De Ésto trata nuestro Trabajo...

8637921863?profile=RESIZE_400xPor: Roberto Godínez Soto

 

Es la razón la emanación divina,

la verdad por los hechos demostrada;

hoy la Estrella Polar nos encamina

para llegar al fin de la jornada”.

A LA CAMPANA DE LA CATEDRAL DE MURCIA

1875, POR: AMALIA DOMINGO SOLER

 

La astronomía, es la ciencia que nos da a conocer, la existencia de cuerpos celestes; sus leyes cósmicas, el equilibrio universal de todos los sistemas planetarios y además, de todos los movimientos y fenómenos propios de gravitación entre todas las constelaciones conocidas.

 A este respecto existen datos de que, en el antiguo Egipto, la astronomía se lograba aprender mediante la observación en que se encuentran situadas las grandes pirámides; mismas que se encuentran perfectamente orientadas. Circunstancia por la cual, a través de la abertura de la cara que mira hacia el Norte, se observa la Estrella Polar; es decir que, en las cámaras subterráneas, se podían captar los movimientos de los astros. En aquella época la ciencia de la astronomía, constituía el último estudio que cursaban los grandes sabios, después de haber pasado a través de la basta preparación en las demás ciencias, se consideraban aptos para impartir sus conocimientos entre sus Discípulos; desde entonces, existe el proverbio de que VERDAD SALE DEL FONDO DEL POZO. Así cuando deja de ser una realidad, también se dice que la VERDAD VUELVE AL POZO.

 A los albañiles no se nos debe olvidar que recien ingresamos a nuestra augusta institución lo hacemos por donde se encuentra la Estrella Polar. Por lo cual la busqueda de nuestro yo soy, es permaneciendo en Polaris ya que allí encontraremos todas las respuestas a nuestras preguntas.

Es Cuanto.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201