LOS ALBAÑILES

De Ésto trata nuestro Trabajo...

Por: Roberto Godínez Soto

“Los bueyes de Gerión, hijo de Crisaor y de Calirroe, estaba dotado de tres cuerpos unidos por el vientre y pasaba por ser el más fuerte de los hombres. Reinaba en Eritia, región de España, lindante con el océano. Su sociedad consistía en un rebaño de hermosos bueyes rojos, guardados por un gigantesco pastor, llamado Euritión, y por Ortro, que tenía dos cabezas de perro y siete de serpiente. El trabajo consistía en llevar a la manada de bueyes rojizos desde los campos de Eritia, hasta la Ciudad Sagrada de Micenas. Camino a España a través de las costas africanas, dejó un monolito en cada orilla al cruzar el estrecho. Uno en Gibraltar y otro en Ceuta, llamados posteriormente: "Las Columnas de Hércules". Nada más llegar Ortro se abalanzó sobre él y Hércules lo mató a mazazos, igual suerte corrió Euritión, que acudió en su socorro, y Gerión que también fue abatido por las flechas del héroe. Para su regreso Apolo le prestó una barca, donde llevó a los bueyes. Durante el largo camino tuvo que luchar con varios gigantes que querían apoderarse de su presa. Primero con Alebión y Dercino, hijos de Poseidón. Luego con Caco, monstruosa criatura con sólo medio cuerpo de hombre. Y por último con Erix, hijo de Afrodita, el gran luchador. Pero los venció a todos y entregó los bueyes a Euristeo, quien los sacrificó en honor de Hera, la esposa de Zeus y soberana del Olimpo”[1].

Este trabajo está asociado con Piscis y sus cualidades: sensible, intuitivo y bondadoso. Muy adaptable a las circunstancias y a las personas, por su generosidad y amabilidad. Es necesario crear nuevas formas en la vida, efectuando cambios tanto en la personalidad como en el entorno. Se deben desarrollar las capacidades innatas y pulir las habilidades para lograrlos objetivos que se persiguen. Hércules debía conducir a una manada de bueyes rojos (los deseos inferiores) hacia Micenas. En el transcurso del trabajo mata a Ortro (la naturaleza física), a Euritión (la mente). El trabajo consiste en ampliar el concepto y pensar en la humanidad como un conjunto de mentes transmitiendo energía espiritual para la evolución. Es la de guiar al rebaño hacia el camino de la trascendencia.

Los albañiles después de realizar este trabajo, ahora comparten las cualidades del Sol, el Espíritu que guía al Alma-Personalidad en la consecución de su labor en el mundo. Su conciencia ya no será la conciencia de un ser separado, ya no queda en ellos rastros de una identidad como tal, sino que ahora se ha logrado estabilizar la Conciencia Universal que lo unifica con todo cuanto existe.

Por lo cual Geriones representa el papel del Guardián del Umbral, que antecede la victoria del Alma-Personalidad al reunirse con la totalidad del Espíritu. Y que, al ser derrotado y muerto por los albañiles, los faculta para que puedan finalmente sacrificar los últimos restos de su Personalidad vencida.

Como conclusión podemos decir que estas enseñanzas, nos sugiere que alcancemos el estado de conciencia, para entender como lo que siempre ha sido, una Totalidad encarnada que sólo existe como testimonio de esa Unidad que todo lo abarca y todo lo incluye. Y que los filósofos han definido como “un círculo infinito cuyo centro se halla en todas partes y su circunferencia en ninguna”.

Es Cuanto.

 

[1] Trabajo 12 de Hércules.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

CONTENIDOS...

contador de visitas gratis