LOS ALBAÑILES

De Ésto trata nuestro Trabajo...

 

3545105233?profile=RESIZE_710xPor: Roberto Godínez Soto

 

El Tercer Camino es el de la VIGILANCIA, y su Puerta la de la PERCEPCIÓN.

El Barrio que circunscribe con el Segundo Camino, presenta anteriormente el ORDEN, y en su punto opuesto la ARMONIA.

¿Vigilancia, Para qué o qué? Este concepto se debe entender como observar o monitorear el comportamiento de uno mismo, para saber si realmente estamos haciendo lo correcto, para trascender a otros planos. Esta vigilancia la debemos hacer a traves de nuestros sentidos (Percepción), tenemos que ir mas alla de la simple observación.

Para lo cual se ocupa orden y armonia, recordemos la sentencia ORDO AD CHAO, (Orden en el caos).

Fina Percepción, Castidad en los conceptos, Templanza en las emociones e infatigable Vigilancia para que ninguno destruya la Armonía y reine el Orden en el Barrio de la MUSICA y del Canto, perfumes del sentimiento que el corazón exhala y llegan hasta el trono de la Divinidad que lo creó, son las cualidades que distinguen a los que lo habitan.

Es Cuanto.

 

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

CONTENIDOS...

TIEMPO

 

3556083050?profile=RESIZE_710xPor: Roberto Godínez Soto

 

Estamos tan inmersos en trabajar para hacer dinero, que…

Leer más…
Comentarios: 0

SOMOS UNO CON DIOS

SOMOS UNO CON DIOS

  1. Escucha la sabiduría de tu cuerpo, que se expresa por señales de comodidad e incomodidad. Cuando elijas cierta conducta, pregunta a tu cuerpo qué siente al respecto. Si tu cuerpo envía una señal de…
Leer más…
Comentarios: 1
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201