LOS ALBAÑILES

Por: Roberto Godínez Soto

 

“Nada está inmóvil;

 todo se mueve”

El Kybalión 

Si partimos de la idea de que todo es energía, podemos decir que la energía tiene que vibrar, ya que nada es inmóvil, todo vibra en diferente frecuencias: las células, los átomos, los quarks, el Bosón de Higgs[1], siendo esta diferencia en frecuencia la que produce las distintas manifestaciones de la materia. Las vibraciones se producen en una escala jerárquica; el mundo material que percibimos corresponde a la parte de dichas vibraciones que nuestros sentidos físicos pueden captar y apreciar. Esta Ley, aunque ya promulgada desde hace siglos por los antiguos Maestros de la Atlántida y luego los de Egipto, ha sido confirmada por la ciencia en los años recientes.

En metafísica, las diferentes manifestaciones de la materia, la fuerza, la mente y el espíritu son el resultado de los diferentes estados vibratorios. Desde el Todo, que es puro espíritu, hasta las formas de materia, todo está en vibración: cuando más alta es ésta, más elevada es su posición en la escala. Todo se mueve, vibra y circula.

La metafísica enseñanza la Ley de Atracción o Afinidad Vibratoria, según la cual los estados vibratorios de la misma intensidad se atraen (los iguales se atraen). Así, un estado mental positivo atrae vibraciones de igual frecuencia; como dice el aforismo popular 'piensa lo bueno y se te dará'. Se produce además un efecto acumulativo de crecimiento por la atracción de vibraciones semejantes y complementarias, aumentando la intensidad de la manifestación, fenómeno conocido científicamente como resonancia, que hace que vibraciones armónicas se complementen, refuercen y potencien entre sí.

La doctrina hermética afirma que toda manifestación de pensamiento (mentalismo), emoción, razón, voluntad, deseo o cualquier otro estado mental, va acompañado de vibraciones, parte de las cuales se emana al exterior y tiende a afectar las mentes de los demás, por inducción.

Los Principios Herméticos y la Ciencia coinciden en la relación del fenómeno de la meditación con la vibración. Se ha comprobado que una persona meditando tiene un estado de conciencia distinto y muestra diferentes esquemas de actividad cerebral que cuando está activa. Esto es conocido por los científicos, que, si bien aceptan los múltiples efectos beneficiosos de la meditación, aún no saben cómo funciona.

Al utilizar nuestros cinco sentidos, vemos la luz, escuchamos el sonido, sentimos la temperatura, olemos las fragancias, hablamos; pero no nos percatamos que son vibraciones de la energía.

La ciencia admite hoy la existencia de diferentes estados vibratorios de la materia y la energía. La luz, el sonido, un objeto material consiste en millones de átomos, un átomo consiste en partículas subatómicas, cada una de las cuales es un vórtice (movimientos en espiral en ejes diferentes, forma una bola) de energía.

Hoy los físicos que defienden las teorías de las cuerdas, al sostener que quizás las partículas no sean diminutos puntos, sino pequeñísimas cuerdas cuánticas vibrantes en el espacio - tiempo. Postulan que todas las partículas descubiertas no serían más que cuerdas vibrando de diferentes modos.

Es más, afirman que estas súper-cuerdas serían unas estructuras más finas que el átomo, pero que recorren gigantescas distancias enlazando el Universo con finísimos hilos cargados de grandes cantidades de energía.

Se enrollan y desenrollan, y en virtud de sus vibraciones hacen sonar diferentes notas que representan a cada partícula. Nacieron del Big-Bang y distorsionan nuestra visión del universo como si se tratara de lentes cósmicas.

Como conclusión podemos decir que 'todo vibra', y se establece la relación del principio de vibración con el de mentalismo: los pensamientos son vibraciones; y con el de correspondencia: si 'todo vibra', desde una partícula subatómica hasta una galaxia, entonces, como es arriba es abajo”.

Es Cuánto.

 

[1] La “partícula de Dios” se manifestó por primera vez entre los hombres el 4 de julio de 2012. Más conocida como Bosón de Higgs, un grupo de físicos propuso su existencia en 1964 pero no se confirmó hasta la primavera de 2013 en el CERN.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

Comentarios

  • Sobrio. Nutritivo y luminista tu artículo, creo que sabes más de lo que aprendiste en la universidad. Teoría de Cuerdas, diría yo, Todo Vibra, todo es Música, todo es resonancia y todos somos Música en este concierto universal. Recuerdo tantas veces cuando vibré en negativo, fatales resultados, y también en positivo los efectos son más llevaderos.

    Roberto González Short / Eterno:.Aprendiz.
This reply was deleted.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Esta nueva sección Los Albañiles, en Prensamérica, es como un niño jugando ‘a los soldados’ con un juego de figuras de ajedrez. El niño se percata de la diferencia en el significado de las piezas debido a las formas y tamaños. Tal vez los caballos sugieren caballería, las piezas más grandes, oficiales, y los peones soldados de infantería. Sin embargo, el niño no practica el juego de ajedrez. Él se halla felizmente jugando de acuerdo a su imaginación, ignorante del significado de la simbología de las variadas piezas. Él no sabe que la reina es la pieza más poderosa sobre el tablero de ajedrez, ni se da cuenta tampoco que esto es debido a que los antiguos reconocieron la gran influencia que muchas reinas verdaderas ejercieron sobre sus amos y señores, los reyes.
El niño no percibe la sutil referencia a la influencia de la iglesia en los asuntos de estado, insinuada por las poderosas piezas llamadas alfiles. Tampoco aprecia la fina ironía, oculta en el hecho que estas piezas no se trasladan sobre el tablero de ajedrez en forma recta y honesta, más bien se mueven hacia sus objetivos en forma precavida.
El niño no se da cuenta del hecho que la limitación de movimientos de los peones es análogo a las restricciones que circunscribían al "hombre común" en aquellos días feudales despóticos. Así como ese pequeño con sus figuras de ajedrez, es el Gremio que se enorgullece a sí mismo con la perfección de las ceremonias, conferencias y rituales, y permanece ignorante a su oculto y simbólico significado, velado por esas mismas ceremonias.

CONTENIDOS...