LOS ALBAÑILES

Por: Roberto Godínez Soto

“Hay que hacer pasar sobre nuestra

tierra todas las aguas del diluvio”

LA PURIFICACIÓN PERFECTA

“Augías, rey de Élide, poseía una considerable cantidad de bueyes. Pero los establos donde estaban los bueyes, no se limpiaban, ocasionando infecciones y olores nauseabundos a media Grecia. Euristeo manda a Hércules a limpiar los establos y el rey Augías desconfiado le propone un trato. Si limpia todo en un día, le ofrece la décima parte de sus bueyes. Hércules inspeccionó los establos y viendo las capas de inmundicia que se habían acumulado durante muchos años, comprendió lo difícil de su tarea. Después de mucho pensar, observó que dos ríos, el Alfeo y el Peneo, pasaban muy cerca de allí. Se puso a trabajar y desvió ambos ríos abriendo tres brechas en los muros. Las impetuosas aguas, en poco tiempo, arrastraron todo aquel estiércol, dejando limpios los establos. Entonces encauzó de nuevo los ríos por su antiguo lecho y se presentó ante el rey Augías. El rey se resiste al pago aduciendo que el trabajo no lo había hecho él, sino los ríos”. [1]

Este trabajo de Hércules está asociado con Acuario y sus cualidades: Libertad, Rompimiento y Autorrealización. Ya que el significado de Acuario es el ser idealista, amante de la libertad, de sentimientos humanitarios y original en lo que hace. La vida consiste en ciclos de crecimiento, cada uno de los cuales concluye antes de que el siguiente de comienzo. Una y otra vez se regresa al principio y se vuelve a iniciar el proceso de aprendizaje.

El reto de éste trabajo es particular, pues en él Hércules no se enfrenta más a algún monstruoso rival, sino que por primera vez realiza un trabajo netamente en beneficio de una comunidad y no para obtener nada para sí mismo. Incluso el pago convenido con Augías sería para realizar un sacrificio en beneficio de los hombres.

La realidad de este aprendizaje consciente se hace patente, los albañiles ya no funcionan más como una identidad individual, sino como discípulos profundamente comprometidos con el servicio al género humano.

Recordemos que el servicio es el resultado espontáneo del contacto estable con el Alma. 

De esta manera alcanzaremos la libertad radical que implica el zafarse de las propias tendencias inerciales, rompiendo con todo aquello que hasta ahora nos había mantenido atado a un YO individual, logrando con ello la autorrealización.

 

Es Cuanto.

 

[1] Trabajo 11 de Hércules.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

Comentarios

  • Hercúleo Trazado Amado Maestro!! Pienso que, más allá de entendernos Albañiles al servicio de la Sociedad, prefiero invocar El imperativo categórico de la ética kantiana. Que no importa los anhelos propios, individuales o colectivos, Lo Correcto es Lo Correcto. Aplaudo, porque nuestro Albañil Mayor nos instruye con sus fábulas, crecemos, aprendemos y también seguimos construyendo!! Roberto Godínez, simplemente kantiano tu aporte!!!!!!
This reply was deleted.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

CONTENIDOS...