De Ésto trata nuestro Trabajo...

4986144255?profile=RESIZE_400xPor: Roberto Godínez Soto

 

Piensa bien antes de actuar, habla de acuerdo con la verdad, mira por dónde caminas y filtra el agua que has de beber.” (Código de Manú)

Continuado con los antecedentes historicos de la filosofia de los albañiles, tenemos a Manú; El más antiguo legislador de los arios de la India, el cual Enseñó a su pueblo: Hacer sacrificios a los dioses, leer los libros sagrados, practicar la caridad y no ser esclavo de los placeres y los vicios. Manú, en la mitología de la India, es el primer hombre, y el legendario autor de un importante código de derecho sáncristo (Leyes de Manú). Manú aparece en la lituratura sagrada de los Vedas, como el intérprete del primer sacrificio. También es conocido como el primer rey, se a rastreado su genealogía hasta él, ya sea a través de su hijo (la línea solar) o su hija (la línea lunar).

En la historia de la gran inundación, Manú combina las características de las figuras biblicas hebreas de Noé, que preservaron la vida de la extinción en una gran inundación, y Adán, el primer hombre. El Shatapatha Brahmana relata cómo fue advertido por un pez, a quien había hecho una bondad, que un diluvio destruiría a toda la humanidad. Por lo tanto, construyó un barco, como el pescado aconsejaba. Cuando llegó la inundación, ató este barco al cuerno del pez y fue dirigido con seguridad a un lugar de descanso en la cima de una montaña. Cuando la inundación retrocedió, Manú, el único sobreviviente humano, realizó un sacrificio, vertiendo oblaciones de mantequilla y leche agria en las aguas. Después de un año nació de las aguas una mujer que se anunció como "la hija de Manú". Estos dos se convirtieron entonces en los ancestros de una nueva raza humana para reponer la tierra. En el Mahabharata ("Gran Epopeya de la Dinastía Bharata"), el pez se identifica con el dios Brahma, mientras que en los Puranas ("Lore Antiguo") es Matsya, la encarnación de peces del Señor Vishnu.

En la mitología hindú, Manú era el nombre que recibía el primer ser humano. El que posteriormente sería el primer rey que gobernó sobre la faz de la Tierra. Además, el mismo sería el encargado de salvar el mundo del Diluvio Universal. También responde al nombre de Vaivasuata, pues fue hijo de Vivasuat, el dios del Sol. A su vez, su madre, era Saraniú, también conocida como Satia Vrata, la Diosa de la Aurora y de las Nubes. En sánscrito, Manú vendría de Mente, y significaba algo así como pensante, inteligente o lo que es lo mismo, criatura pensante y por tanto ser humano.

En el texto épico-mitológico de la India llamada Majábharata dice claramente que este ser sería dotado con una gran sabiduría y gran virtud. Además, también añade que sería el progenitor de una gran dinastía, conocidos como humanos. El Código de Manú fue primero traducido al inglés. La obra se divide en doce libros; y cada uno de éstos, en siocas ó dísticos, estrofas de dos versos. Los doce libros tratan:

  1. De La Creación.
  2. De los sacramentos y el noviciado.
  3. Del matrimonio y de los deberes del cabeza de familia.
  4. De los medios de adquirir.
  5. De las reglas de abstinencia.
  6. De la purificación de las mujeres.
  7. De la conducta del rey y de la clase guerrera.
  8. De los deberes de los jueces y de las leyes civiles y penales.
  9. Continuación de estas leyes, y deberes de los agricultores, los industriales y la clase sirviente, y, en especial, de las obligaciones de los esposos, y del derecho de sucesión.
  10. De las clases mixtas y de los tiempos de escasez.
  11. De la penitencia y la expiación.
  12. De la trasmigración de las almas y de la bienaventuranza final.

 Como podemos analizar, es muy importante conocer nuestras raíces fiosóficas.

Es Cuanto.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201