LOS ALBAÑILES

De Ésto trata nuestro Trabajo...

Por: Roberto Godínez Soto /

 

“Los Pájaros del Lago Estínfalo: Cerca de la ciudad de Estínfalo, en Arcadia, había un pantano inmundo que despedía un olor putrefacto. En él vivían unas espantosas aves de grandes dimensiones que atacaban a hombres y animales, devorándolos y dejando sus restos después del festín. Tenían el pico y las garras de hierro. Eran afilados como espadas y sus plumas eran dardos de acero. Hércules recibió la orden de exterminarlos. Al llegar al pantano tres de los pájaros se abalanzaron contra él, los detuvo con su gran fuerza haciéndolos retroceder, sin poder vencerlos. Buscó los medios para matarlos y lanzó cientos de flechas, pero sólo logró derribar a unos pocos, de los miles que habitaban en el pantano. Para conseguir vencerlos, subió a una montaña vecina y comenzó a tocar con todas sus fuerzas unos grandes címbalos de bronce, regalo de la diosa Minerva y que emitían un sonido sobrenatural. Era tan desagradable y penetrante que para él mismo era intolerable. Se tapó los oídos con almohadillas y a la hora del crepúsculo, los golpeó una y otra vez. Aturdidos y asustados, los pájaros huyeron en desbandada y Hércules acabó con ellos con sus certeras flechas”.[1] 

Este trabajo está asociado con Sagitario y sus cualidades: búsqueda, idealismo, expansión y síntesis, para aspirar a ser mejor persona. En la progresión hacia un nuevo nivel de desarrollo, con frecuencia hay sentimientos a abandonar un estilo de vida al que te has acostumbrado y con el que te sientes cómodo. Cuando evitas el cambio, el resultado es el conflicto. El crecimiento resulta difícil y requiere de una gran dosis de valor. Los pantanos de Estínfalo simbolizan la mente con la añadidura de la emoción. Los pájaros representan los pensamientos y las palabras dañinas. El reto del Albañil para trascender es: la murmuración cruel, hablar sobre uno mismo y la conversación egoísta.

Corolario: si no tiene nada constructivo que decir, mejor guarda silencio, el hablar de otros e inclusive de uno mismo, son conversaciones dañinas. Así que mejor apliquemos el silencio.

Seamos prudentes en el decir y hacer.

Es Cuanto. 

 

[1] Trabajo 9 de Hércules

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

CONTENIDOS...

contador de visitas gratis