LOS ALBAÑILES

Confederación de Supremos Consejos Libres y Soberanos de los Estados Unidos Mexicanos

 

Monterrey, N.L., México. 22, 23 y 24 de septiembre de 2017, su Congreso Nacional.

 

CONSIDERANDO

 

Que nuestros trabajos han sido animados, partiendo de nuestras bases filosóficas y de las normas que rigen nuestra organización interna, estando conscientes de que a pesar de convicciones personales, buenos y mejores propósitos y grandes expectativas, la obstinada realidad nos plantea una situación de suyo difícil para la sociedad en su conjunto.

Que la Masonería Mexicana no puede, y no debe seguir enclaustrada en las paredes de los templos y sumida en el letargo que generan las discusiones teóricas y las sesudas reflexiones, sino que debemos asumir un rol más activo frente a la sociedad.

Que asumir una postura de activismo en la sociedad, lejos de chocar con nuestro deber ser, se justifica porque de nada sirve que sigamos con el crecimiento espiritual intramuros y no seamos capaces de compartir nuestros valores y reflexiones con quines, en el mundo profano son nuestros hermanos y requieren que coadyuvemos en la guía y búsqueda de respuestas a una situación difícil e inaplazable.

Considerando todo lo anterior y dados los trabajos, reflexiones, discusiones y consensos que se han debatido en este X Congreso Nacional Filosófico, es que en este día los masones integrantes de la Confederación de Supremos Consejos Libres y Soberanos de los Estados Unidos Mexicanos, expedimos la presente.

 

PROCLAMA

1)    Somos parte de una fraternidad universal fincad en sólidos principios de unión y  solidaridad, nos mueve el estudio y la reflexión colectiva sobre el devenir de la humanidad y en lo individual nos reconocemos como ciudadanos miembros  del Estado Mexicano, comprometidos con el ser y el quehacer de nuestra nación.

2)    Somos una cofradía filosófica comprometida con el desarrollo individual como vía para mejorar el género humano, pero también somos integrantes de una sociedad que quiere y merece un destino superior para todos sus habitantes.

3)    Hacer público nuestro desasosiego, ante la creciente inseguridad en las distintas regiones de la geografía nacional y del país en su conjunto, que ponen en evidencia el incumplimiento del Estado Mexicano, con sus compromisos más elementales en el contrato social, de garantizar la seguridad integral de los mexicanos, así como la de su patrimonio.

4)    La ofensiva impunidad, que genera un profundo y preocupante malestar e irritación social, a lo largo y a lo ancho de toda la superficie nacional que puede derivar en conductas colectivas impredecibles que no ayudarían en nada al sano desarrollo de las instituciones nacionales.

5)    Nuestra preocupación institucional, por el quebranto y vulneración de los derechos humanos por diversos órganos públicos de la estructura político constitucional de México.

6)    Los grandes rezagos que en infraestructura educativa, padecen y sufren las escuelas del país de los distintos niveles escolares, que representan condiciones materiales poco apropiadas para que la comunidad escolar asimile y comprenda los diversos contenidos de aprendizaje que le permitan insertarse en la sociedad del conocimiento.

7)    En un país como México que profesa la democracia, todos somos iguales ante la ley. Por lo tanto la masonería filosófica en concordancia con su estirpe liberal, no puede ser condescendiente con prácticas sociales que sean excluyentes o discriminatorias, de grupos o personas por causa de etnia, religión, color de piel o preferencia sexual. La Constitución Política de México y los tratados internacionales, son garantes de los derechos de todos, sin excepción.

Por todo lo anterior, el X Congreso Nacional Filosófico, celebrando en Monterrey, Nuevo León, México, sostiene y reitera su decisión de seguir avanzando en su consolidación como entidad liberal, fraternal y progresista, fiel a su quehacer interno, y comprometida con el desarrollo de la sociedad mexicana.

Monterrey Nuevo León, 23 de setiembre de 2017.

 Firman:

 Soberano Gran Comendador                Pedro Garza de Hoyos

Supremo Consejo del Norte de los Estados Unidos Mexicanos.

 

Soberano Gran Comendador                Francisco Díaz Barbosa

Supremo Consejo del Estado Libre y Soberano de Colima

 

Soberano Gran Comendador                Carlos Andrade y Sánchez

Supremo Consejo del Sureste de los Estados Unidos Mexicanos

 

Soberano Gran Comendador                Salvador López Mendoza

Supremo Consejo de Baja California

 

Soberano Gran Comendador                José Horacio Pérez Ocampo

Supremo Consejo Masónico Filosófico Universal de Coahuila de Zaragoza

 

Soberano Gran Comendador                Jorge A. Rodríguez y Morgado

Supremo Consejo Libre y Soberano del Estado de Puebla

 

Soberano Gran Comendador                Evaristo Velasco Álvarez

Supremo Consejo Libre y Soberano del Estado de Aguascalientes

 

Soberano Gran Comendador                Saúl Francisco Camacho Rosales

Supremo Consejo del Estado de Jalisco

 

Soberano Gran Comendador                José Luis Hernández de León

Supremo Consejo Libre y Soberano del Estado de Chiapas

 

Soberano Gran Comendador                Lorenzo Sánchez Mendoza

Supremo Consejo Libre y Soberano e Independiente del Estado de San Luis Potosí

 

Soberano Gran Comendador                Jaime Gabriel Alvarado López

Supremo Consejo Libre y Soberano del Estado de Zacatecas

 

 

Enviarme un correo electrónico cuando reciba comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

Comentarios

  • Un muy oportuno pronunciamiento QQ:.HH:., porque más allá de estar mal como sociedad, lo importante aquí es saber que ése es el estado de la Grey: Enfermo, casi en agonía, pero con posibilidades de mejorar. 16 QQ:.HH:. de América Latina os leemos, y nos damos por desafiados a seguir martillando. Su Adicto amigo y Eterno Aprendiz... Roberto González - Prensamérica Chile.
This reply was deleted.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.