PUBLICAR NOTICIAS ----------------------------------------------------------------- Aqui (+)

PRENSAMÉRICA INTERNACIONAL© / RT EN VIVO...

 “EL  BÚHO” FUE  EL PRIMER SITIO DE REUNIÓN DE PERIODISTAS, INTELECTUALES, MÚSICOS Y ARTISTAS.

Como es conocido por los guayaquileños de otros tiempos, el bohemio lugar nocturno de diaria reunión de los músicos de la década de los años 30 y 40 etc. fue el llamado “La Lagartera”, en la Plaza de la Victoria, esquina noreste de las calles Clemente Ballén y Quito, donde hoy está la Farmacia Victoria, sitio del que saldrían y triunfarían, después, los más populares e inolvidables cantantes “pasilleros”, guitarristas, compositores y conjuntos de baile. A pocos metros de allí estaba el Cine Victoria, del ciudadano alemán don Julio Wickenhauser, con su incomodidad, sus butacas viejas, sus insectos y todo…

La bonita música nacional de aquellos años se mezclaba entonces en la famosa esquina guayaquileña con los ritmos extranjeros de moda. Desde el “one-step”, el pasodoble, el fox-trot, etc. hasta los pasillos, especialmente costeños y los cachullapis, albazos, etc. los boleros, guarachas, se extendían en variedad de géneros musicales, revelándonos la sensibilidad artística de cada país y de su alegre juventud.

LA LAGARTERA DE HOY

Desde el primer día en que se reunieron los músicos trasnochadores, en la primera y auténtica “Lagartera”, la de ahora, en Lorenzo de Garaycoa y Colón, es posterior y nueva, para ganarse unos cuantos sucres, serenateando a las chicas guayaquileñas enamoradas, hasta que llegaron los micrófonos de las dos primeras estaciones comerciales, Ecuador Radio y la Voz del Litoral, para hacerse escuchar y popularizarse, transcurrió poco tiempo.

Lo cierto es que ellos aportaron, también, su granito de arena en el auge e incremento de nuestra radiodifusión, dando alegría, inspiración y ritmo a la ciudad.

PRESENTACIONES EN TEATROS

Paco Villar

Si nos preguntan los nombres de estos recordados artistas les diremos que son muchos y pueden averiguarlos a quienes fueron jóvenes, a los de anteayer y a los de ayer. Unos les contarán de inolvidables serenatas al pie de un balcón, en una barriada guayaquileña, cuando no había peligro para darlas, lógicamente; otros, de actuaciones en la “concha acústica” del antiguo y ya extinguido American Park, de don Rodolfo Baquerizo Moreno; aquellos, de presentaciones en los escenarios de los Teatros Olmedo, Edén, Colón, Ideal, todavía está este edificio en pie en las calles Eloy Alfaro y Letamendi; Bolívar, Quito, donde está radio Morena; y Victoria, o de las interpretaciones a bordo de los barcos que llevaban turistas en invierno al balneario de Posorja.

Carlos Silva Pareja, con su pesado instrumento

PROGRAMA CUMBRE

Y así continuarán viniendo a la memoria nombres y más nombres de unos cuantos artistas nacionales, que “paraban” por las noches, en “La Lagartera”, la auténtica, de Clemente Ballén y Avenida Quito y que fueron luego a dar con sus voces, instrumentos e inspiraciones a la Radio, que comenzaba a cobrar auge entre nosotros por aquellos lejanos tiempos.

Un programa cumbre de Radio El Telégrafo fue “El Teatro en su Hogar”, 1940-1949, en su primera etapa, con su esplendoroso aparato escénico y la magia de la técnica radio teatral, dirigido por Paco Villar, el gallego-ecuatoriano, de magnífica pronunciación y porte distinguido, ya fallecido, con la eficaz colaboración de doña Elsy Vidal, la gran dama del teatro nacional, la actriz de carácter doña Conchita Pascual, de nacionalidad española, que estuvo avecindada entre nosotros, ya fallecida; Enrique Vega Ruilova, “Alberto Blanco”, que pensamos llegaría hasta el años 2000, frente a los micrófonos, el humorista Antonio Cajamarca, “Toño”; Margot Mendoza, Carmencita Rivas, que ya era la voz sentida del tango, Ralph del Campo Cornwall, personaje multifacético, María Luisa Martínez, la “Ñata guayaca”; Gonzalo Heredia, Carmita Palacio, Luis Martínez Moreno, “el Chileno”, “Rafael Hernández”  Rafael Guerrero Valenzuela como “Rafael Hernández” y algunos artistas más, profesionales y aficionados, que se nos escapan de la memoria, quienes nos proporcionaron la continuación del radioteatro ya iniciado en otras emisoras de Guayaquil, que le antecedieron a Radio El Telégrafo, unos cuantos años atrás.

EL TEATRO EN SU HOGAR

La popularidad y prestigio logrados por el gran elenco estable de Radio El Telégrafo y su muy sintonizado espacio dominical de las 9H15 en punto de la noche, “El Teatro en su Hogar”, en su época de oro, auspiciado por la Lotería de Guayaquil, con el apoyo de don José Santiago Castillo, “Josancas”, y que tanto contribuyó a la difusión de la cultura escénica, sacó en ese tiempo la mayor ventaja del micrófono y de las posibilidades de la voz humana, utilizando mejor los efectos sonoros y las cortinas y música de fondo, manejados  desde la consola de control por el “güero” Pepe Wither y Guilermo Drouet, y en determinados momentos por su reemplazo, “guatusa” Donoso ambientando  así y dando mayor realismo a las escenas radio teatrales y recurriendo en ciertos casos a las adaptaciones de obras españolas ex profesamente escritas para el teatro.

Enrique Vega Ruilova

AL BÚHO

Todos sus actores y actrices, recordaremos iban a parar después de sus representaciones al acogedor y bohemio salón de comidas “El Buho, al lado  del edificio de diario El Telégrafo, en la avenida 10 de Agosto al salir a Boyacá, donde también al filo de la madrugada y luego  de sus fatigosas tareas periodísticas, “caían” don Adolfo H. Simmonds, José Santiago, Manuel Eduardo y Abel Romeo Castillo, el poeta Enrique Segovia, José Joaquín  Pino de Icaza, Juan Emilio Murillo, Ezequiel Abad Hurtado, el uruguayo Héctor Alejandro Lamas, Rafael Guerrero Valenzuela, “Moncho” Carbo, Lucho Alcívar Elizalde, Bartolomé Rodríguez Bravo, Pablo Ney Vela Rendón, Jorge “Coco” Pesantez, Antonio del Campo, Jorge Dueñas Cartagena, Carlos Ordóñez Goetta y otros cuyos nombres se nos escapan.

Ha quedado únicamente la nostalgia por ese inolvidable sitio nocturno de reunión “El Buho” y por este elenco familiar de los hogares guayaquileños que consiguió centrar la atención  del público de todo el Ecuador y reunió en su amplio salón-auditorio en el último piso del edificio del diario El Telégrafo, del lado de la calle Boyacá, una selecta concurrencia que domingo a domingo se daba cita para presenciar y seguir de cerca el desarrollo de las obras de la literatura clásica universal interpretados por estos esforzados actores del teatro y de la radio.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

SOBRE HISTORIA

EL PAÍS.COM

WALTER GONZALEZ ALVAREZ’s article was featured
ayer
Roberto González Short shared their article on Facebook
ayer
Roberto González Short’s article was featured
ayer
WALTER GONZALEZ ALVAREZ’s article was featured
Miércoles
Roberto González Short shared their article on Facebook
Miércoles
Roberto González Short shared their article on Facebook
Miércoles
Roberto González Short shared their article on Facebook
Miércoles
WALTER GONZALEZ ALVAREZ’s article was featured
Miércoles
Ángel Rafael Martínez Alarcón’s article was featured
Lunes
Carlos Enrique Garcia Neira’s article was featured
17 de Jun.
Roberto González Short shared their article on Facebook
15 de Jun.
Maria M. Sánchez’s article was featured
15 de Jun.
Roberto González Short’s blog post was featured
14 de Jun.
Roberto González Short compartió su publicación de blog en Facebook
14 de Jun.
Carlos Enrique Garcia Neira’s article was featured
13 de Jun.
WALTER GONZALEZ ALVAREZ’s article was featured
13 de Jun.
Más...

.:LOS ALBAÑILES:.

ÚLTIMAS NOTICIAS

SOMOS CULTURA