LOS ALBAÑILES

De Ésto trata nuestro Trabajo...

¿QUÉ ES UN MASÓN?

El masón debe de ser, un ciudadano universal, caballero del ideal, patriota, íntegro, probo, serio, virtuoso y honrado.

El masón debe de ser, un especie de caballero, consagrado a la defensa de la humanidad, que debe de conocer, la clase de enemigos que tiene que combatir, enemigos de la luz, de la verdad, del bien y del progreso humano, sabe o debe de saber, que no ha de faltarle el valor y la constancia necesaria, para salir avante en su empresa, para hacer que reine la luz, la verdad, la justicia para todos y el progreso científico y moral, al que tiene derecho la humanidad, que gradualmente camina, pretendiendo un mundo mejor, más razonable y progresista. En síntesis, masón, es un constructor del templo simbólico de la ciencia y de la virtud, que constituye su propia personalidad, masón es un individuo, que trabaja en perfeccionarse y en evolucionar, tanto en sus conocimientos, como en su comportamiento moral.

La misión del masón, es la de concientizarse total y plenamente, de su vocación masónica, estudiar sus liturgias, catecismos y la literatura recomendada de sus grados respectivos y conocer y practicar las cualidades, virtudes y valores éticos que configuran un perfil masónico de excelencia, deberá de ser responsable, puntual a los trabajos de su logia, pagar puntualmente sus cuotas, cumplir las comisiones que le asigne su venerable maestro, presentar trazados, visitar logias, visitar hermanos enfermos, deberá de trabajar por la consolidación y progreso de su logia y de su gran logia, deberá ser responsable en todos sus compromisos que contraiga, al ser elegido para ocupar un puesto en el cuadro logial de su taller. Deberá ser buen padre, buen hijo, buen esposo, buen hermano, ser congruente en sus actos, ser respetuoso, eficaz, eficiente y responsable en su trabajo profano y en el área en que se desarrolle, tratara de ser un ciudadano triunfador, que se distinga por su puntualidad, liderazgo, oratoria, por sus valores morales.

Deberá ser honesto, digno, filántropo, vertical, un hombre de palabra, que cuando empeñe su palabra, la cumpla, leal, responsable de sus actos, valiente, justo, recto, tenaz, sincero, perseverante, deberá respetar a sus hermanos y si llegase a discrepar de algún hermano, deberá de manifestar su verdad, de frente y sin dobleces, viéndose a los ojos, sin inclinar la cabeza y sin después, andar con traiciones y rumorando y difamando, a espaldas de los hermanos, deberá de ser congruente en su hablar, su pensar y su actuar, apoyar todas las acciones que emprenda su venerable maestro y su gran maestro.

Cumplir sus juramentos, tanto el que lo acredita como masón, como el que lo acredita con un puesto en su logia, así como la secrecía juramentada al final de los trabajos.

Esto y más es un masón. Si nuestro pensamiento y nuestro actuar no es así tratemos de que así sea. De lo contrario, hagamos una deserción silenciosa. ¡Cumplámoslo!

JOSE VALDEMAR PORTILLO LÓPEZ

Página Web: valdemar.com.mx

E-Mail: valdemarportillo@gmail.com

WhatsApp: (81) 83-09-80-12

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

ELPIDIO GARCÍA LARIOS

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

CONTENIDOS...

SOMOS UNO CON DIOS

SOMOS UNO CON DIOS

  1. Escucha la sabiduría de tu cuerpo, que se expresa por señales de comodidad e incomodidad. Cuando elijas cierta conducta, pregunta a tu cuerpo qué siente al respecto. Si tu cuerpo envía una señal de…
Leer más…
Comentarios: 1
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201