PUBLICAR NOTICIAS ----------------------------------------------------------------- Aqui (+)

PRENSAMÉRICA INTERNACIONAL© / RT EN VIVO...

 

JULIÁN GARCÍA, EL HOMBRE QUE NACIÓ PARA LA CARICATURA...

Julián García Navas uno de los mejores caricaturistas guayaquileños y por qué no decirlo del país, dijo cuando celebró sus Bodas de Oro, 1954-2006, en periódicos y revistas; y, las Bodas de Plata, 1981-2006, como docente de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Guayaquil, que eso de celebrar los triunfos de la vida “alzando una copa de licor es muy trillado, así que mejor dedicaba este suceso a la familia Rugel, etc., a los que les cortaron las cabezas en Yaguarcocha, a sus antepasados hispanos que ahorcaron a Atahualpa, a sus padres que tuvieron el acierto de venir desde las frías cordilleras y hacerlo nacer en este gran puerto guayaco”.

También se refirió a Rius, diciendo: “por qué mejor a este personaje que a diferencia de los caricatos porteños, puso de frente el dedo de su pluma con tinta china, en la llaga de los males de la sociedad con buen humor crítico. Que ese gran mejicano viva, aunque yo no tenga memoria”

EN CARNE, HUESO Y ALMA

Recordando sus inicios, manifestó que por aquellos tiempos en Guayaquil, se pagaba a los trabajadores el día sábado de tarde y para evitar el camino hacia las cantinas, muchas mujeres de los carpinteros hacían acto de presencia.

Eran los precisos momentos que un niño de unos tres años, lápiz en mano les trazaba líneas en un papel, que las representaban. Los obreros celebraban los dibujitos del pequeño, no porque fuera “hijo del dueño del taller, sino por sus ocurrencias autistas”.

Un año más tarde, el muchachito recorría los escaparates del almacén de la fábrica de juguetes de madera H.O. y algún mayor de buena voluntad le dijo que habría premios para los niños que dibujaran mejor.

El pequeño Julián volvió a su casa a proveerse de un papel y un lápiz y asentando en el vidrio de la vitrina tomó algunos apuntes.

Quería hacer un león, cuya melena dentada en una pieza adosada al lomo, le presentaba dificultades de graficar, pues no sabía de “perspectiva”.

Para su elemental capacidad, mejor dibujó un auto de perfil, tal como aparecen las figuras rupestres de los hombres primitivos.

SU  PRIMER  PREMIO

Llegado el momento, el muchachito escoltado por sus hermanas mayores avanzaba por las calles 9 de octubre hasta Escobedo, lugar del taller de su padre, cargado de juguetes del premio recibido. El taller estaba situado a media cuadra de diario El Universo, lugar que jugaría más tarde pieza importante en la maduración del caricaturista Julián García.

También, porque el padre de García, era el carpintero de confianza de don Ismael, Sucre y Francisco Pérez Castro. Julián aprendió de “perspectiva” en el Colegio Nacional Vicente Rocafuerte, con don Teobaldo Constante (+), padre del pintor Theo (+), quien enseñó a sus alumnos con entusiasmo y sapiencia, aconsejándolo que ingresara a Bellas Artes.

Su padre no quiso, pues argumentaba que “le quitaría tiempo para los estudios del bachillerato en el centenario plantel”.

Siguió haciendo caricaturas y las publicaba en los periódicos internos del Vicente Rocafuerte, en cuya imprenta conoció al tipógrafo Paredes, quien le regaló algunas revistas extranjeras de caricaturas para que se perfeccionara y pagó el valor del correo para que enviara trabajos humorísticos a la revista chilena “Pobre Diablo”, que sí las editó.

También envió la caricatura del corredor de autos Alberto Harb a la revista “Cari Cato”, que dirigía Miguel Ángel Gómez, aquí en Guayaquil, con un texto.

“Al ver mis trabajos publicados, mi madre era la mar de contenta y me acariciaba cuando dormía, despertándome y sorprendiéndola cuando me bendecía también”.

BACHILLER VICENTINO

Había salido del Vicente Rocafuerte con el título de bachiller bajo el brazo pero sin profesión. De los 15 y tantos carpinteros del taller de mi padre “ya no quedaba nadie y no había a quién ayudar”.

Como jugaba baloncesto en L.D.E. el entrenador Juvenal Sáenz, quien trabajaba en la Constructora Héctor Martínez, le consiguió un puesto de guardián en la construcción de la ciudadela universitaria, pero en las primeras malas noches se enfermó, “pues pesaba solo 120 libras en un cuerpo de 1,80 mts y 20 años de edad”.

Estaba tan flaco que el sub capitán del equipo de primera categoría, el cholito Gonzalo Cevallos Cedeño, “sin herir su dignidad le invitó a que almorzara todos los días en el comedor municipal”, del que era director.

Dos años más tarde se le quebraron los meniscos de la rodilla derecha y se acabaron sus sueños deportivos, donde sólo alcanzó a la preselección del Guayas, pero sí se sintió complacido por  la amistad y el afecto de los grandes basquebolistas y dirigentes, que le permitieron publicar el Anecdotario Deportivo en la revista Estadio.

Con más peso corporal, enamorado, sin ocupación, su madre habló con doña Teresa Perasso, esposa del director de El Universo, don Ismael Pérez Castro, que a la vez era cliente de la carpintería de su padre, para que le diera trabajo.

No aprobó un examen de gramática que le hizo y pasó el tiempo estudiando esa materia, mientras buscaba un cupo en la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de Guayaquil, donde al fin ingresó a Economía, sin examen de ingreso.

LLEGA A EL UNIVERSO

Retornó al año y don Ismael le tomó otra prueba e ingresó como corrector suplente, es decir reemplazante ocasional. Trabajaba en el cuarto piso del edificio que hasta ahora existe en las calles 9 de Octubre y Escobedo; y Miguel Ángel Gómez, en el segundo.

Una vez, vio la puerta de su oficina abierta y avanzó por el gran salón hasta dar con su mesa de trabajo, lo saludó nombrándolo y el hombre se volteó. Ahí lo conoció, él le preguntó ¿quién era? y le respondió ¡soy el que enviaba colaboraciones para su revista “Cari Cato”!

Miguen Ángel Gómez, se acordó y Julián le comentó que  ahora trabajaba en El Universo como corrector de pruebas. Con un apretón de manos se selló esa amistad que duró cerca de 20 años y que le permitió conocer la filosofía de su vida.

En una de las conversaciones le manifestó que la ocupación que más quería era la de ser su ayudante, pero ante la imposibilidad le dio un consuelo: ¡Vea Julián, vaya a La Prensa! Lleve su tira cómica y dele este papel a don Nicolás Ulloa. La Prensa estaba a sólo cuadra y media de El Universo y  fue de inmediato.

EN DIARIO LA PRENSA

Desde la entrada se podía ver el escritorio de Nicolás Ulloa y para llegar a él una baranda de balaustres formaban una especie de pasadizo, que a medio camino abría una puerta al gran escritorio del director, don Pompilio Ulloa reyes, quien observaba con ánimo escrutador a quienes entraban y salían.

Don Nicolás le dio la confianza al leer de inmediato el mensaje de M.A. Gómez y le preguntó ¿Qué trabajos tienes? Mostrándole las tiras cómicas del muchachito llamado “Nico”. ¡No está mal, opinó! El corazón de Julián latió fuerte ese momento, cuando le sugirió ¡pero…cámbiale de nombre!

Se dio cuenta que él también era Nico y le puso “Toño”, se publicó diariamente por dos años, intercalada con caricaturas de personajes deportivos y políticos.

Especial atención pusieron los lectores en el “mono” de Juan López, famoso entrenador uruguayo que vino para Selección Nacional de Fútbol.

Su madre muy feliz, “estaba loca de contenta”, pues al fin sus apellidos aparecían en tipografía en un diario importante. Después, Miguel Ángel Gómez, se fue definitivamente a los EE.UU. y Julián García pasó a reemplazarlo en caricaturas deportivas e ilustración de Pimientos Dulces, mientras que en las políticas quedaron a cargo del gran colega fallecido Luis Peñaherrera Bermeo.

Cuando Javier Benedetti Roldós publicó el Suplemento Agrario, se acercó con la tira cómica de tres pisos y tres cuadros Don Jacinto y después con reportajes Montubios.

INGRESA A LA FACSO

Los 21 años de aprendizaje en los departamentos de redacción y talleres, le permitió ingresar fácilmente en la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Guayaquil, también con el apoyo de Carlos “Coquín” Alvarado (+), a quien había conocido de visita en las aulas del Vicente Rocafuerte, cuando organizaba el Movimiento Revolucionario Estudiantil, y por intermedio del Ing. Luis Marín Nieto (+).

Paralelamente ingresó al Ministerio de Bienestar Social, donde graficó cientos de publicaciones de carácter popular, y a la revista Estadio con historietas biográficas de deportistas retirados, y anecdotario escrito por el Eco. Agustín Pérez Aguirre y  sus gráficas.

Llegó a los 50 años de edad y estaba lleno de experiencia escribiendo y caricaturizando, a más de haber retornado de sus estudios en los EE.UU., gracias a una beca que obtuvo.

EXPOSICIONES Y RECONOCIMIENTOS

Efectuó 4 exposiciones de caricaturas en Guayaquil y Babahoyo y formó parte del liderazgo de la UNP y la Federación de Periodistas del Ecuador.

La Unión nacional de Periodistas le concedió el Premio nacional al Periodismo Gráfico, en Quito; y ganó algunas Menciones de Honor en caricaturas y cuentos montubios, por lo que cree que “es el ecuatoriano más prolífico con más de mil publicaciones”.

En el 2016, PRENSAMÉRICA INTERNACIONAL, Capítulo Ecuador, reconoció sus méritos, entregándole una Placa, en un significativo acto realizado en el salón Azul de la casona universitaria.

Además a lo largo de su carrera recibió decenas de Menciones de Honor en concurso de reportajes, caricaturas y una Mención Especial como el Premio Nacional de Periodismo Gráfico.

Con don Nicolás Ulloa se encontró de nuevo en La Prensa Gráfica y definitivamente en Extra, y en la parte montubia de Expreso.

Según los entendidos, Julián García es uno de los pocos que “escribe y grafica sus propios trabajos”.

OBRAS Y CAPACITACIÓN

Después de haber dado algunos “pininos” como capacitador popular en los sectores marginados, trabajó en la graficación de textos para cursos de sociólogos revolucionarios y fue precisamente ahí cuando se encontró de manos a boca con Paulo Freire, sus trabajos y la serie de video-libros de Rius.

En la Universidad de Guayaquil se propuso dictar las clases acompañado de carteles graficados y confeccionó la serie 4 libritos: “Diagramación para todos”, “El Manual de Manuel”, “Para ti Mujer”, “Historia del Mono al Hombre”, “Lucha de Clases”, “El Capitalismo Actual”, etc. con textos de la Ab. Alba Chávez (+), Decana de la FACSO, ya fallecida.

Entre sus obras están: “Diagramación al alcance de todos”, “Elementos de una página y titulación”, “Liderazgo”, “Las muñecas de alambre” y “El periódico mural”

También presentó  sus vivencias en un libro con los temas: “Quien soy en carne, hueso y alma”, “Porqué entré a la FACSO”, “El Taller”, “Cuando pude ser Jefe de Departamento”, “Cuando pude estar en la muerte de Coquín”, “Cuando pude asumir el decanato de la FACSO”, “Cuando me quisieron botar como basura”, entre otros interesantes capítulos de este ilustre docente del periodismo nacional.

Dictó las asignaturas  de Comunicación Popular, Teoría de la Imagen, Diagramación y Elementos del Grafismo a varias generaciones que han egresado de esta unidad académica.

Incursionó en la Comunicación Popular y Alternativa  graficando una serie de folletos con la esencia de Paulo Freire y su adaptación a nuestro medio.

El prestigioso caricaturista con todo lo descrito expresa que “no está satisfecho con su trayectoria, pues no pudo conseguir que la Universidad de Guayaquil instale un taller de enseñanza de caricaturas, donde entre cualquier persona chica o grande, solo con el requisito de tener aptitud y ganas enormes de aprender”.

En la rectorado del Arq. Jaime Pólit Alcívar  solicitó y “más precisamente por la llegada de un alto funcionario del Ministerio de Educación de España, a quien mostró el material gráfico con que trabajaba. Este caballero recomendó la formación de un departamento general de elaboración de ayudas visuales para todas las facultades, pues la Universidad debía ponerse en posición Siglo XXI, donde la enseñanza va acompañada dentro de un mundo visual, y ya ve me jubilé y nadie hizo nada al respecto”.

EL MUNDO DE LAS CARICATURAS

La caricatura juega un papel importante en la vida, igual que el dibujo puede graficar situaciones imposibles, “por ejemplo un sueño, no se necesita pagar actores vivos ni confeccionar escenografías y por tanto es barato, no es como el video o el cine”.

El dibujo en cambio, es como la fotografía pues trabaja con las proporciones reales. En dibujo o fotografía, la cabeza de un adulto es la octava o novena parte del cuerpo.

Mientras que en la caricatura la cabeza es más grande y en los trabajos viene a ser más o menos la quinta parte del cuerpo.

Julián ha hecho caricaturas casi el total de su vida, caricaturas políticas desde cuando hacía dibujitos para las mujeres de los obreros del taller de su padre.

Desde su profesión, relata,  ha visto la vida como una caricatura, como una distorsión de la realidad, de que algún “Dios mete en un cuerpo algo que puede ser un alma para darle movimiento y un ser satánico dirige ese movimiento hacia lo negativo, mientras  otros se aprovechan de  esas  facultades”.

Dios no ha repartido iguales facultades para todos, “eso es lo que ha distorsionado la realidad y ha hecho una caricatura de la vida… y también de la muerte, pues nadie sabe  a ciencia cierta adonde va a dar…de los huesos y la carne sí se sabe…pero ese soplo vital, sin cuerpo qué?”

 

MILES DE VIÑETAS

Así manifiesta este artista de la caricatura, ex docente de la FACSO y un obrero de varios medios de comunicación social de la ciudad de Guayaquil, Julián García Navas, que ha elaborado miles de viñetas.

Por sus manos han pasado presidentes, desde Velasco Ibarra hasta hoy, en un estilo que va desde Armando Avendaño Regato, en sus personajes, quien tenía una falla en el ojo y esa misma característica imprimió a sus “monos”, a la escuela francesa que llegó en los barcos de la flota Santa en forma de revistas y que fue captada por Jaime Salinas, M.A. Gómez y otros, hasta la fusión de los modelos Disney-franceses-Rius-Pepo-Oski-etc.

Con Julián “morirá la escuela francesa en las ilustraciones de sus cuentos montubios, que ya no se publican. Su mejor caricatura nunca la ha hecho, pero la peor sí estuvo por la intentona de recibir su merecido por parte de uno de los Bucaram”.

Sobre esto cuenta que lo llamaron de la Gobernación para una caricatura de los vicios de los primos del ex Intendente Abdalá, que circuló en forma de volante.

Por la noche el periodista gráfico solía concurrir al bar del esmeraldeño “Chompi”, pero una de esas falló y precisamente en esa ocasión llegó a buscarlo uno de los Bucaram afectado, con una camioneta llena de sicarios.

NO SALVARÁN A LA PATRIA

Para terminar el maestro jubilado de  88   años de edad, cree que las caricaturas no salvarán a la patria, “ni así las haga Cristo, habrá que esperar que surja un líder como Pinochet, Stalin o Fidel Castro, para que haga una primera barrida. Solo la eliminación física puede acabar con tanta corrupción, pues  nadie puede llevarse la riqueza al otro lado, solo se la puede  disfrutar aquí. Allá no hay Miami, ni cortes de  adulones  y farsantes, ni vende patrias, ni geishas, ni consortes de hombres”.

PERSONAJES Y MASCOTAS

Este hombre  es dueño de muchos personajes y  mascotas como la que hizo para una compañía de aviación de la entonces Sociedad Carlos Pérez Perasso-Sucre Pérez Baquerizo; “Guachito”, para la lotería nacional que le costó 6 años en cobrar a través de los Jueces; regeneró a “Alberto Kilowatt”, de la Empresa Eléctrica; tira cómica de “Don Jacinto”, que más tarde fue “Don Quijije”, en Expreso; y “Don Goyo”, en diario Manabita de Portoviejo; cientos de caricaturas de personajes locales, nacionales y mundiales, así como ha dictado cursos en Esmeraldas, Portoviejo, Babahoyo, Machala, Loja y gratuitamente en la Fundación El Universo y en el suburbio de la ciudad en que nació y en la que finalmente dormirá el sueño eterno.

Este es Julián, grande como él, sencillo como los que hemos sobresalido en el ámbito del periodismo desde abajo, sin poses, sin egoísmo, sin lujos, sin alardes, con la frente muy en alta por la capacidad y  honestidad al haber brindado gratas experiencias a sus alumnos en la FACSO y en otros talleres dentro y fuera de la ciudad.

Ese es el Maestro de quien me precio de ser su amigo desde hace muchísimos años, pero que juntos sufrimos una gran decepción, él como docente y yo como empleado administrativo, aún esperamos que la institución a la que brindamos nuestro esfuerzo, la UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL, nos cancele la jubilación complementaria por nuestros años de servicio. ¡Un abrazo Julián mi homenaje en vida para ti!

PIE DE FOTOS:

*Julián García y Walter González, amigos en la FACSO y en el medio.

*Su propia caricatura.

*Esta caricatura se la hizo al autor de esta nota cuando cumplió  30 años de servicio a la Universidad de Guayaquil.

*Caricatura de Coquín Alvarado.

*Caricatura del Ing. Luis Marín Nieto.

*El día que Prensamérica Internacional  reconoció a los caricaturistas de los medios guayaquileños.

 

 

 

 

 

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

SOBRE HISTORIA

EL PAÍS.COM

Roberto González Short shared their article on Facebook
Hace 12 horas
Ángel Rafael Martínez Alarcón’s article was featured
Hace 12 horas
WALTER GONZALEZ ALVAREZ’s article was featured
Hace 21 horas
Roberto González Short shared their article on Facebook
Hace 21 horas
Roberto González Short shared their article on Facebook
ayer
Roli Marín Tapia’s article was featured
ayer
Roberto González Short shared their article on Facebook
ayer
Roberto Godínez Soto’s article was featured
ayer
Carlos Enrique Garcia Neira’s article was featured
Miércoles
Roberto González Short’s blog post was featured
Martes
Roberto González Short compartió su publicación de blog en Facebook
Martes
Roberto González Short shared their article on Facebook
Martes
Ángel Rafael Martínez Alarcón’s article was featured
14 de Ago.
Roberto González Short shared their article on Facebook
14 de Ago.
WALTER GONZALEZ ALVAREZ’s article was featured
14 de Ago.
Pedro Pablo Polo Anaya shared their article on Facebook
13 de Ago.
Más...

.:LOS ALBAÑILES:.

ÚLTIMAS NOTICIAS

SOMOS CULTURA