LOS ALBAÑILES

De Ésto trata nuestro Trabajo...

 

 

3700375232?profile=RESIZE_710xPor: Faustino Francisco García Peña

 

A mis 81 años en pleno ocaso de mi vida, sumergido ya en una natural discapacidad física producto de los años vividos, y sin aspirar a ningún reconocimiento ni remuneración de ninguna especie, tengo un sueño, un sueño inefable y maravilloso un sueño que ha llegado a mi ser cuando el espíritu de la institución entro en lo más profundo de mi ser, un sueño que dejara de serlo y se convertirá en realidad cuando en mi amado país reine la armonía, la paz, la unión, la libertad y la fraternidad, cuando mi México  se salga de la nefasta  situación económica social en que se encuentra sumergido,  cuando dejen de reinar la violencia, la criminalidad, la corrupción, el egoísmo, el fanatismo… cuando todos los que habitamos esta bendita tierra seamos felices, totalmente felices y prósperos, sueño que se cristalizara en realidad cuando lleguemos a entender que nuestra actual situación se debe a que lamentablemente en nuestro entorno existen hombres crueles y sin escrúpulos, en los que se anidan negras ambiciones de poder y dinero, los que, apuntalándose en la pobre cultura e ignorancia  en que nuestro país se encuentra sumergido, hombres y mujeres ordinarias  que se han encargado, mediante los medios masivos de comunicación y aun a través de las redes sociales y rumores populares de manipular el enfoque de nuestra vida mediante mensajes e informaciones que repiten y reiteran continua y excesivamente manteniéndonos en un trance hipnótico, así, apoyándose en sus artilugios  han creado un mundo ficticio, un mundo que ha sido puesto frente a nuestros ojos para ocultarnos la realidad y esclavizarnos. Es muy triste y dañino para nuestra ordenen encontrar en las redes sociales, específicamente publicaciones tales como por ejemplo en YouTube:

 (http://www.youtube.com/watch?v=vwtWnWxPkyw entre otras muchas más) que ante la población profana del país desvirtúan  al espíritu liberal y hasta llegan a atacarlo achacándole hechos realmente infames y siniestros tales como la publicación antes mencionada la que concluye diciendo que “la institución encierra a la mafia gubernamental que nos tiene atrapados”.

Pero ciertamente y a pesar de todo, existen en nuestro mundo personas extraordinarias, insatisfechas de la situación en que viven, que con intenso interés anhelan su felicidad, las que con perspicacia y con pensamiento trascendental se preguntan: ¿Debo conformarme con vivir en este país siguiendo las pautas, los usos y costumbres que nos plantean los gobernantes, políticos y clérigos del mundo moderno? ¿Puede ser posible que exista un mundo diferente al que me ha tocado vivir? ¿Lo que percibo con mis cinco sentidos es la única realidad? o ¿Vivo en un ambiente de simulación que mediante mi perfeccionamiento bien puedo cambiar?

Muy afortunadamente en México existe una institución cuyos objetivos son los de crear hombres extraordinarios, hombres libres y de buenas costumbres que a través de su ilustración han llegado a conocer y a practicar virtudes que los hacen útiles para el desarrollo de la humanidad.

Obviamente ustedes lo saben que nos referimos esta augusta institución, sin embargo y aunque a algunos nos duela reconocerlo la cofradía en México esta hasta cierto punto dormida, podemos hasta decir que está operando como un club social o en una forma muy cercana a eso, sin que un buen número de sus actuales miembros hayan entendido a cabalidad que ella es la institución más poderosa que mediante sus acciones pueden cambiar cualquier situación por más difícil y escabrosa que parezca.

En resumen para concluir este capítulo, quiero enfatizar que mi sueño es que algún día, no muy lejano, el liberalismo sea considerado como la institución que cambió positivamente a la patria, que coadyuvó  eficazmente con ella  para ser un país de primer mundo, una nación admirada y ostentada como un país de una excelente cultura, esperando con toda seguridad que eso será cuando todos sus miembros se decidan a despojarse de su estado de confort dejen de usar a sus talleres como centros de recreación social y así proyectaran sus energías y sapiencia para enseñar al ignorante, en bien de la humanidad, tal como lo juramentaron.

La historia nos lo dice cuántos hechos relevantes han hecho los albañiles en bien de la humanidad y hasta quizás cuantos hechos pudieran haber omitido por razones egoístas internas o externas, pero dejemos atrás la historia y enfoquémonos solo a nuestra realidad, hoy más que nunca nuestra patria requiere de hombres formados con los más puros principios de ética, moral y amor por la humanidad, los que solo se encontraran en aquellos en que el más pudo espíritu masónico ha penetrado en el fondo  de sus corazones y mentes, hombres que tangiblemente existen pero que movidos por sus más caros ideales pueden, sin temores ni cortapisas, actuar vigorosa y decididamente para crear un país mil veces mejor que el que actualmente vivimos.

Por otro lado de los albañiles auténticos y  extraordinarios bien pueden emanar gobernantes y servidores públicos, como él: Lic. Benito Pablo Juárez García y del Gral. Lázaro Cárdenas del Rio, que guíen a nuestro pueblo, no con los actuales esquemas y sistemas políticos y gubernamentales tradicionales y sumamente trillados, los que a todas luces y palpablemente han demostrado hasta la exageración  su inutilidad, sino gobernantes con un alto sentido de estadistas, comprometidos e involucrados hasta lo más profundo de su alma no en el bien propio, como ha resultado tradicional ente nuestros actuales gobernantes, sino en el bien del país entero.  Así como también de la institución pueden surgir maestros, empresarios, padres de familia y trabajadores que mediante su labor luchen, desde su particular trinchera en la guerra que los albañiles desaten para liberar a nuestro país de la ignorancia y que mediante a eso sea liberado de la violencia, de la criminalidad, de la corrupción, del egoísmo, del fanatismo…

Para concluir alberguemos en nuestra mente el firme propósito de crear un México mejor saliendo de la  mala situación en que estamos sumergidos, aceptando que el único camino posible es la derrama de  la sabiduría entre todos nuestros conciudadanos, y por supuesto, además de ello, ejercer una férrea voluntad para lograr este inefable propósito lo que con toda seguridad lograremos a despecho de lo que en nuestro ser exterior ocurra y a pesar de que los seres humanos comunes  que nos pueden desalentar y nos juzguen de ilusos y fuera de una lógica realidad.

Es Cuanto.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

CONTENIDOS...

contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201