De Ésto trata nuestro Trabajo...

UN PEQUEÑO TRIBUTO A UN GRAN H:.

Mario Moreno Reyes, mejor conocido como Cantinflas nació en México D.F. el 12 deagosto de 1911. Fue iniciado Mas:. en la Resp:. Log:. Sinb:. Chilám Balám # 21 el 7 de Dic de 1942. Comenzó su carrera artística en teatro de carpa y desde un principio interpretó al personaje de barrio picaresco y astuto, pero de gran frescura y nobles sentimientos. Lo que haría famoso al Q:. H:. fue su particular forma de expresarse en la cual hablaba mucho y decía bien poco, al grado que se designó con su alias esa manera de hablar por la Real academia De La Lengua Española.

Mario Moreno será controvertido a la fecha en que escribo esto. Hay grandes detractores a su imagen y legado, que argumentan despotismo, racismo, querer ser la estrella de sus propias películas y ser traicionero con sus amigos y colegas, sin embargo, también hay testimonios que muestran su gran corazón. Algunas anécdotas de su nobleza son las siguientes:

Un 24 de diciembre en los años 60, un empleado de Liverpool tuvo la fortuna de atender a Mario Moreno, quien andaba haciendo compras de última hora. Mientras pagaba, se puso a platicar con ese empleado, quien le contó que su niño tenía cáncer. Mario se conmovió y le pidió su dirección. El empleado se la dio, agradecido pensando que le enviaría algún juguete. A eso de la nueve de la noche, llamaron a la puerta del empleado. Para su sorpresa, se trataba del mismísimo Mario Moreno ¡caracterizado como Cantinflas! Este fue directo a la recámara del niño enfermo, y por casi una estuvo actuando y platicando con él, haciéndole reír. Luego, lo colmó de juguetes y cargó con los gastos del tratamiento.

Fue padrino de generación de la carrera de Químicos Biólogos en el IPN en 1957. Aceptó a la primera ser padrino de aquellos estudiantes humildes y esforzados entre los que se encontraba mi padre. Sin pedir nada a cambio, les regaló la cena y los anillos de graduación y les dirigió un mensaje de triunfo y dedicación. (Testimonio de Gabriel Coronado).

Además, por años mantuvo una oficina (en Insurgentes 377) en su edificio a donde la gente pobre acudía y él les daba dinero.

Fue fundador y “Mecenas” de La Casa Del Artista (un asilo para artistas retirados).

Para la película El Bombero Atómico, compró camiones y equipo. Cuando estaban filmándola, un incendio real se suscitó en Tacuba, acabando con casas muy humildes. Mario acudió al sitio y de su bolsillo les construyó casas; donó dinero para los damnificados del terremoto del 85, tal como lo hiciera Plácido Domingo; mantuvo orfanatorios, donó por muchos años desayunos escolares, ayudó a su familia (muy numerosa) y amigos.

En 1966 se estrenó la película 'Su excelencia' del Q:. H.. Mario Moreno. En ella Cantinflas es un empleado de la Embajada de la República de Los Cocos (país ficticio) en la Rep. Pepeslavia (alusión a José Stalin) y le cabe en suerte ser nombrado embajador después de un golpe de estado. Como es común, los dos líderes rivales de la Guerra Fría Dolaronia (EUA) y Pepeslavia (URSS) quieren influenciarlo para que se alinee con ellos. Y esto da pie a varias situaciones muy cómicas de espionaje, sabotaje e intentos de coerción. Una de las escenas más graciosas es la entrega mutua de condecoraciones, donde se le otorgan a Cantinflas la condecoración de la “Orden del cincel y el martillo”, la Escofina en el grado de Maestro, la banda de la Cofradía de la Cuchara y la Plomada.

El que tenga ojos que vea y el que tenga oídos que oiga.

Pero aparte de la chusca manera que Cantinflas tuvo de mostrarle al mundo que era Mas:., lo más importante es su discurso en lo que en la película pasa por la O.N.U. y donde el Q:. H:. revela sus verdaderos dotes para la oratoria, incluyendo varias alusiones a nuestros símbolos y filosofía, en cuyo contenido da un mensaje que rivaliza con los del expresidente Mújica y los de Martin Luther King.

He aquí la transcripción:

Me ha tocado en suerte ser último orador, cosa que me alegra mucho porque, como quien dice, así me los agarro cansados. Sin embargo, sé que a pesar de la insignificancia de mi país que no tiene poderío militar, ni político, ni económico, ni mucho menos atómico, todos ustedes esperan con interés mis palabras ya que de mi voto depende el triunfo de los Verdes (Capitalistas) de los Colorados (Comunistas).

Señores Representantes: estamos pasando un momento crucial en que la Humanidad se enfrenta a la misma Humanidad. Estamos viviendo un momento histórico en que el hombre científica e intelectualmente es un gigante, pero moralmente es un pigmeo. La opinión mundial está tan profundamente dividida en dos bandos aparentemente irreconciliables, que dado el singular caso, que queda en sólo un voto. El voto de un país débil y pequeño pueda hacer que la balanza se cargue de un lado o se cargue de otro lado. Estamos, como quien dice, ante una gran báscula: con un platillo ocupado por los Verdes y con otro platillo ocupado por los Colorados. Y ahora llego yo, que soy de peso pluma como quien dice, y según donde yo me coloque, de ese lado seguirá la balanza.

¡Háganme el favor!... ¿No creen ustedes que es mucha responsabilidad para un solo ciudadano?

No considero justo que la mitad de la Humanidad, sea la que fuere, quede condenada a vivir bajo un régimen político y económico que no es de su agrado, solamente porque un frívolo embajador haya votado, o lo hayan hecho votar, en un sentido o en otro.

El que les habla, su amigo... yo... no votaré por ninguno de los dos bandos. Y yo no votaré por ninguno de los dos bandos debido a tres razones: primera, porque, repito que no sería justo que el sólo voto de un representante, que a lo mejor está enfermo del hígado, decidiera el destino de 100 naciones; segunda, estoy convencido de que los procedimientos, repito, recalco, los procedimientos de los Colorados son desastrosos ¡y tercera!... porque los procedimientos de los Verdes tampoco son de lo más bondadoso que digamos. Y si no se callan ya yo no sigo, y se van a quedar con la sensación de saber lo que tenía que decirles.

Insisto que hablo de procedimientos y no de ideas ni de doctrinas. Para mí todas las ideas son respetables, aunque sean “ideítas” o “ideotas”, aunque no esté de acuerdo con ellas. Lo que piense ese señor, o ese otro señor, o ese señor (señala), o ese de allá de bigotico que no piensa nada porque ya se nos durmió, eso no impide que todos nosotros seamos muy buenos amigos. Todos creemos que nuestra manera de ser, nuestra manera de vivir, nuestra manera de pensar y hasta nuestro modito de andar son los mejores; y el chaleco se lo tratamos de imponérselo a los demás y si no lo aceptan decimos que son unos tales y unos cuales y al ratito andamos a la greña. ¿Ustedes creen que eso está bien? Tan fácil que sería la existencia si tan sólo respetásemos el modo de vivir de cada quién. Hace cien años ya lo dijo una de las figuras más humildes, pero más grandes de nuestro continente: “El respeto al derecho ajeno es la paz”. Así me gusta... no que me aplaudan, pero sí que reconozcan la sinceridad de mis palabras.

Yo estoy de acuerdo con todo lo que dijo el representante de Salchichonia (alusión a Alemania) con humildad, con humildad de albañiles no agremiados debemos de luchar por derribar la barda que nos separa, la barda de la incomprensión, la barda de la mutua desconfianza, la barda del odio, el día que lo logremos podemos decir que nos volamos la barda. Pero no la barda de las ideas, ¡eso no!, ¡nunca!, el día que pensemos igual y actuemos igual dejaremos de ser hombres para convertirnos en máquinas, en autómatas.

Este es el grave error de los Colorados, el querer imponer por la fuerza sus ideas y su sistema político y económico, hablan de libertades humanas, pero yo les pregunto: ¿existen esas libertades en sus propios países? Dicen defender los Derechos del Proletariado, pero sus propios obreros no tienen siquiera el derecho elemental de la huelga, hablan de la cultura universal al alcance de las masas, pero encarcelan a sus escritores porque se atreven a decir la verdad, hablan de la libre determinación de los pueblos y sin embargo hace años que oprimen una serie de naciones sin permitirles que se den la forma de gobierno que más les convenga. ¿Cómo podemos votar por un sistema que habla de dignidad y acto seguido atropella lo más sagrado de la dignidad humana que es la libertad de conciencia eliminando o pretendiendo eliminar a Dios por decreto? No, señores representantes, yo no puedo estar con los Colorados, o mejor dicho con su modo de actuar; respeto su modo de pensar, allá ellos, pero no puedo dar mi voto para que su sistema se implante por la fuerza en todos los países de la tierra (voces de protesta). ¡El que quiera ser Colorado que lo sea, pero que no pretenda teñir a los demás!, los Colorados se levantan para salir de la Asamblea.

¡Un momento  jóvenes!, ¿pero por qué tan sensitivos? Pero si no aguantan nada, no, pero si no he terminado, tomen asiento. Ya sé que es costumbre de ustedes abandonar estas reuniones en cuanto oyen algo que no es de su agrado; pero no he terminado, tomen asiento, no sean precipitosos... todavía tengo que decir algo de los Verdes, ¿no les es gustaría escucharlo? Siéntese (va y toma agua y hace gárgaras, pero se da cuenta que es vodka).

Y ahora, mis queridos colegas Verdes, ¿ustedes qué dijeron?: “Ya votó por nosotros”, ¿no?, pues no, jóvenes, y no votaré por ustedes porque ustedes también tienen mucha culpa de lo que pasa en el mundo, ustedes también son medio soberbios, como que si el mundo fueran ustedes y los demás tienen una importancia muy relativa, y aunque hablan de paz, de democracia y de cosas muy bonitas, a veces también pretenden imponer su voluntad por la fuerza, por la fuerza del dinero. Yo estoy de acuerdo con ustedes en que debemos luchar por el bien colectivo e individual, en combatir la miseria y resolver los tremendos problemas de la vivienda, del vestido y del sustento. Pero en lo que no estoy de acuerdo con ustedes es la forma que ustedes pretenden resolver esos problemas, ustedes también han sucumbido ante el materialismo, se han olvidado de los más bellos valores del espíritu pensando sólo en el negocio, poco a poco se han ido convirtiendo en los acreedores de la Humanidad y por eso la Humanidad los ve con desconfianza.

El día de la inauguración de la Asamblea, el señor embajador de Dolaronia dijo que el remedio para todos nuestros males estaba en tener automóviles, refrigeradores, aparatos de televisión; ju... y yo me pregunto: ¿para qué queremos automóviles si todavía andamos descalzos?, ¿para qué queremos refrigeradores si no tenemos alimentos que meter dentro de ellos?, ¿para qué queremos tanques y armamentos si no tenemos suficientes escuelas para nuestros hijos?

Debemos de pugnar para que el hombre piense en la paz, pero no solamente impulsado por su instinto de conservación, sino fundamentalmente por el deber que tiene de superarse y de hacer del mundo una morada de paz y de tranquilidad cada vez más digna de la especie humana y de sus altos destinos. Pero esta aspiración no será posible si no hay abundancia para todos, bienestar común, felicidad colectiva y justicia social. Es verdad que está en manos de ustedes, de los países poderosos de la tierra, ¡Verdes y Colorados!, el ayudarnos a nosotros los débiles, pero no con dádivas ni con préstamos, ni con alianzas militares.

Ayúdennos pagando un precio más justo, más equitativo por nuestras materias primas, ayúdennos compartiendo con nosotros sus notables adelantos en la ciencia, en la técnica... pero no para fabricar bombas sino para acabar con el hambre y con la miseria. Ayúdennos respetando nuestras costumbres, nuestra dignidad como seres humanos y nuestra personalidad como naciones por pequeños y débiles que seamos; practiquen la tolerancia y la verdadera fraternidad, que nosotros sabremos corresponderles, pero dejen ya de tratarnos como simples peones de ajedrez en el tablero de la política internacional. Reconózcannos como lo que somos, no solamente como clientes o como ratones de laboratorio, sino como seres humanos que sentimos, que sufrimos, que lloramos.

Señores representantes, hay otra razón más por la que no puedo dar mi voto: hace exactamente veinticuatro horas que presenté mi renuncia como embajador de mi país, espero me sea aceptada. Consecuentemente no les he hablado a ustedes como Excelencia sino como un simple ciudadano, como un hombre libre, como un hombre cualquiera pero que, sin embargo, cree interpretar el máximo anhelo de todos los hombres de la tierra, el anhelo de vivir en paz, el anhelo de ser libre, el anhelo de legar a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos un mundo mejor en el que reine la buena voluntad y la concordia. Y qué fácil sería, señores, lograr ese mundo mejor en que todos los hombres blancos, negros, amarillos y cobrizos, ricos y pobres pudiésemos vivir como hermanos. Si no fuéramos tan ciegos, tan obcecados, tan orgullosos, si tan sólo rigiéramos nuestras vidas por las sublimes palabras que hace dos mil años dijo aquel humilde carpintero de Galilea, sencillo, descalzo, sin frac ni condecoraciones: “Amaos... amaos los unos a los otros”, pero desgraciadamente ustedes entendieron mal, confundieron los términos, ¿y qué es lo que han hecho?, ¿qué es lo que hacen?: “Armaos los unos contra los otros”

He dicho….

 Sacad vuestras propias conclusiones del Tr:.

Es Cuanto

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

Comentarios

  • R:.E:.C:.U:.E:.R:.D:.O:.
  • Excelente trazado de arquitectura para homenajear al Q:. H:. Mario Moreno Reyes (cantinflas), siempre habló en términos masonicos en sus películas, las mismas dejando mensajes de moral, virtud y buenas costumbres.
This reply was deleted.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

LA PALOMA, EL CUERVO Y EL AVE FÉNIX

En esta ocasión abordaremos el tema de las aves especiales que guardan simbolismo especial para todo el mundo y en especial para los masones. Uno es la personificación de la bondad, del amor, el otro es del misterio, de la sabiduría, y el otro…

Leer más…
Comentarios: 0

VÍCTOR HUGO Y NOTRE DAME DE PARIS

¿Por qué Víctor Hugo incluiría la catedral en su obra y le otorgaría un lugar privilegiado en ella? Podríamos considerar que, siendo un escritor habituado a enmarcar sus narraciones en un contexto histórico, Notre Dame es simplemente un escenario…

Leer más…
Comentarios: 0

UN PEQUEÑO TRIBUTO A UN GRAN H:.

Mario Moreno Reyes, mejor conocido como Cantinflas nació en México D.F. el 12 deagosto de 1911. Fue iniciado Mas:. en la Resp:. Log:. Sinb:. Chilám Balám # 21 el 7 de Dic de 1942. Comenzó su carrera artística en teatro de carpa y…

Leer más…
Comentarios: 2

ESTO TAMBIÉN PASARÁ

(Relato basado en la historia del anillo del Rey Salomón)

"Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte:
- Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles.…

Leer más…
Comentarios: 1
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201