LOS ALBAÑILES

De Ésto trata nuestro Trabajo...

 

Por: Elpidio García Larios


Las personas deprimidas como “lloviznando” muestran sus emociones muy a flor de piel, se nos dificulta emprender acciones con entusiasmo y confianza. Nuestra falta de esperanza nos impide que tengamos objetivos bien definidos en la vida porque prejuzgamos que son imposibles y eso nos lleva a la pérdida total de la esperanza, despecho, enojo, cólera… por no realizarlos.


Bueno, hasta parece que estamos contra del bien aunque hay andamos disfrazados de desesperación, precipitación, moderación, falta razón e ímpetus para resolver una situación desesperada e indeseada en algo fructífero. Nos falta entusiasmo, confianza para realizar nuestra voluntad.


¡Pillito, Pillito! Yo, tu conciencia te digo que una situación desesperada se convierte en eso, cuando empiezas a pensar que lo es; no se te olvide que la desesperación infunde valor al cobarde…


Hay personas engañosamente optimistas con “un realismo excesivo”, minimizan las dificultades y frecuentemente son optimistas platicadoras y alegres; pero con ese disfraz se manejan en la vida, pero son personas deprimidas… (Creen que nunca llegará su felicidad) y empiezan a hacer últimos intentos de escapar de dicha situación, como correr, lanzar objetos, dar gritos, agredir a los demás, no seguir consejos, pero sí los dan, etc.


¡Hay te hablan Pillito!...


¡Ah! Pero si se juntan la DESESPERACIÓN, el sentimiento de ORFANDAD, el de la SOLEDAD no sólo por la muerte de los padres, es huérfano aquel que está descuidado, abandonado y que no puede valerse por sí mismo para remediar su abandono o falta de compañía y cariño.


Los sentimientos están regidos por las leyes que gobiernan el funcionamiento energético del cerebro. No dejemos para después la realización de un objetivo o anhelo, aunque muchos crean que es para cultivar nuestro EGO, si no los realizamos pudieran causarnos FRUSTRACIÓN, DESESPERACIÓN, SOLEDAD, DEPRESIÓN y eso afectaría nuestra alma y todos los seres vivos tenemos una que eso nos ANIMA a seguir viviendo…


¿Pillito, Pillito, casi terminas y tu consejo?...


Paisanos, amigos, contactos, hermanos: Pocos son los que encuentran compañía en sí mismos; la soledad es hermosa si tenemos a quien decírselo ¿O creen que el hombre más fuerte del mundo es el que está solo? Amen a la mujer para amarla, no para ser amados, pero no se lo digan pronto, porque estarían cerca de la estupidez…

 

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

CONTENIDOS...

contador de visitas gratis