De Ésto trata nuestro Trabajo...

 

8406680664?profile=RESIZE_400xPor: Roberto Godínez Soto

Todo lo que representa el cuadrado en el orden de las dos dimensiones, lo representa el cubo en el orden de los volúmenes. Frente al movimiento que evoca el círculo y el dinamismo del triangulo, el cubo simboliza el cese o detenimiento de actividad, representando la estabilidad y la perfección duradera.

El cubo forma parte de los famosos sólidos platónicos y desde tiempos inmemoriales ha representado a la Tierra y a la propia materia, simbolizando a los 4 elementos fundamentales que forman el mundo material, el mundo cúbico.

Los polígonos regulares son figuras de varios lados que pueden inscribirse dentro de un círculo de forma que todas sus esquinas toquen dicho circulo. El cubo es la forma de caja regular más básica de todas.

El cubo es un símbolo secreto para todos los cristianos, ya que esconde una cruz que puede observarse solamente si se despliegan sus seis caras. El cubo desplegado representa a la cruz con el brazo horizontal formado por tres cubos y el vertical formado por cuatro cubos. Es la misma forma adoptada por tantas y tantas iglesias y catedrales, respecto a la forma de su planta. La relación del cubo con la cruz y con la iglesia queda reflejada en una de las obras más conocidas de Salvador Dalí. El pintor del Ampurdán solamente con el título que le puso a dicha obra, ya nos demuestra que era un gran amante de la simbología oculta: "Corpus Hypercubus".

En el judaísmo y el islam, el cubo representa el núcleo de la fe. En las antiguas escrituras cabalísticas se relata que el ángel Metatron creó con su propia alma un elaborado talismán en forma de cubo. De ahí que se crea que el cubo es un excelente talismán y glifo sagrado para mantener alejados a los demonios y sus poderes satánicos. En la magia el cubo representa a la verdad inamovible por que cuando se miran sus caras, todas son iguales y nunca rueda, siempre permanece igual.

Dentro del misticismo, el cubo es considerado símbolo de la sabiduría, de la verdad y de la perfección moral. Es la forma de la Jerusalén futura que promete San Juán en el Apocalipsis, como imagen de la eternidad y de la solidez. Una de las interpretaciones de estos pasajes apocalípticos relacionados con el cubo, nos cuenta que Cristo devolverá a nuestro sistema solar, después del Juicio Final, a la forma primitiva que tenía antes de la caída de Lucifer. Llegados a este punto, se creará un nuevo mundo con la nueva Jerusalén, como réplica de la ciudad arquetípica de Dios. Será creada sobre el globo terrestre, a la medida del hombre en su semejanza con Dios. El cubo de la nueva Jerusalén, tendrá los nombres de las 12 tribus de Israel escritos en las aristas de la superficie cúbica que tendrá un aspecto cristalino y dorado. Todo el cubo aparecerá penetrado por la más pura de las luces divinas y resplandecerá como la mejor de todas las joyas.

Una corriente filosófica hace hincapié en que el cubo de la nueva Jerusalen, no solamente se relaciona con las 12 tribus, sino que también esta íntimamente relacionado con el numero de la bestia que nombra San Juan en el Apocalipsis.

Los musulmanes tambien tienen a su cubo emblemático: la Kaaba. Constituye el equivalente sobre la tierra del trono de Dios alrededor del cual giran los ángeles. Los corazones de los hombres ordinarios son cúbicos y tienen cuatro posibilidades de inspiración: divinas, angélicas, humanas y diabólicas. Por tal razón los musulmanes creen que los corazones de los profetas ya no tienen forma cúbica y tienen forma piramidal, al carecer de lado diabólico.

En el simbolismo de los albañiles la piedra cubica representa y expresa estabilidad, equilibrio y asentamiento. La piedra bruta y tosca es materia pasiva y ambivalente. Si solo se ejerce sobre ella actividad humana, envilece. Pero si sobre ella se ejerce un trabajo paciente, se convierte en una piedra labrada y bella que ha ennoblecido, gracias al trabajo del picapedrero. En la alquimia el cubo representa a la sal alquímica.

En muchas ilustraciones de los Rosa-Cruces podemos observar los dos bloques de piedra que el albañil trabaja. Uno de los bloques siempre se representa con formas y cantos toscos e irregulares, como recién salida de la cantera. El otro bloque esta perfectamente pulido y con la forma regular de un cubo, el trabajo y conocimiento domina a la materia y la pule con una perfecta forma (parte inferior del mandil de la siguiente imagen). Es el triunfo del conocimiento y del trabajo con los cuales los hombres pueden dominar la materia y la naturaleza.

Trabajemos en nuestra piedra bruta.

Es Cuanto.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

Comentarios

  • Si analizamos con detenimiento veremos 4 cubos verticales y sobrepuestos 3 cubos horizontales, haciendo no 6 sino 7 cubos. Así entonces, además de lo que vos habéis ya citado, también están el Trivium y el cuatríbium presentes en el cubo. Saludos mi hermano.
This reply was deleted.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

LA TRANSMUTACIÓN MASÓNICA

  1. PRIMERA MUERTE Y RESURECCIÓN

La llegada de un candidato a la Logia nos permite ver a una persona inquieta, asustada y temerosa de recibir algún mal, porque su pensamiento está, sin excepción, temiendo que los…

Leer más…
Comentarios: 0
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201