De Ésto trata nuestro Trabajo...

 

 

3916100895?profile=RESIZE_710xPor: Roberto Gdínez Soto

 

"¡Bendícenos, divino número, tú que engendraste

dioses y hombres! ¡Oh santo, santo Tetractys, tú

que contienen la raíz y la fuente de la creación que

fluye eternamente! Porque el número divino

comienza con la unidad profunda y pura hasta llegar

a lo sagrado cuatro, y luego engendra a la madre

de todos, la omnipresente, la que todo lo abarca,

la que nace sin límites, la incansablemente sagrada

diez, la llave de todos "

La Tetraktys es una figura triangular consistente en diez puntos colocados en cuatro líneas: un, dos, tres, y cuatro puntos en cada fila, formando un triangulo equilatero. 

Dentro de esos puntos, varias figuras pueden formarse interconectandolas. Las más familiares es el cubo, visualizado como una ilusion tridimensional.

Esto nos recuerda la piedra cubica o el simbolo de la sal, la cual forma cristales cubicos y tambien simboliza la tierra. El cubo esta compuesto por seis lados, solo tres de los cuales son visibles a la vez. Tiene doce aristas, que nos recuerda los doce signos del zodiaco y las doce tribus de Israel. Tambien nos recuerda el Sancta Santorum, que es descrito en la Biblia: “El santuario interno tenia veinte codos de largo, veinte codos de ancho y veinte codos de alto”[1]

Tambien escondida en la figura esta la estrella de seis puntas o sello de Salomon.

Y que decir del pectoral del Sumo sacerdote, o triple triangulo.

Es un símbolo místico que representa el número diez. La tetraktys, figura que tenían por sagrada, indica que los pitagóricos consideraban así los números.

La tetraktys es el número perfecto y la clave de la doctrina. La Tetraktys pitagórica constituye la Década, la totalidad de Universo:

  1. La Unidad:(mónada) es entendido como la unidad, la divinidad, el origen de todas las cosas, el ser inmanifestado. Representado geométricamente por el punto.
  2. La Díada: es el desdoblamiento de la unidad, el principio de la dualidad inherente en toda cosmología: activo y pasivo, masculino y femenino, bien y mal. Es el punto que se desplaza dando origen a la línea, marcando su comienzo y su fin.
  3. La Tríada:Los tres niveles del mundo: celeste, terrestre, infernal, y todas las trinidades. Recoge el concepto de los tres niveles que hay en los aspectos místicos: cuerpo, alma y espíritu; Padre, Hijo y Espíritu Santo; inframundo, tierra y cielo. Bajo una idea geométrica, si entendemos el uno como un punto y el dos como una línea, el tres pasa a ser un plano. El número tres es un triángulo.
    4. El Cuaternario: quiere simbolizar el universo material, como manifestación de cuatro aspectos: tierra, aire, fuego y agua; Lucas, Juan, Marcos y Mateo; toro, águila, león y hombre (representados en la carta del Mundo, Arcano XXI del Tarot) y el tetragramaton de muchas religiones y filosofías. Ahora la idea geométrica alcanza con este cuarto nivel el volumen, adquiriendo cuerpo material.

El 10 (la tetraktys) resulta de sumar 1+2+3+4, es la suma de los cuatro primeros números enteros. La tetraktys es el conjunto de la mónada, de la díada, de la tríada y de la tétrada, comprende el Todo: el punto, la línea, la superficie y el volumen.

Es el número perfecto, la totalidad del Universo. Y en este sentido de totalidad se revela como un retorno a la unidad, cerrando el ciclo.

Un origen y un fin; un todo surge del uno y vuelve al uno.

1+2+3+4=10                         1+0=1

Sigamos estudiando la arimetica y la geometria (siete arts liberales).


Es Cuanto.

 

[1] I Reyes 6:20.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

Comentarios

  • Tremendo trabajo, singularidad que ilumina a los menores de Pitágoras y mayores de Oriente!
This reply was deleted.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201