata nuestro Trabajo...

 

 

3861313348?profile=RESIZE_710xPor: Roberto Godínez Soto

Lo limitan el Primer Camino y el Último descritos, o sean el de la ABNEGACION con su puerta de la FIDELIDAD, y el de la ASOCIACION, con la suya del VALOR.

Impera en su frente exterior la GRATITUD, y al interior la IGUALDAD.

Lo más complicado de la actitud es que depende exclusivamente de nosotros tenerla y reforzarla, lo cual exige una alta dosis de valor y de inteligencia. Sin estas dos gradas que se ponen de manifiesto en este proceso previo en la columna del Norte al entender de Dónde venimos, veremos que será imposible subir las restantes de rectitud, prudencia y amor a la humanidad.

Ejercítense en este último Barrió en la dramática, espejo de la vida, animada acción de lo grandioso pasado, de lo útil presente y de la dicha futura. Los estimula el sentimiento de la Asociación, y presentándonos los modelos del Valor, de la Fidelidad y de la Abnegación, nos llena de gratitud hacia los que fueron, y nos hace proclamar la Igualdad de derechos en todo lo que somos.

Si queremos reconocer quienes somos y de dónde venimos, es indispensable, utilizar un espejo, para conocernos interiormente (estos es ver más allá de la careta que usamos en la sociedad)

Ella es la base de la Fraternidad, cuyos emblemas más expresivos decoran la inmensa plaza que los doce frentes interiores de los Barrios, con sus puertas, circunscriben.

Es Cuanto.

 

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201