LOS ALBAÑILES

De Ésto trata nuestro Trabajo...

3750064205?profile=RESIZE_710x

Por: RobertoGodínez Soto

El Noveno Camino es el de la MEMORIA, y su puerta la de la CIENCIA.

El Octavo marca el otro lindero, que encierra al Barrio de la GASTRONOMIA, en cuyo frente anterior leéis PRUDENCIA, y en el posterior SALUD.

No se nos debe olvidar la expresión en latín clásico “Mens sana in corpore sano”, cuya traducción es “Una mente sana en un cuerpo sano” (Uno de los poemas satíricos escritos por el autor romano Décimo Junio Juvenal, entre los siglos I y II d.C.)

El hombre es el único ser viviente que sabe preparar sus alimentos y bebidas, y que con la Memoria y la Inducción ha creado la Ciencia, cuyos principios forman ese arte que conserva la Salud, nos fortalece, y dirigida por la Prudencia, dilata la vida y contribuye a la unión de las voluntades.

El simbolo del Alambique es fundamental ya que es un aparato utilizado para la destilación de líquidos mediante un proceso de evaporación por calentamiento y posterior condensación por enfriamiento.

Un liberal que se jacte de estudiar la naturaleza, no debe entregarse a la ingesta de carne, ya que de hacerlo atrofia sus facultades intelectules y espirituales, y se animaliza con ello.

Por esa misma razon nuestros banquetes deben regresar a ser un evento mistico, en donde solo se consuma: QUESO, PAN y VINO TINTO. Recodemos la ultima cena.

Como conclusion podemos decir que al aplicar la prudencia estaremos dando un gran paso hacia el conocimiento: “Nada en exceso todo con medida”.

Es Cuanto.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

CONTENIDOS...

contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201