LOS ALBAÑILES

Por: ARMANDO HERRERA RODRÍGUEZ

 

La definición de familia entre otras muchas, es el conjunto de personas unidas por vínculos de matrimonio, parentesco o adopción. Considerada como una comunidad natural y universal, con base afectiva, de indiscutible formativa en el individuo y de importancia social. Se dice que es universal ya que la historia de la familia es la historia de la humanidad. En todos los grupos sociales y en todos los estadios de su civilización, siempre se ha encontrado alguna forma de organización familiar. La familia se ha modificado con el tiempo, pero siempre ha existido, por eso es un grupo social universal, el más universal de todos.

La familia es un grupo social cuyo fundamento está constituido por un conjunto de lo más profundos y ocultos sentimientos humanos, como el amor, comprensión, cariño, ternura, dedicación, etc.  Como influencia formativa se tiene que la familia es el primer ambiente social del hombre, en ella aprende los primeros principios, los valores morales y las nociones de la vida. La familia es una comunidad natural, porque responde a una serie de instintos y sentimientos de la naturaleza humana, tales como la tendencia gregaria, la satisfacción del instinto sexual, etc.

La familia es la célula original dela vida social, donde el individuo se prepara para su vida en la sociedad. De allí que mientras mejor organizada esté la familia, más robusta sea, más sólida y favorable será  la organización social.

La educación es la formación destinada a desarrollar la capacidad intelectual, moral y afectiva de las personas de acuerdo con la cultura y las normas de convivencia de la sociedad a la que pertenecen.

También se puede definir a la educación como el proceso de socialización de los individuos. Al educarse una persona, asimila y aprende conocimientos. La educación implica una concienciación cultural y conductual, donde las nuevas generaciones adquieran los modos de ser de sus generaciones anteriores.

En el proceso educativo se materializa una serie de habilidades y valores, que producen cambios intelectuales, emocionales y sociales en el individuo. De acuerdo al grado de concienciación alcanzado, estos valores pueden durar toda la vida o sólo un cierto período de tiempo.

La educación busca fomentar el proceso de estructuración del pensamiento y de las formas de expresión. Ayuda en el proceso sensorio – motor y estimula la integración y la convivencia grupal. Una persona ejerce una influencia ordenada y voluntaria sobre otra, con la intención de formarle. Así el sistema escolar es la forma en que una sociedad trasmite y conserva su existencia colectiva entre las nuevas generaciones.

Si ya tenemos idea del significado de familia y educación, entonces podemos hablar de la familia como pilar de la educación. Pero vale la pena algunas reflexiones entre ellas cuanto tiempo pasamos actualmente con nuestra familia, esposa e hijos, sobre todo con estos últimos, si la mayor parte del tiempo la pasamos en el trabajo para poder garantizar un estilo de vida “normal” como el de todo el mundo, en el que la sombra del dinero lo condiciona todo. Y entonces, cuando debemos ser el pilar de nuestros hijos, cuando  tiempo debemos estar con ellos, si tomamos en cuenta las horas que pasan en la escuela, las horas que pasan con quien los cuidan que no somos nosotros, el tiempo que pasan frente al televisor y actualmente más bien con el teléfono celular, metidos en la redes sociales, y cuando nos damos ese tiempo para ellos, ya que hasta en la hora de comer, todos los integrantes de la familia están con el celular en la mano, si es que alguno de ellos mejor pide irse a su cuarto a comer en él.

Ah pero que pasa cuando nos avisan de un nuevo modelo educativo en las  escuelas, y nos comunican que serán de tiempo completo, donde nuestros hijos pasaran más horas en la escuela, con la idea de que tendrán mejor educación y conocimientos y mayores habilidades en otras materias de tipo de las artes. Para ser sinceros, agradecemos a ese nuevo sistema educativo, ya que tendremos menos responsabilidad con nuestros hijos, pero sobre todo sabemos que están “seguros” en un lugar. Y tener la conciencia tranquila mientras trabajamos.

Este es uno de los muchos errores que cometemos , hemos destrozado la figura de la familia, porque en otra época, la sociedad era una gran familia, sin embargo ahora es una fábrica de ideas erróneas y contravalores, palpables a lo lejos y sufridas desde cerca, porque hoy en día, las familias se encuentran solas nadando contra corriente en un mar de consumismo, de excesiva importancia a la imagen física y de ausencia de la autenticidad de cada uno de nosotros, en la que nuestro valor social, los define la cantidad de dinero que ganas por una hora o día en tu trabajo, y no lo que somos capaces de hacer para mejorar nuestra sociedad.

Educar significa instruir en conocimiento, pero también formar en todos los aspecto de la vida, para que los educandos de hoy, sean mañana buenos profesionistas o técnicos, pero por sobre todo personas de bien, útiles a la sociedad. Diversos estudios demuestran que el contexto sociocultural y el capital humano tienen un efecto directo en la educación. Eso se aprende generalmente en la familia y excede el ámbito de la escuela. En ese sentido, se requiere potenciar el trabajo sobre los valores y recuperar la centralidad de la familia en la formación de la persona, una tarea esencial para el desarrollo del país.

Por lo cual yo propondría, la incorporación de la familia al proceso educativo, incluso, es vital para poner fin a los problemas de violencia física o psíquica entre los estudiantes. El desafío está en las aulas, en los directores, en los orientadores, en los jefes técnicos, en los secretarios de educación; En cómo hacerle para incorporar a los apoderados en la escuela. Es esencial sumar a los padres y hacerles entender lo valioso de su cooperación, ya que la experiencia internacional nos indica que las escuelas efectivamente son exitosas por el fuerte liderazgo, excelencia docente y visión compartida de los profesores, pero también por las buenas prácticas y por la incorporación de las familias al proceso educativo.

Hemos avanzado en áreas como elaborar pautas para evaluar resultados y ver qué aprendieron los niños al visitar los museos o ir a un concierto. Estas actividades fortalecen el currículo, despiertan inquietudes en los niños, y el aula ya no es el único lugar donde ellos aprenden. Pero hay más en el proceso educativo de nuestras escuelas. La inclusión pasa por potenciar los programas de Habilidades para la Vida, el Programa de Integración Escolar y otros de apoyo con asistentes sociales, psicólogos y educadoras diferenciales.

 

Es cuanto

Enviarme un correo electrónico cuando reciba comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

Comentarios

  • UNA PENA, dicen algunos, que esta fórmula universal de la Familia ahora sea tan diverso..., un despelote malogrado.
This reply was deleted.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.