LOS ALBAÑILES

De Ésto trata nuestro Trabajo...

LA IMPORTANCIA DE TENER UN PLAN DE VIDA

 

Tener un plan de vida es tan vital y tan necesario para las personas que se dicen inteligentes, como la prueba final e inequívoca de que realmente son inteligentes y que aplican la misma para hacer de su vida una experiencia muy agradable, enriquecedora, productiva, constructiva y altamente humana.

Si alguien carece de un plan de vida, vivirá un día porque es consecuencia del anterior, pero no tendrá pre-visualización de lo que puede ser su vida, porque simplemente no se puede concebir lo que no se ha imaginado. ¿Cómo pedirle a alguien que nos comente lo que piensa que será su vida dentro de 5 años, si lo que ha hecho es vivir sólo de inercia?

Tener un plan de vida nos da la posibilidad de ir midiendo nuestro avance conforme el tiempo avanza; midiendo si vamos logrando las metas que nos fijamos, midiendo con qué calidad lo hemos logrado, y si estamos en el camino de nuestro derrotero. Tener un plan de vida es vivir la vida inteligentemente, porque hemos planeado a dónde llegar, cuándo llegar, cómo llegar, medir los tiempos que haremos, anteponernos a los obstáculos que creemos que nos vamos a enfrentar y prever la forma en que pensamos que los vamos a resolver los obstáculos.

Tener un plan de vida es adelantarnos a los acontecimientos para prevenir lo que sucederá, para no encontrarnos con sobresaltos y con imprevisiones que nos pueden llevar al fracaso. Tener un plan de vida es en fin, atrevernos a ser los conductores de nuestra existencia; es buscar que la vida no nos sorprenda, sino que tomemos ventaja de todo lo que la vida nos puede ofrecer, para lograr nuestros objetivos en tiempo y en forma.

Si carecemos de un plan de vida, seremos como canica en batea, que corre sin ton ni son, a los vaivenes caprichosos que la misma vida le va presentando. Quienes no tienen un plan de vida son como quienes van a la secundaria porque ésta sigue de la primaria; o como dice la canción: “¿Y por qué te tatuates’n? Pos nomás...”

Sin un plan de vida seríamos seres que deambularíamos en el mundo sin rumbo, y sin destino ninguno. Nunca nos perderíamos, porque como dice Emilio Montaraz: “el que no sabe a dónde va, ya llegó”; y seríamos presa fácil de los charlatanes y de los demagogos; seríamos carne de cañón, que estaría peleando todas las batallas, pero nunca la suya propia. Estaríamos engordando caldos ajenos, pero nunca poniéndole el sello característico nuestro, a nada. Es dejar que la vida se nos vaya como el agua entre los dedos.

Nuestro plan de vida, también debemos completarlo con el PLAN DE JUBILACIÓN, porque algún día estaremos en esas condiciones y necesidades. Y aunque pudiera parecer algo a lo que nosotros no nos va a suceder, seguramente que tarde o temprano nuestras facultades físicas o mentales (o ambas), se vean limitadas a tal grado que ir al trabajo cotidiano se vuelva un sacrificio más que un placer; así mismo con nuestro “plan de muerte”, o prefijar en nuestra mente la segura idea de que algún día vamos a morir.

Abro un paréntesis para mencionar que ir a trabajar, todos los días, para quien está haciendo lo que le gusta hacer, se vuelve un placer… lo disfruta tanto que el tiempo desaparece... y es capaz de pasarse horas enteras más, que los demás, haciendo su trabajo; mientras que quien hace lo que no le gusta, seguramente que desde antes de salir de su casa para presentarse a trabajar, estará estresado y tal vez hasta maldiciendo el trabajo, el lugar y a los personajes que ahí verá.

Se levantará con angustias y con desgano porque va a hacer lo que no le gusta, sólo porque no hacerlo no le dejará ganancias; y sin ganancias no habrá con qué pagar los satisfactores que la familia y la sociedad le exigen, y no podrá darse los gustos que quiera. Sentirá que la vida no lo quiere, que es un desdichado porque nadie lo comprende, estará todo el día molesto con él y con todos.

Por ello es tan importante contar con un plan de vida que me sirva de regulador y que me permita retirarme a disfrutar de un tiempo de JÚBILO, cuando ya haya cumplido con los requisitos que el trabajo me impuso. Tener el tiempo a mi favor, habiendo realizado lo correspondiente en el ahorro y en la previsión, de tal forma que el disfrute de este tiempo sea solo la consecuencia de haber planificado mi vida.

Tener el control de las acciones que habrá en mi vida y determinar por mí lo que se hace y se hará, es lo más inteligente que he escuchado y que he podido realizar. Es algo que ampliamente recomiendo a todos. Si tienes ya previsto lo que harás después de jubilarte, entonces ¡jubílate!, de otra suerte mejor no lo hagas. Pero se consciente que todo en la vida tiene un principio y un fin y que es preferible que sepas retirarte a tiempo y no provocar que el respeto se vea mermado.

QQ.·. HH.·., si aún no han hecho su plan de vida, es tiempo de empezar… nadie sabe a ciencia cierta cuándo va a morir, pero seguramente que estamos todos conscientes de que algún día nos vendrá la muerte. Mejor es que nos halle bien preparados, después de haber entregado lo mejor a nuestro querido México.

velasco_alvarez@yahoo.com

M.·. M.·. 33°        

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

ELPIDIO GARCÍA LARIOS

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

CONTENIDOS...

¿QUÉ ES UN MASÓN?

El masón debe de ser, un ciudadano universal, caballero del ideal, patriota, íntegro, probo, serio, virtuoso y honrado.

El masón debe de ser, un especie de caballero, consagrado a la defensa de la humanidad, que debe…

Leer más…
Comentarios: 0
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201