De Ésto trata nuestro Trabajo...

LA TRANSMUTACIÓN MASÓNICA
  1. PRIMERA MUERTE Y RESURECCIÓN

La llegada de un candidato a la Logia nos permite ver a una persona inquieta, asustada y temerosa de recibir algún mal, porque su pensamiento está, sin excepción, temiendo que los masones le hagan algún daño; sobre todo cuando sólo se le ha tratado con aspereza, y en muy escasas ocasiones con amabilidad.

En momentos anteriores que pueden variar entre días, semanas o meses, se le ha interrogado por varios miembros de la Logia (enviados por la misma Logia), para conocer un poco de su pensamiento y de su forma de razonar; su filosofía y sus ideas fundamentales en cuanto a:

  1. La muerte y sus misterios.
  2. La religión, la religiosidad y la divinidad.
  3. Sus aspiraciones de la vida en los años venideros.
  4. Sus ideas de los masones, de la masonería y de los mitos que sobre la Orden suelen circular en la sociedad.

Por ello, cuando se le vendan los ojos y queda expuesto a la dirección que el experto le proporcione, y al amparo de la honorabilidad y de los buenos oficios que los masones le han dicho al candidato, con que siempre actúan.

Y después de pasearlo vendado y sin que pueda orientarse más que por el sentido del oído o del olfato, difícilmente podrá darse cuenta en qué lugar se encuentra. Así que al ser llevado al cuarto negro y enfrentarlo ante la muerte y pidiéndole que haga su testamento, el candidato se enfrenta a la realidad de los conocimientos filosóficos de los masones, y en este momento se enfrenta al elemento Tierra.

Porque se le sepulta y se le mata para que surja el hombre nuevo, el trasmutado, que ya ha pasado por la muerte para los vicios y para las pasiones, lavado y limpiado de sus suciedades mentales anteriores, por el Aire, el Agua y el Fuego, renaciendo a la verdad y a la luz de la libertad en el momento de ser recibido y consagrado como hermano masón.

Y de pronto se encuentra renovado, renacido, frente a los integrantes de la Logia, a los masones, de los que ahora forma parte, recibiendo grandes cantidades de Luz, de conocimientos y de amistades limpias y verdaderas. Nace a la familia de la Orden donde podrá desarrollar todos sus conocimientos esotéricos. 

  1. SEGUNDA MUERTE Y RENOVACIÓN DEL ESPÍRITU 

Cuando los maestros de su Logia lo consideran apto para recibir el segundo grado, o sea, cuando ya ha pasado el tiempo necesario (un año mínimo), y ha mostrado claras actitudes y aptitudes de que está dominando sus pasiones, el aprendiz estará listo para trasmutar su espíritu de la VIRTUD a la CIENCIA. 

Ahora, el aprendiz deberá poner en práctica todos sus conocimientos y aptitudes y actitudes apropiadas previamente, tanto de sus compañeros, como de sus maestros. Sus constantes preguntas y sus investigaciones le han llevado a modificar sustancialmente su mente y su espíritu, mutándolos por conocimientos y actitudes afines a las virtudes que debe haber adquirido.

Y como algunos animales cambian de piel, también el aprendiz deberá ahora ser un hombre que DE VERDAD, tiene FE en sus ideales, ESPERANZA en realizarlos, por AMOR A LA HUMANIDAD. Un hombre que ahora se conoce más a sí mismo y que practica las VIRTUDES TEOLOGALES. Y ahora podrá conocerse mejor, con la PLOMADA, la ESCUADRA y la PALANCA, entendiendo que en su cuerpo están las herramientas fundamentales para su crecimiento, herramientas llamadas CHACRAS, y su avance sostenido en el ÁRBOL DE LA VIDA, porque ya puede y sabe caminar sobre los cuadros BLANCOS y NEGROS y ha alcanzado la SEFIROT TIFERET central, en la columna de la misericordia.

Así, entonces, el masón en formación estará encontrando que en su cuerpo están todas las llaves que su desarrollo necesita. Entenderá que los 5 sentidos son las puertas por donde llega el conocimiento hasta el intelecto, a la razón. Y será toda la aplicación de las fundamentales armas naturales del ser humano, conocidos como los 5 SENTIDOS. Ahora todo lo pasará a través del conocimiento, de la certeza, de la razón. 

  1. TERCERA MUERTE O TRANSMUTACIÓN COMPLETA

En su avance, el masón en ciernes habrá aprendido a utilizar correctamente las dotes que el GADU le dotó para entender que su cuerpo físico tiene la enorme tarea de ayudar a su intelecto a comprender las leyes de la naturaleza.

En su avance hacia la transmutación total, el masón llega a su madurez, por lo que es consagrado y proclamado como MAESTRO MASÓN. Ahora habrá muerto a la carne y renacido al espíritu, habrá logrado apropiarse de los conocimientos grandes del maestro Hiram Abiff, quien muere, pero su espíritu se regenera en cada masón del 3er. grado, porque por un Hiram Abiff que muere, MIL HIJOS DE LA VIUDA SE LEVANTAN.

La METEMPSICOSIS es ahora completa. El masón ha comprendido que la muerte no existe para el espíritu del masón quien ya ha muerto para renacer en la CIENCIA, en la VIRTUD y en RENACIMIENTO COMPLETO. Porque sabe que no existe la muerte para el espíritu; éste renace y se fortifica en cada renacimiento, a la usanza del SOL, que renace todos los días; más fuerte, más límpido, más sabio y más resplandeciente que antes.

La metempsicosis (META=MÁS ALLÁ + PSIQUÉ=MENTE) o palingenesia (PALE=ORIGEN + GENESIS=NACIMIENTO), son comprendidas por el masón, quien es cada día más fuerte, más sabio y mejor hombre que lo fue el día anterior. Y de manera natural él sabe que debe morir en lo físico, pero renacer en lo espiritual todos los días. Y llegará un día en que sus restos humanos no podrán moverse más, entonces su espíritu reencarnará, renacerá y volverá a pulir su PIEDRA BRUTA.

Es cuánto.

Evaristo Velasco Álvarez (33°)

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Evaristo Velasco Álvarez

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

LA TRANSMUTACIÓN MASÓNICA

  1. PRIMERA MUERTE Y RESURECCIÓN

La llegada de un candidato a la Logia nos permite ver a una persona inquieta, asustada y temerosa de recibir algún mal, porque su pensamiento está, sin excepción, temiendo que los…

Leer más…
Comentarios: 0
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201