LOS ALBAÑILES

SPRS Othón Mancera López

Gran Arquitecto del Universo

 haz que tu Luz y Fuerza Astral

iluminen nuestro espíritu,

resguardándonos

para que el mal nunca en el mundo predomine,

que astralmente guie tu aura nuestra vida espiritual

 dándonos Luz y Fuerza que opaquen y venzan el mal

Así sea.

ANTECEDENTES

E

n los libros sagrados de oriente y de occidente se establece que la creación universal se dio a través del sonido, es decir de la música; en el principio fue el Verbo. El G\A\D\U\ continúa creando galaxias y planetas; sus habitantes no estamos exentos a la influencia del Verbo Creador.

Ninguna persona o sociedad tiene bienestar material y espiritual por encima de su nivel de conciencia, autoestima y preparación.

La espiritualidad y la conciencia se cultivan y manifiestan en el arte y en la cultura. El disfrute de las más hermosas manifestaciones artísticas y musicales, ocurre en sociedades con riquezas materiales y espirituales equilibradas. Disfrutan de paz social con bajos niveles de delincuencia, resultado del continuo y permanente mejoramiento de su edificio social y del cultivo y promoción de las artes, particularmente la música.

La música tiene una función social, ya que puede excitar la agresividad de una multitud o bien detener esa misma agresividad, ejemplos son las marchas militares y los usos que daba Goebbels, el genio nazi de Hitler para manipular masas y el “punchis punchies” creando estados depresivos o los corridos de banda exaltando los valores de la violencia y el narco.

El Gran Maestro Pitágoras, empleaba la música para tratar la salud física, mental y espiritual, como un proceso dirigido a lo más profundo del ser. No solo como un proceso intelectual. Tal y como ahora busca hacerlo la musicoterapia. El Gran Maestro de Samos enseñaba a sus aprendices a estar receptivos y por medio de esa armonización llegaba el aprendizaje con valores éticos. La apreciación musical era parte fundamental de las enseñanzas pitagóricas.

Aristóteles dice que La música nos presenta un retrato moral el cual podemos sentir. Es decir, cuando nos vemos identificados con una canción, rememoramos ciertos momentos o recordamos algún precepto moral. Ningún otro sentido puede reflejar mejor las disposiciones morales como lo hace la música

La música es un imán que armoniza y ordena todas las moléculas del cuerpo, aun cuando no la percibamos. Las piezas musicales simétricas en su forma y estructura y no repetitivas, nos llevan a estados elevados de conciencia, de allí que Einstein prefería a Mozart, Bach y Beethoven, porque ordena y estructura el pensamiento, fortaleciendo la inteligencia, entendida  como el desarrollo de habilidades para resolver problemas.

El verdadero poder de la música reside en su capacidad para transformar una situación determinada, es decir, intensificar, embellecer, estimular, crear asociaciones y también, construir comunidad.

La música contribuye a la formación de hábitos e identidades. Necesitamos volver a aprender cómo escuchar activamente y crear una "conciencia musical", a menudo nuestras experiencias musicales son pasivas. Es decir, escuchamos y nos exponemos sin ni siquiera prestar atención a ello.

Necesitamos aprender a escuchar música en forma consciente y activa. Ello, nos ayudará en la búsqueda de experiencias musicales que afirmen los valores de respeto y cuidado, vida y salud, bienestar moral, mental y espiritual.

Queremos crear y recibir experiencias musicales que intensifiquen, embellezcan y refuercen los estándares morales.

PROPUESTA

En nuestra patria, solo con una verdadera política masiva de extensionismo cultural, podremos elevar el nivel nacional de conciencia y mejorar la riqueza material, embelleciendo el edificio social con valores morales de inclusión, tolerancia, ambientalismo y honestidad que brinden una paz social permanente y sustentable.

Por ello, yo propongo el fortalecimiento de una política nacional de difusión cultural masiva –particularmente- musical, con armonías que eleven el estado de conciencia, ofreciendo la opción real de participar en danza o teatro.  Sin una selección por talento.

Establecer una cultura de apreciación musical, desde las madres gestantes, lactantes, maternal, preescolar y estudios primarios, estudiando teoría musical, práctica auditiva y conjunto instrumental.

El cultivo artístico es una poderosa herramienta para desarrollo personal fortaleciendo habilidades comunitarias en una nueva moral social sustentable.

Esta propuesta tiene por objeto elevar la conciencia del pueblo para que -venciendo el despotismo ciego- es dirigido con la sabiduría, la buena fe y la lealtad más acendradas.

 

ES CUANTO 

FUENTES CONSULTADAS:

En López Austin, Alfredo (1996), “La enseñanza escolar entre los mexicas”. en Mílanda Bazant (coord.), Ideas, valores y tradiciones. Ensayos sobre historia de la educación en México. México. El Colegio Mexiquense.

Aristóteles. La Política. Libro Octavo: La Educación de los Jóvenes, Capítulo V: La Música.

Doukhan, Lilianne, (2010) “In Tune With God” musicóloga, Profesora Emérita de Música, del Departamento de Música de la  Andrews University. 101 pps, Autumn House Publishing, Código del libro: 9780819224453. ISBN_10 : 0812705009 ISBN_13 : 9780812705003 http://pdf-freebooks.com/ebook.php?id=uINIzLTFw1kC

Enviarme un correo electrónico cuando reciba comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.