LOS ALBAÑILES

De Ésto trata nuestro Trabajo...

3051563835?profile=RESIZE_710xPor: Roberto Godínez Soto 

Creemos que con leer libros y estudiar, llegaremos al conocimiento, cuando realmente no sabemos nada, y por si fuera poco nos decimos maestros y nos pavoneamos pensando que somos iluminados.

Por eso es indispensable, que lo poco que aprendemos los analicemos y apliquemos en la vida diaria, y asimismo hagamos una introspección para conocer nuestros propios demonios.

Debemos de controlar nuestros egos, y para lograrlo no hay como utilizar la técnica del espejo (vernos a nosotros mismos).

[1]“Un joven guerrero que recién había concluido su entrenamiento decidió visitar al Maestro. Tras saludarlo con respeto, lo miró con solemnidad y le preguntó: Maestro, ¿existen el cielo y el infierno?

El Maestro sonrío con picardía y decidió contestarle con otra pregunta: ¿Y tú quién eres?

– Soy un guerrero – respondió con orgullo el muchacho.

– ¿Un guerrero? ¡Bromeas! Pero si eres tan solo un mocoso… y además estás muy flacucho… seguramente eres tan débil que ni siquiera puedes levantar tu espada. ¿quieres un vasito de leche?

El joven, molesto con las críticas del Maestro, desenvainó la espada y exclamó fuera de sí: ¿Qué no puedo ni levantar la espada? ¡Ahora verás, condenado viejo!

Y el Maestro, sin perder la sonrisa, le dijo: ¿Ves? De esa forma se abren las puertas del infierno.

Perplejo por la contestación, el guerrero bajó su arma y pidió disculpas al viejo sabio.

– Y de esta forma se abren las puertas del cielo”.

El cielo y el infierno no están lejos. Están aquí y ahora, pues no son otra cosa que un estado mental.

Practiquemos la Tolerancia, la prudencia y el silencio.

 

Es Cuanto.

 

 

[1] Phileas del Montesexto.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

CONTENIDOS...

¿QUÉ ES UN MASÓN?

El masón debe de ser, un ciudadano universal, caballero del ideal, patriota, íntegro, probo, serio, virtuoso y honrado.

El masón debe de ser, un especie de caballero, consagrado a la defensa de la humanidad, que debe…

Leer más…
Comentarios: 0
contador de visitas gratis