De Ésto trata nuestro Trabajo...

8101815294?profile=RESIZE_400x

Por: Roberto Godínez Soto 

Harpócrates es el término griego que designa al dios egipcio Harpajered, al que conocemos como “Horus el Niño”.

Se le representa como un halcón, o bien, como un niño desnudo con un dedo de su mano derecha en la boca. En un lado de su cabeza lleva la coleta que caracterizaba a los niños egipcios.

Horus niño es originario de Heliópolis. Y fue venerado en muchos otros santuarios, como en Edfú, Tebas, Coptos, Mendes, etc., en los que se le adoraba con otras formas adoptadas de Horus.

Harpócrates es el símbolo viviente del Sol al salir en la entrada de la primavera. Nació después de la muerte de su padre, en el día más corto del año y en la época en que el loto florece. Por eso se dice que nació de la flor de loto bajo la forma de Harsomtus[1]. Se representa así, como un niño débil, al que tuvo que esconder su madre, la diosa Isis, en los pantanos del Delta del Nilo, para protegerlo del malvado Seth, hermano de su padre.

Pero al igual que el sol débil del amanecer se convierte en un Sol poderoso, el dios-niño se convierte en el Horus poderoso y vengador de la muerte de su padre, luchando contra Seth.

Su madre, Isis, de este modo, le convertiría en el gran Horus que reinaría sobre los hombres y los dioses.

En el mito solar está representado con un disco solar acompañado de dos plumas.

También podemos encontrarlo con la personalidad de “Horus sobre los Cocodrilos”. El dios-niño se muestra en pie sobre dos cocodrilos, llevando en sus manos serpientes, escorpiones y otros animales venenosos. Así, con manos y pies domina sin esfuerzo alguno todo tipo de animales dañinos y peligrosos. Es aquí el vencedor del mal y de todo lo que causa espanto.


8101816060?profile=RESIZE_400x

Sobre su cabeza, aparece a menudo la imagen del dios Bes, protector también de la infancia. En la Estela de Horus, aparece esta imagen del dios sobre los cocodrilos. Por encima de él, la cabeza del dios Bes pretende reforzar la efic

acia de esta estela contra todo tipo de enfermedad y desgracia. Por ello, los egipcios pensaban que haciendo correr agua sobre su estatua, ésta adquiría propiedades sanadoras. Este agua se recogía y se daba de beber a las personas que hubieran sufrido la picadura de alguno de estos animales peligrosos.

Su culto se introdujo en Grecia y Roma sufriendo algunas alteraciones. Se le consideraría como dios del silencio, representado con el dedo índice sobre los labios.

Corolario: Los albañiles debemos de ser practicar el silencio y la discreción.

Es Cuanto.

 

[1] Harsomtus «Horus unificador de las Dos Tierras», es un dios creador en la mitología egipcia. Nombre egipcio: Hor-sema-tauy.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

Comentarios

  • Me dejas sin palabras mi querido Roberto, no solamente por el conocimiento sino que siempre me ha embelesado tu narrativa, lo disfruté mucho.
This reply was deleted.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

LA PALOMA, EL CUERVO Y EL AVE FÉNIX

En esta ocasión abordaremos el tema de las aves especiales que guardan simbolismo especial para todo el mundo y en especial para los masones. Uno es la personificación de la bondad, del amor, el otro es del misterio, de la sabiduría, y el otro…

Leer más…
Comentarios: 0
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201