PRENSAMÉRICA CDMX / BIENVENIDOS...

7698052282?profile=RESIZE_710x

ANTES QUE NADA AGRADEZCO A DIONICIO Y ANABELKY EL COMPARTIRNOS SU EXPERIENCIA Y LES DESEO TODO QUE TODO SALGA BIEN, GRACIAS

¡Hola! Mi nombre es Dionicio Sánchez Alvarado, esposo de Anabelky Rodríguez Hernández, y quiero hacer de su conocimiento el estado actual de salud de mi esposa.

Como saben, ella fue diagnosticada con post-Covid-19, actualmente sigue en recuperación, los médicos del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición le proporcionaron inicialmente un tratamiento post-Covid-19 (antibiótico y desinflamatorio) nos recomendaron la realización de otros estudios de sangre y una tomografía de tórax- Los cuales ya se le realizaron, arrojando los resultados siguientes:

Los análisis de sangre indican un elevado número de leucocitos (14) que es indicativo de la presencia de una infección -los médicos desconocen el motivo, causando cierta preocupación en ellos- por otra parte, la tomografía muestra una lesión pulmonar -provocada por el Covid-19- esta lesión está causando algunos problemas en su estado físico -fatiga, taquicardia, debilidad extrema- lo que nos obliga estar al pendiente del incremento o disminución de los síntomas, si existiera alguna complicación, debemos acudir ¡ inmediatamente al servicio de urgencias!

7698215852?profile=RESIZE_710x

La situación es de cuidado, pero con el favor de Dios saldremos adelante... agradezco, agradecemos su apoyo...les mandamos un abrazo... Quedo como servidor de ustedes y una vez más comparto la historia de mi esposa: Anabelky Rodríguez Hernández... Cuídense mucho y valoren la salud que tienen. / Dionicio Sánchez Alvarado.

7698179860?profile=RESIZE_584x

El Lupus y yo 

Mi nombre es Anabelky Rodríguez Hernández, nací el 23 de diciembre de 1975 en Ciudad Nezahualcóyotl Estado de México, México. Siempre fui una niña, una adolescente, una joven muy sana, ¡demasiado sana a decir verdad!... Pero nada es para siempre...nunca sabemos lo que pasará al día siguiente. Todo comenzó en abril del año 2001, desperté con un dolor en el cuello que me impedía voltear de manera normal la cabeza, no le di mucha importancia y me fui a trabajar. Era mesera en una pequeña fonda cercana a donde vivía.

No le di importancia porque pensar en mi futura boda (21 de Abril) me absorbía todo mi tiempo, los días pasaron y ese dolor en el cuello no desapareció, ¡al contrario era cada vez más insoportable! llegó el día de mi boda y ¡sí, me casé con ese dolor espantoso en el cuello!

Conforme pasaban los días los dolores eran peores, cada vez más intensos, pero ahora dolían los tobillos y las manos, además de estar terriblemente inflamados ¡eran insoportables! Todo se fue dando muy rápido, comencé a perder la fuerza en las manos, en las piernas, permanecer de pie era ya muy difícil, volviéndose casi imposible. Eso me impidió seguir trabajando en la fonda y sobre todo, seguir trabajando en lo que realmente ha sido lo mío: la música, cantar en un grupo versátil es un trabajo extenuante, cantar, bailar durante horas de pie en un escenario, montada en tacones de aguja de 10 centímetros... ¡simplemente ya no pude! Soy además compositora y la inflamación y los dolores no me permitieron seguir tocando la guitarra... era ya imposible para mí, así que tuve que abandonar por mucho tiempo esa otra actividad: tocar la guitarra.

Todo estaba cambiando demasiado rápido, comencé con anemia, dolores de cabeza, sangrados de nariz y boca, pequeñas llagas en la boca, caída de cabello, pérdida de peso y masa muscular... pronto la anemia se tornó en anemia hemolítica, mi papá (que en paz descanse )

decidió atenderme él, -era médico general y cirujano- sueros vitaminados,33 ampolletas de hierro, ácido fólico, vitaminas tomadas. Y mi hemoglobina se levantaba por unos días pero al volver a sacar estudios los resultados arrojaban ¡que la hemoglobina estaba más baja que al principio!

Mi esposo y yo buscamos a cuanto médico nos recomendaban, masajes, aguas termales, jugos, hierbas, medicamentos milagro, visitamos muchas iglesias y capillas, asistimos a muchas oraciones y misas de sanación... me recomendaron que respirara aire puro... acudimos a diferentes especialistas, a diferentes hospitales... medicamentos y más medicamentos.. por meses y meses...

A la larga no hay bolsillo que resista semejantes gastos, mi esposo tuvo que venderlo todo, el auto, equipo de audio, instrumentos... ¡la situación económica se puso demasiado mal y yo tuve que regresar a vivir a donde mis padres!...

El color de mi piel se tornó amarillo mostaza... no resistía que me diera mucho el sol, -era tanta mi debilidad que desmayarme ya era constante- me dolía mucho el pecho y a veces sentía como si me patearan por la espalda... yo no mejoraba... todo iba de mal en peor.

Casi no podía caminar tanto por la debilidad como por los dolores y la rigidez... siempre fui muy alegre... ya casi no reía, lloraba mucho, aunque trataba de mostrarme fuerte para no mortificar de más a mi familia... pero yo sentía como cada vez más la vida se me escapaba de las manos... llegó el momento en el que yo solamente quería saber que me estaba pasando... tantísimos estudios clínicos no decían nada, aparte de la terrible anemia, era como si no tuviera nada, como si estuviera totalmente saludable... y yo me moría poco a poco.

Tuve que escuchar regaños, el clásico:  “...¡échale ganas!...” o esa, otra frase constante y absurda: “...¡que no quieres vivir!...”, ¡porsupuesto que quiero vivir! -pensaba yo, pues la debilidad era tanta, que ya hablar, era -inclusive- algo muy difícil para mí. Llegaron al extremo de hacerme  la propuesta de ir al psiquiátrico... ¡pero yo sabía que no estaba loca! ¡que algo no estaba bien en mí!...

Así pasó más de un año y fue en el mes de Julio del 2002 -no recuerdo el día ni la fecha- pero fue a principios de mes... mi último análisis clínico mostraba  ¡.001 de hemoglobina ! ya me costaba mucho trabajo respirar, no toleraba comer casi nada, tenía que usar pañales porque ya no controlaba mis esfínteres, todo el tiempo tenía fiebres altas, orinaba sólo sangre... tenía que dormir con algodones empapados de alcohol en mi nariz para poder respirar y debía dormir casi sentada.

Después de ese resultado mi papá me llevó con un médico -amigo suyo- me revisó, -recuerdo junto con un internista de su clínica- y le dijeron, que él ya no podía seguir atendiéndome, que yo estaba muy grave, que me llevara a los hospitales grandes... “...a Nutrición...”, le dijo uno de ellos, salimos de ahí y me dijo mi papá que nos fuéramos al hospital, pero yo le pedí que fuéramos a la mañana siguiente... antes quería hacer algo. Cuando llegamos a casa, le pedí a mi hermana (menor que yo) que por favor me consiguiera un sacerdote, quería ponerme en paz...

Aunque le costó mucho trabajo conseguir uno, por fin lo encontró y lo llevó conmigo, hablé con el sacerdote y recuerdo que él me dijo que confiara en Dios, que él me iba a sanar... yo le dije que estaba en paz y que estaba lista, para vivir o para morir.

Al día siguiente muy temprano nos dirigimos al Hospital de Nutrición.

No sabíamos por dónde entrar, entramos del lado de las pre consultas, así que tuvimos que esperar muchas horas, después de mucho rato, por fin me pasaron, la doctora que me estaba checando se mostraba muy preocupada y me preguntó un par de veces: “...¿puedes respirar?...”, “...¡sí!...” respondí. En ese momento ya no me sentía tan mal... la doctora mandó por un enfermero y me trasladaron rápidamente a Urgencias, ya estando ahí, tuve que esperar otro rato para que me valoraran... me vieron un par de médicos, uno de ellos era reumatólogo... entró a checarme otro médico de Urgencias, hablaban entre ellos, los dos primeros decían que me fuera a mi casa con medicamento, porque no había camas, pero el otro médico les decía que él no estaba de acuerdo, que él no se hacía responsable de lo que me pudiera pasar... -palabras más, palabras menos- aceptaron que me quedara internada... así estuve cuatro días recostada en un sillón reclinable, pasando día y noche por no sé cuántas muestras de sangre, visitas y preguntas de muchos médicos, ¡pruebas y más pruebas, sueros y medicamentos!

Así al cuarto día -por la mañana- me visitó aquel médico -su nombre era Lorenzo- quien intercedió para que me quedara... se sentó junto a mí, me tomó la mano y me dijo, que después de muchísimos exámenes, habían llegado a la conclusión de que lo que yo tenía era Lupus eritematoso sistémico, que por ahora iba a estar mejor cada vez..., pero que habrían veces en las que caería en Urgencias así, nada más... ¡que era incurable, pero tratable, que mi vida iba a cambiar, que no podría tener hijos, que mis órganos y articulaciones se irían deteriorando, pero que los medicamentos harían ese proceso más lento!, que no podría donar mis órganos porque quedan en muy mal estado... si dijo más -que lo hizo- no lo recuerdo..., algo muy pesado me había caído encima... o eso sentí...

Esa tarde ya estaba de nuevo

en casa... y esto apenas comenzaba... 

Así fueron pasando los días, los meses, los años... En enero de 2003 falleció mi papá, no me creí capaz de soportar ese dolor... Afortunadamente estaba mi familia ahí conmigo, mis visitas al hospital en ese tiempo eran frecuentes, me la pasaba constantemente en Urgencias, la hemólisis se volvió difícil de controlar: desmayos, falta de aire, debilidad extrema, caída de cabello, pérdida de masa muscular, náuseas. Cualquier cosa por pequeña que fuera a mí se me complicaba lo que significaba una visita constante a la Sala de Urgencias. Pero el cambio y el daño fue en el interior de mi cuerpo, por fuera también todo cambio: aumenté de peso considerablemente, mi cara se llenó de acné por la prednisona que tomó desde que esto comenzó, he conservado mi cabello corto porque no me crece, se quiebra... la prednisona provoca también aumento de bello sobre todo facial, comencé a usar bastón tanto por el dolor en las articulaciones, como por la debilidad muscular.... la verdad me sentía como un monstruo..., la gente a veces es muy cruel y se burla de los demás sin saber ni entender por lo que están pasando..,. así que dejé de salir a la calle, por un tiempo fue como si hubiera apagado la luz de mi interior..., como si todo se hubiera quedado en Pausa...

Mi vida transcurrió por mucho, mucho tiempo dentro del pequeño departamento donde vivía mi familia.

En 2005 un hecho cambió mi manera de ver las cosas...

Recuerdo una tarde a principios de ese año, cuando subí sin suéter a la azotea por la ropa que ya estaba seca, había mucho viento frío, pero recogí pronto la ropa y pasó... a la mañana siguiente desperté con un poco de gripa y tos... No le dí importancia, pensé que pronto desaparecerían esas molestias. Pasaron no sé, dos o tres días más y desperté con mucho malestar general, nuevamente esa sensación de ahogo y le pedí a mi mamá que me acompañara a consulta, -como el Hospital de Nutrición queda lejos de donde vivo, cuando requiero una consulta voy con el médico más cercano- y así lo hicimos fuimos a consulta a una farmacia que estaba cerca, ya el médico me conocía, pues iba bastante seguido a visitarlo..., llegamos, pasamos a consulta y comenzó a revisarme, llevaba muy inflamados los intestinos y con poca movilidad, llevaba arrítmia y cuando checó mis pulmones, le dijo muy preocupado a mi mamá, que debían llevarme inmediatamente al hospital, que algo no se oía bien en los pulmones, me volvió a checar y lo mismo, era urgente, debían llevarme inmediatamente al hospital. Mi mamá bastante angustiada le preguntó qué era lo que escuchaba (mi mamá es enfermera) y el doctor le dijo que se oía agua en los pulmones, ¡que era una urgencia, que me llevará ya!.., fuimos a buscar a mi esposo, quien entonces trabajaba vendiendo artículos de cocina y trastes de plástico en las calles, no estaba cerca, así que fuimos a la casa de mis suegros, cerca de ahí, mi mamá les dijo lo que pasaba y que en cuanto llegara mi esposo le dijeran que fuera a buscarme, mi mamá y yo regresamos a donde vivíamos y mientras busqué mi carnet del hospital, un suéter etc. pasó aproximadamente una hora para que llegara mi esposo, nos subimos al auto de sus papás, mi mamá y mi pequeño sobrino -pues no había con quién dejarlo- mi suegro, mi suegra, mi esposo y yo.

Ya en camin, comencé a sentir sueño, mi esposo me dijo que me recargara en él y que me durmiera...así lo hice... entonces, me dió hipo, mucho hipo, ¡un hipo muy violento y sentía que me ahogaba! oía que me decían que me calmara, pero no podía, de pronto un dolor agudo en mi pecho, como si me oprimieran el corazón ¡una, dos, tres veces! ... ¡sentí que deliraba!... que decía muchas cosas -recordé cosas de mi vida- ...después con mucho trabajo hablé para decirle a mi mamá: ¡adiós, me voy!... ¡sentí como si una fuerza me arrebatara de mi cuerpo! ¡Sentí mi corazón detenerse, sentí como deje de respirar!... pude verme como si estuviera dormida, pude ver a las personas en los otros autos voltear a ver qué pasaba... ¡mi mamá gritaba y lloraba desesperada! ¡Mi sobrinito lloraba asustado! mis suegros rezaban y mi esposo trataba de despertarme dándome más que masaje golpes en mi corazón... pero yo me alejaba cada vez más... -nunca vi un túnel- yo iba cruzando el cielo, ¡por un momento sentí miedo, aquello era desconocido para mí! .., entonces una figura resplandeciente llegó junto a mi... dejé de sentir miedo... escuchaba muchas voces, seguía oyendo llorar a mi mamá, oí voces conocidas y desconocidas rezar por mi... de pronto un “...¡detente!...” ”...¡Regresa!...”, sentí perfectamente como volví y como me acomodé en mi cuerpo, abrí los ojos y con una voz débil le dije a mi mamá, “...ya no llores, no voy a morirme hoy...”.

Como un milagro, en Urgencias me dijeron que no tenía nada -ya no tenía nada en los pulmones- y me mandaron a mi casa, tardé como un mes en hablar normal otra vez y me quedó una marca negra en el pecho. Este hecho cambió mi forma de ver la vida para siempre... ¡me volvieron las ganas de vivir! ¡, las ganas de reír, de salir, de arreglarme, de volver a cantar y a componer... de volver a ser yo!... pero mejor. 

Las visitas a Urgencias eran frecuentes, casi siempre por crisis debidas a la hemólisis, ¡una vez estuvieron a punto de operarme, porque llevaba los intestinos paralizados a causa del Lupus! En otra ocasión llevaba inflamada la membrana que recubre el corazón, a veces -varias veces- tenía que pasar antes a alguna clínica para recibir oxígeno.., fueron los primeros años -siete para ser exactos- años muy duros, muy difíciles.., ¡cuando más que vivir, luché por sobrevivir!

En 2008, mi esposo y yo volvimos a vivir juntos.., fue como quitar la pausa.., pero fue muy difícil para mí adaptarme, con altas y bajas, la vida siguió su curso.., volvimos a trabajar en la música, ya no como antes porque mi cuerpo no aguantaba ya los duros horarios del grupo versátil, pero volvimos con música para escuchar máximo dos horas.., el problema es que, para algo así -música para escuchar- no hay mucho trabajo o te den el espacio, pero no hay paga.., es muy difícil.

2009...En eso estábamos cuando comencé a sentirme mal, tenía mucha náusea, malestar general... y una noche aparte de esos síntomas, se presentó  muchísimo dolor... ¡ vomité no sé cuántas veces ! -de hecho no deje de hacerlo- Ya en urgencias me retuvieron..., “...hay que operar...” -dijeron los médicos- era mi vesícula... fue curioso porque un año antes mi vesícula estaba perfectamente y un año después estaba inservible... el lupus la echó  a perder... afortunadamente todo salió bien y tuve una recuperación rápida, volví a trabajar, a cantar...

Como en todas las cosas siempre hay problemas y envidias, ya no quisieron seguirnos pagando, que en realidad era solamente lo de los taxis, pero yo quería cantar, yo quería trabajar.., así encontramos otro lugar donde nos daban un poquito más que en el lugar anterior, pero duró poco, ya que el lugar cerró...

La situación económica era -es- muy difícil, pues no había dinero que alcanzara para todos los gastos de medicamentos. Por lo que decidí sacar y poner a la venta -afuera de la casa- algo de ropa que ya no me quedaba, conseguí con mis hermanos igual algo de ropa y zapatos y así empecé a vender ropa usada, la situación económica era cada vez más difícil... gracias a Dios el lupus entró en remisión por algún tiempo.., siete años... afortunadamente las crisis por hemólisis cesaron y aunque seguí llegando a Urgencias.., ya no era ni tan seguido, ni por cosas tan graves...

Las cositas usadas fueron aumentando y le dieron forma de Bazar (pequeño) gracias a las donaciones de ropa y objetos que varios buenos amigos me han hecho. Ya en el año 2017 estuve, trabajando en la Alcaldía de Iztapalapa -Ciudad de México- llevando arte a las calles, parques, atrios de las iglesias, museos etc....

era mucho trabajo, era pesado andar de un lado para otro expuestos a las inclemencias del tiempo, yo aunque cansada me sentía contenta de estar trabajando y conviviendo con más artistas y con la gente en general, pero de pronto.., comencé a sentirme más cansada de lo común, noté que estaba perdiendo algo de cabello y peso, algo de masa muscular.., lo dejé pasar lo más que pude, pero noté que me estaba poniendo amarilla, pálida... Un día estaba en mi cama recostada y al enderezarme ¡todo me dio vueltas y me desmayé!.., le dije a mi esposo y fuimos a Urgencias. 

Me hicieron estudios, me revisaron, pero me dijeron que se me había soltado una piedrecilla del oído.., un par de días después me llamaron del hospital y mi reumatóloga me dijo que no habían revisado bien mis estudios en Urgencias, pero que ella los revisó, que estaba hemolizando otra vez, me aumentó la dósis de prednisona, estaba en 7.5 mg. y me aumentó a ¡60 mg!

¡Otra vez!.., tenían que ponerme dos dosis de Rituximab por vena, el procedimiento debía ser en el hospital.., cada dosis de Rituximab estaba en algunos lugares arriba de 10.000 pesos mexicanos -aproximadamente $500 dólares estadounidenses en el tipo de cambio de esos días- ¡¡¡de dónde iba a sacar ese dinero!!! ¡Si el pequeño bazar apenas dá para comer y eso no como debiera!

Afortunadamente en su mayoría, mi madre, hermanos y hermana, mis amigos y uno que otro familiar me ayudaron. Mis amigos vendieron cosas, se hicieron rifas en fin... ¡que gracias a Dios y después de todo pudieron ponerme el Rituximab y después de un par de meses ya había cedido la hemolisis, otra vez!...

Por ahí en 2015 empecé a notar que mis piernas se estaban poniendo chuecas, obviamente al principio era muy poco.., y de pronto, en muy poco tiempo ¡ya estaban muy mal! Fue en 2017 que me dijeron que me tendría que operar las rodillas, porque ya estaban en muy mal estado, me mandaron con el ortopedista con radiografías en mano y me confirmó que la desviación de mis rodillas era considerable.., que la rodilla izquierda tenía 20º de desviación, mientras que la rodilla derecha tenía 18º, ¡cuando lo máximo normal debe ser de 5º!, en agosto de 2018 se programó una sesión con los ortopedistas y los reumatólogos, ahí se aceptó que me fueran operadas ambas rodillas, comenzando por la rodilla izquierda, que es la que presentaba el mayor daño. Se programó la operación para el 28 de agosto de 2019, había que hacer varios trámites -porque solicité que se me donara la prótesis- hubo que llevar varios documentos, ir una y otra vez a trabajo social.., por fin me llamaron por teléfono para avisarme que sí me darían la prótesis.., ¡ahora sólo quedaba esperar y juntar el dinero necesario para todo lo que vendría!

Por fin el día de mi cirugía, -aunque me daba miedo estaba muy feliz porque otra vez podría tener derechita mi pierna- entré a Cirugía a las dos de la tarde y me subieron a piso ¡a la media noche!.., fue anestesia general, ¡gracias a Dios todo salió bien!, desperté de la anestesia ¡gritando de dolor!, pero me pusieron un catéter en la columna para pasarme medicamentos para el dolor y antibióticos por esa vía.., estuve internada ocho días... ¡era muy doloroso moverme! -las curaciones- pero en general toda la atención que recibí por parte de todo el personal médico y trabajadores en general fue ¡excelente!..

Tuve que asistir a Rehabilitación, desafortunadamente no pude asistir como debía, -si, por cuestiones económicas- tenía que trasladarme en taxis y en eso se nos iba la mayor parte del dinero, aún debemos una parte de la cirugía.., pero poco a poco tratamos de salir de nuestras deudas...

Estaba tan feliz de ver mi pierna derecha otra vez, claro que ahora con una enorme cicatriz... Pasé tres meses para poder dejar la silla de ruedas y el andador, ahora me apoyaba en mi viejo bastón otra vez... Fue muy duro no poder salir, ni valerme por mí misma durante todo ese tiempo, pero ha valido la pena...

Llegó 2020, tuve mi primer consulta y laboratorios de rutina en enero 28 laboratorio y 6 de febrero consulta... todo muy bien -todo controlado y en orden- Me desperté la mañana del 17 de febrero orinando sangre y con muchas molestias al orinar, -más dolor en la parte baja de la espalda- ¡me dolía mucho! Y una vez más ¡rápido, a la Sala de Urgencias!, después de varios exámenes médicos y varias horas de espera, me dijeron que tenía unas pequeñas piedrecitas, que al moverse, me rasgaban, provocándome el sangrado y un poco de fiebre, porque existía una infección. Regresé a casa con medicamento para el dolor y antibiótico.., pasaron los días y me sentí mucho mejor.

El 10 de marzo tuve que ir nuevamente a laboratorio y una semana después a consulta externa, esta vez fuimos debidamente protegidos, mascarilla, guantes, lentes... y con el temor de contagiarnos del nuevo virus que amenaza nuestro mundo el Covid-19, para entonces ya habían Los primeros casos en la Ciudad de México y casualmente estaban siendo atendidos muy cerca de Nutrición, en el hospital INER...

Regresamos en transporte público, llegué muy cansada y adolorida del hospital, estamos a dos horas de camino... Tenía mucho sueño y me quedé dormida, cuando desperté me sentía mal, tenía gripe y tos.. .mucho escalofrío.

Ya para la noche la gripa era más fuerte, me lloraban mucho los ojos y noté que se me habían inflamado y estaban muy rojos, tenía 37.5 de temperatura, mucho dolor de cabeza y dolor en el pecho... pasé una muy mala noche, estaba fatigada y me faltaba el aire...

A la mañana siguiente fuimos a consulta cerca de casa a una farmacia del ahorro, noté que había perdido el olfato totalmente y el sentido del gusto, me dolían mucho las articulaciones y mis músculos. Tenía muchísima molestia general, mucha náusea, incluso vómito y mareos.

El médico me revisó y me dijo que llevaba todos los síntomas del coronavirus pero no tenía tanta fiebre, lo más que tuve fueron 37.8 grados de temperatura, tenía inflamados mis pulmones, me recetó un antibiótico y un desinflamatorio, paracetamol de 500 mg, descanso y tomar mucha agua...

Así lo hice... realmente me sentí muy mal, me salieron como muchos granitos en el abdomen junto con mucha resequedad de la piel.. Tardé como veinte días en salir completamente de eso y pasó.

Hace como tres semanas -a finales del mes de junio de 2020- empecé a sentirme mal, mucha náusea, mareos, debilidad extrema, fatiga y falta de aire, dolores de cabeza y musculares... el 23 de julio tuve mi consulta y mis laboratorios, lo juntaron porque el Hospital de Nutrición es ahora Hospital Covid, pero de algún modo nos están dando atención médica a todos los que somos pacientes del hospital.

Le reporté  a mi doctora todo lo que he estado sintiendo  y también le comenté como me había puesto de aquella gripa. Me revisó, revisó mis estudios de laboratorio y aunque salí en general bien, me dijo que había algunas cifras altas , algo raras...como mis leucocitos altos, mis células de inflamación altas, deficiencia de ácido fólico y vitamina B12, entre otras cosas... me dijo que por los síntomas que le describí -que tuve- los síntomas que tengo ahora y los laboratorios, lo más seguro y para su parecer tuve Covid-19 y ahorita estoy pasando por los síntomas postCovid-19 y en eso estoy ahora... siguiendo al pie de la letra sus indicaciones, esperando en Dios pasar pronto por esto... pues me he sentido realmente mal y lo que más deseo es estar mejor...

No me doy por vencida... la vida es lucha y yo seguiré luchando hasta que tenga que irme...pero esta vez para siempre. 

Anabelky Rodríguez

Sábado 1 de agosto de 2020.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de PRENSAMERICA.COM para agregar comentarios!

Join PRENSAMERICA.COM

MEDIOS CONFIABLES

 

Enrico Diaz Bernuy ha posteado un vídeo
Entrevistas sobre la relación entre arte y arquitectura.Curso: Arte Peruano
Hace 48 minutos
WALTER GONZALEZ ALVAREZ posted a blog post
   La Patria bobaPeriodistas del nihilismoPor ANTONIO MOLINA      José María Velasco Ibarra fue un fenómeno político único del Ecuador contemporáneo y así lo recoge la Historia Universal. Aunque nació políticamente cobijado en el Partido Conservador…
Hace 7 horas
Enrico Diaz Bernuy ha posteado un vídeo
Gran videoreportaje sobre POETALICA, EL ROCK LIBERADO y la movida contracultural en Quilca y Plaza Francia hecho por el programa “Literatourx”.
Hace 10 horas
Enrico Diaz Bernuy han compartido sus vídeo en Facebook
Hace 11 horas
Enrico Diaz Bernuy ha posteado un vídeo
Cuando nació Victor Humareda… nadie sabía que este hombre se convertiría en uno de los más grandes pintores en la historia peruana.
Hace 11 horas
Teresa Valdés Betancourt’s blog post was featured
Teresa Valdés Betancourt.                                                                             
La deserción escolar en tiempo de pandemia compromete el futuro, al disminuir la formación de las próximas generaciones. En un problema mundial y…
Hace 12 horas
Roberto González Short compartió su publicación de blog en Facebook
Hace 12 horas
A Roberto González Short le gustó la Noticia OTRO ESTRAGO COVID-19 de Teresa Valdés Betancourt
Hace 12 horas
A Roberto González Short le gustó la Noticia PRIMER GRAN REENCUENTRO GRUPO MERIDIANO / GUAYAQUIL ECUADOR de Carlos Enrique Garcia Neira
Hace 12 horas
Roberto González Short’s blog post was featured
SAN JOSÉ COSTA RICA- Durante este largo periodo de pandemia, las actividades artísticas y culturales se vieron completamente suspendidas, dejando estas expresiones sumidas en el abandono y la tristeza, pero 'no hay mal que dure 100 años ni pueblo…
Hace 13 horas
Carlos Enrique Garcia Neira posted a blog post
 
En la gráfica de izquierda a derecha Hernán Muñoz, Profesor Antonio Molina, Carlos García Neira y Vicente López. 
CGN NOTICIAS RADIO TV.- El sábado 23 del presente año en el Restaurant del Club de Liga Deportiva Estudiantil a partir de las 11 am…
Hace 14 horas
vídeo de Enrico Diaz Bernuy ha sido presentado
Programa: «Danzas de Puno»
Hace 20 horas
Roberto González Short han compartido sus vídeo en Facebook
Hace 20 horas
WALTER GONZALEZ ALVAREZ’s blog post was featured
 
Hoy quiero explicarles por qué la Patria “es boba” como lo dice el epígrafe de esta columna de opinión, que por largo tiempo mantengo en medios impresos y en redes sociales; primero, porque es uno de mis derechos fundamentales, el de expresar en…
Hace 20 horas
Roberto González Short compartió su publicación de blog en Facebook
Hace 20 horas
Roberto Godínez Soto posted a blog post
Por: Jaime Navarro Saras[1]
 ANTE EL PROXIMO CAMBIO DE DIRECTIVOS EN LAS NORMALES DE JALISCO, PRESENTAMOS UN PEQUEÑO ANTECEDENTE DEL 2017. / PARA POSTERIORMENTE EN OTRO ARTICULO PRESENTAR, LA INFORMACIÓN CORRESPONDIENTE AL 2021.
El pasado lunes se…
ayer
Más...

OTRO ESTRAGO COVID-19

9735971672?profile=RESIZE_400x Teresa Valdés Betancourt.                                                                             

La deserción escolar en tiempo de pandemia compromete el futuro, al disminuir la formación de las próximas…

Leer más…
Comentarios: 0

12 DE OCTUBRE

9667450886?profile=RESIZE_400x Profesor Evaristo Velasco Álvarez 

Toneladas de papel y ríos de tinta se han invertido en intentar describir la realidad entre los conquistadores ibéricos y nuestros ancestros originales americanos. Y hablo de los mexicas, los purépechas, los tlaxcaltecas, los incas, los mayas, los zapotecos, los onas, los…

Leer más…
Comentarios: 0

CeCIE

 9659164057?profile=RESIZE_400x Por: Roberto Godínez Soto

Días pasados entrevisté al Mtro. José Luis Márquez Figueroa, quien actualmente es el director general del CeCIE.  

Aquí les presento la primera parte…

Leer más…
Comentarios: 1

Epidemias, de Satanás al Virus / por Mirtea Acuña

Por Mirtea Elizabeth Acuña Cepeda

Cuando la humanidad es aterrada por una epidemia o pandemia, busca su origen en una explicación natural o sobrenatural y va de la creencia en el castigo a la ciencia en busca de una explicación del mal que esta sufriendo. Las epidemias han afectado a todos los grupos en las distintas sociedades a lo largo de los milenios y al sufrir los individuos que forman parte de…

Leer más…
Comentarios: 2

SEPTIEMBRE Y SUS NEGRURAS

9561050875?profile=RESIZE_400x Profesor Evaristo Velasco Álvarez

Recuerdo que en 1973, el día 11 de septiembre, los gorilas disfrazados de policías amigos del ejército chileno, atacaron brutalmente el Palacio de La Moneda, en donde el doctor Salvador Allende Gossens, presidente electo, recibió de frente la determinación de la élite de ese país, en un golpe de…

Leer más…
Comentarios: 1
contador de visitas gratis Histats.com © 2005-201