De Ésto trata nuestro Trabajo...

Libre Albedrío...

Por: César Alberto Merchant Rey 

En la edad en la que el ser humano, comienza a tener uso de razón, aparece y toma forma su conciencia; al mismo tiempo, que se va desarrollando físicamente, aparecen las aptitudes, las facultades y las tendencias. Para los albañiles la actividad de las funciones intelectuales y, su acción sobre los actos de conducta, lo predisponen a idear, a sentir y a proceder por necesidad; ese proceder, ese sentir y ese idear de todo ser humano, realizado por necesidad y en cierta forma determinado, es lo que se llama LIBRE ALBEDRÍO.

 El libre albedrío, se puede interpretar como la libertad del ser humano, para decidir sus acciones, haciendo uso de un razonamiento deliberado, reflexión que le ha de indicar lo que más conviene, dominando los impulsos o el automatismo. El libre albedrío, se puede considerar como propiedad intrínseca del ser humano; podríamos suponer, que es un Don Natural; y para hacer uso de este Don o Propiedad, tiene que recurrir a ciertos elementos o fuentes, de donde nacerán sus decisiones, de un lado: el juicio, la conciencia, la reflexión y la razón; del otro: el automatismo y el instinto. Para dar claridad al juego de estos elementos o fuentes, necesarios para tomar decisiones, y que son factores que influyen en la conducta y personalidad del ser humano, esto se puede notar en  el siguiente ejemplo:

Un Albañil, el día de hoy, desde temprano se siente dispuesto y animado, para asistir a los trabajos; pero resulta que en su trabajo, profano; escucha con cierta frecuencia, comentarios sobre un encuentro deportivo, que por la noche habrá de televisarse; esto, hace que el Albañil se sienta impulsado, a quedarse en su casa a presenciar el evento.
Pero este impulso de automatismo, se encuentra con la oposición de su propia conciencia, que le recuerda, que solamente por medio de una asistencia asidua y una dedicación sostenida, logra mejorar en lo intelectual y en lo moral.

Es entonces cuando se produce el "diálogo interior", en el que el resultado dependerá de su libre albedrío. Si no asiste, dominaron sus impulsos y el automatismo. Si asiste, es que hizo uso de su razonamiento y su conciencia; juzgó y reflexionó para decidir.
El hermano en cuestión, si no asiste, se disculpará así mismo, diciendo: ¡Aquello fue más fuerte que mi voluntad! o dirá: ¡No pude evitarlo!

 De este ejemplo tan simple, también se puede deducir que el Libre Albedrío, le permite al ser humano, elegir con libertad los fines, los medios y formas de su actividad. Le da libertad para aplicar decisiones y actuar con conocimiento de causa, consciente de la responsabilidad de sus propios actos.

Veamos ahora una definición formal y científica de Libre Albedrío y algunos comentarios mucho muy sencillos al respecto.

LIBRE ALBEDRÍO.- Capacidad para aplicar decisiones y actuar con conocimiento de causa, que se forma en el transcurso del conocimiento de causa, que se forma en el transcurso del conocimiento de las Leyes del mundo real, en el proceso de dominio de estas leyes.
Esta definición es la más aceptada en la actualidad, sin embargo han existido y existen pensadores, que no aceptan ésta y ninguna otra definición, porque según ellos, en el hombre no existe ni existirá el libre albedrío. Para ellos, todo está predeterminado.

Existen también, no pocas teorías religiosas, entre ellas el Catolisismo, que lo atribuyen exclusivamente a Dios.- Dios es el que decide los actos humanos.
Por otro lado, pensadores como Schopenhauer y Nietzsche, defienden la idea de un albedrío absoluto; para ellos, es la fuente primaria de las decisiones de la voluntad, de la libertad; toman la libertad como esencia, como algo primario con relación al ser y a la existencia. Niegan que la voluntad esté predeterminada por condiciones o causas externas.
Según ellos, " el hombre actúa independientemente, por decisión voluntaria y no por la acción de causas externas, ni por el mayor peso de unas razones sobre otras". Afirman que "nada puede forzar a la voluntad a elegir esto, en vez de aquello. La voluntad es precisamente la que elige". (El voluntarismo).

Hobbes y Holbach, representantes del Determinismo Mecanicista, dicen que la voluntad del individuo, (libre albedrío) viene determinada lisa y llana sencillamente por factores externos, (circunstancias, condiciones sociales, ideologías, etc.) al igual que los fenómenos naturales y sociales, por una causa.

Esta teoría, convierte al hombre en un "autómata espiritual" y, lo conduce al fatalismo, pues le niega responsabilidad en sus propios actos.

A juicio muy personal, el Libre Albedrío no tiene sus orígenes sólo en motivos interiores e ideales; considero que las decisiones de la voluntad que llevan a los actos humanos, están sujetas también, a una condición o causa externa. Causa que pone en juego el razonamiento, la conciencia y la valoración de la acción. Considero que el Libre Albedrío, se haya vinculado a toda la estructura del individuo, a su razón, a sus sensaciones, a sus experiencias y a sus valores morales e ideológicos; siendo necesario todo ello, para tomar las decisiones.

Es Cuanto. 

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

Comentarios

  • La capacidad de aplicación del LIBRE ALBEDRÍO de cada persona está en razón de la capacidad personal en cuanto a conocimiento científico e intelectual del individuo que hará uso del LIBRE ALBEDRÍO. Esto es, que las determinaciones que el individuo tome podrán variar, dependiendo de que tan preparado esté el individuo.
This reply was deleted.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

¿CONFIANZA O DESCONFIANZA?

Evaristo Velasco Álvarez

La palabra CONFIANZA se genera de dos palabras latinas: CUM = con, formar parte de; hacer grupo; etc., + FIANZA = FE = tener certeza y credibilidad en alguien, en algo. Por su parte,…

Leer más…
Comentarios: 1
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201